A todos nos llega. A unos primero, a otros después. Todos pasamos por eso. Minutos que cuentan. Insomnio. Nerviosismo. Preocupación. A todos nos llegan momentos oscuros en nuestra vida. Tocamos fondo. No comprendemos, pero esta pasando. No sabemos por que, pero esta sucediendo. Eso no es lo más importante. Lo más importante es lo que nosotros hacemos en esos momentos oscuros de nuestra vida. Como manejamos esos momentos. Cuando llega ese tiempo nos damos cuenta que hay cosas que no sabemos manejar. ¿Qué hacer? Quizás la experiencia de David nos haga reflexionar y aprender como manejar los días oscuros de nuestra vida. David cayó en el fango. Eso no es lo peor, todos caemos. Lo que hizo David cuando cayo en el fango es lo que nos ocupa meditar hoy. Se encontró en una encrucijada y tomo el camino equivocado. Dieciséis meses de desobediencia. Dieciséis meses sin salmos. Quizás la experiencia de David nos sirva de reflexión y enseñanza.

Dieciseis meses sin salmos.

Anuncios