Archivos de la categoría ‘Testimonio’

irma2Mientras escribo estas letras, escucho a cada momento, por todos los medios, las opiniones de los expertos y los pronósticos. No se habla en Miami de otra cosa que del huracán Irma. ¡Ni siquiera se habla de Donald Trump! Se avecina un huracán, categoría 5, la mayor de la escala Zaphir-Simpson, con vientos que superan las 180 millas por hora. Según las estadísticas, el huracán mas grande y mas poderoso de la historia de los huracanes en esta parte del Atlántico. Se llama Irma. Es un nombre de origen germánico, que significa “que se consagra a Dios” o “aquella con gran fortaleza”. Lo de consagrada a Dios tiene mucha tela para hablar de eso. Lo de gran fortaleza es cierto. Es una tormenta con gran fortaleza. El significado del nombre da para pensar un poco, pero no es mi propósito eso ahora, sino pensar sobre estos desastres naturales como una muestra, un atisbo, un adelanto de los juicios de Dios sobre los hombres y los países, y a la vez analizar la actitud del pueblo de Dios en medio de estos desastres.

Los desastres naturales no son casuales. Son parte de los juicios providenciales de Dios en la tierra. Leamos lo que dice Eliu, uno de los amigos de Job…

«He aquí, Dios es grande, y nosotros no le conocemos,
Ni se puede seguir la huella de sus años.

El atrae las gotas de las aguas,
Al transformarse el vapor en lluvia,

La cual destilan las nubes,
Goteando en abundancia sobre los hombres.

¿Quién podrá comprender la extensión de las nubes,
Y el sonido estrepitoso de su morada?

He aquí que sobre él extiende su luz,
Y cobija con ella las profundidades del mar.

Bien que por esos medios castiga a los pueblos,
A la multitud él da sustento.

Con las nubes encubre la luz,
Y le manda no brillar, interponiendo aquéllas.

El trueno declara su indignación,
Y la tempestad proclama su ira contra la iniquidad.» (Job 36: 26-33)

 

«Asimismo por sus designios se revuelven las nubes en derredor,
Para hacer sobre la faz del mundo,
En la tierra, lo que él les mande.

Unas veces por azote, otras por causa de su tierra,
Otras por misericordia las hará venir.» (Job 37: 12-13)

 

Paradojicamente, el  hombre le teme a los desastres naturales y no le teme al Dios Santo. Se aterra ante una tormenta y no le importa pecar contra Dios y sus mandamientos, por cuya causa vienen estos desastres, cuando desborda la paciencia de Dios. Hace muchos años que el liberalismo, en varios de sus diferentes rostros, atenta contra los cimientos cristianos de E.U.A. El aborto y el matrimonio homosexual son los caballos de batalla que hoy abundan en este país. El aborto es un desafío asesino sobre la vida que proviene del Creador. El matrimonio homosexual es un ataque al diseño de Dios para la familia. En las escuelas se enseña la evolución y no la creación. La oración se quito para no ofender a otros credos. El Evangelio es usado por una banda de ladrones y delincuentes como fuente de ganancias, despojando en nombre de Dios a la gente del dinero de sus familias que han ganado honestamente. La copa de la paciencia de Dios se rebosa a menudo con estas cosas y El descarga sus juicios providencialmente sobre los hombres por causa de sus iniquidades.

Estoy completamente seguro que Irma es mensajera de los juicios de Dios para esta parte de E.U.A, los hombres, solo piensan en pasar la tormenta, pero no se detienen a pensar en el motivo de la tormenta.

¿Que deben hacer los cristianos en medio de estos desastres providenciales de parte de Dios? ¡Seguir confiando en Dios! Estar tranquilos, confiados en que Dios mira al pueblo de su Pacto. No nos sacara de la tormenta, sino que con poder nos protegerá en medio de ella. El mismo poder que hizo que Irma se formara como un poderoso huracán, es el que nos librara de ser dañados por ella.

Busca tu Biblia, ábrela en Éxodo capitulo 12, y antes de seguir leyendo mi escrito, lee ese capitulo, luego vuelve conmigo. Las casas de los hebreos no fueron tocadas por el angel de la muerte que voló sobre Egipto matando a todos los primogénitos. La sangre del cordero pascual, mandada a poner por Dios en los dinteles y columnas de las puertas hizo que pasara de largo el destructor. Así mismo ha pasado y seguirá pasando con los hijos de Dios, porque es el mismo Dios y el Pacto con su pueblo no ha caducado. Cristo, nuestra Pascua, ya fue sacrificada por nosotros (1 Corintios 5:7) su sangre ya fue puesta a nuestro favor. Si sobre nuestros corazones su sangre fue derramada, ¡cuanto mas sobre nuestros hogares! Hoy quizás para muchos que dudan o que no lo creen, cobren valor las palabras del apóstol Pablo al carcelero de Filipos: «SERAS SALVO TU Y TU CASA»

Aun con esa demostración del poder y la protección de Dios sobre su pueblo, hay cristianos angustiados, preocupados, temerosos, alterados, huyendo hacia otros lugares porque tienen miedo de Irma. Los cristianos no debemos temer a Irma, sino confiar en el poder de Dios y en sus fieles promesas para con el pueblo de su Pacto.

Hoy hay pastores huyendo hacia otras ciudades dejando a sus congregaciones detrás porque temen a Irma. No juzgo mas alla. Si ellos decidieron huir de Irma, yo quiero ver el poder de mi Dios en Irma. Confío en las promesas de un Dios fiel y justo que no ha llamado a sus hijos para juicio, sino para alcanzar salvación en Cristo Jesus. (1Tes. 5:9)

¿Que ha de hacer el justo, como deben pensar, como deben hablar? Esa pregunta ya fue respondida hace siglos por el rey David, inspirado por el Espíritu Santo dijo lo siguiente:

«En Jehová he confiado;
    ¿Cómo decís a mi alma,
    Que escape al monte cual ave?

Porque he aquí, los malos tienden el arco,
Disponen sus saetas sobre la cuerda,
Para asaetear en oculto a los rectos de corazón.

Si fueren destruidos los fundamentos,
¿Qué ha de hacer el justo?

Jehová está en su santo templo;
Jehová tiene en el cielo su trono;
Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.

Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

Sobre los malos hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.

Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro.» (Salmo 11)

 

Dios no nos libra de Irma, sino que nos librara en Irma. A El sea la gloria y la honra por siempre.

 

Anuncios

jano«Gracias a Dios ya se nos va acabando la euforia de la saturnalia romana y a la que los profanos llaman “navidad de Cristo”, pero aún no es el final, aún nos queda la festividad de fin de año y la entrada del nuevo año.

Muchos le hablan al año como si éste fuese una persona y se preguntan qué pedirles al año nuevo, como si el año en sí mismo tuviese capacidad de pensar, sentir u obrar ¿A qué se debe esto?

Los romanos tenían otra deidad que representaba el pasado y el futuro, una divinidad a la que llamaban JANO, de ahí su etimología en inglés “January”, de donde toma nombre el mes de Enero en el castellano.

Obviamente este dios quedó en el baúl de los recuerdos y nadie rinde culto directo a esta falsa deidad en la actualidad, pero sus malas costumbres y ritos quedaron plasmados en nuestra cultura anticristiana, a la que por cierto hay que culturizar con una visión o cosmovisión correcta del Reino del Mesías. No se trata de sincretizar, ni de poner remiendos nuevos sobre trapos viejos -como ya se hace con la falsa navidad- sino de destruir completamente todo lo que es propio del paganismo para construir una sociedad donde se haga palpable el Reino de Cristo.

Los paganos antiguos, al igual que en la actualidad, hacían todo tipo de rituales y actos supersticiosos para ver cómo les iría en el nuevo año o para que les fuese de la manera que ellos esperaban. Esto en un mundo sin Dios y sin esperanza es de lo más normal, aunque no hay justificación alguna y menos ante los ojos de Dios. Unos usan ropa interior roja, otro las uvas de la suerte, otros el champán, otros van al mar y hacen baños rituales de limpieza, y dependiendo de cada país y cultura harán mil cosas distintas.

Satanás, el padre de toda mentira, sabiendo que tiene al mundo gentil bajo su engaño se ha ensañado con la iglesia, especialmente ahora que la Venida del Señor se acerca y con ella su destrucción ¿De qué manera sutil ha querido introducir sus supersticiones en la iglesia?

Desgraciadamente vemos en las iglesias “cristianas” una especie de brujería y adivinación completamente opuestas al Cristo y al Espíritu de los Evangelios. Encontramos que muchos se reúnen a orar a las 12’00 en punto, como si orar en otro momento careciese de “poder” o fueran oraciones ineficaces. Otros entran en guerras espirituales terribles con un pánico propio de incrédulos ante el nuevo año para que Dios les proteja de los futuros ataques de diablo que consideran “omnipotente”. Hay velas, bullicios, llantos, gritos, frenesí y todo tipo de desorden más propio del culto a los baales durante los tiempos de Elías que del culto regulado por el Dios vivo y verdadero ¿No hacen esto los paganos con otras maneras y formas pero con el mismo espíritu? Se acercan a las iglesias buscando a sus profetas o apóstoles de turno para que les digan qué les va a acontecer durante el nuevo año como si se tratara de una especie de adivino o astrólogo, o una especie de “horóscopo cristiano”, entrando así en un juego tan peligroso en el que el espíritu operante no es otro que el mismo espíritu del maligno que ahora opera en los hijos de desobediencia. Les intriga el futuro y quieren descorrer el velo para saber qué les acontecerá, como si Dios no fuese Señor del 2017 y tuviese todo bajo su control absoluto. Se acercan a Dios con reclamos como si Éste fuese el genio de la lámpara concediendo deseos a niños caprichosos. Para ninguno de estos “cristianos” la Biblia es suficiente ¿Cómo podemos llamar a todo este tipo de actos, ritos y formas de culto sino “brujería cristiana”? Quieren saber cómo le irán los negocios, si su familiar enfermo sanará, si deben cambiar de domicilio, si se casarán o si los asuntos que tienen en litigios les serán resueltos.

Pocos piensan en que Dios hará lo que quiera hacer, que su voluntad es perfecta, que las cosas ocultas son de su incumbencia exclusiva y que a nosotros solo nos corresponde tomar la cruz de Cristo y seguir adelante hasta alcanzar la gloria.

¿Quieres saber lo que te depara el 2017 como cristiano? Te esperan tentaciones, pruebas, adversidades, oposición y aflicciones por causa de Cristo si verdaderamente eres su discípulo y llevas Su Palabra. Pero en todo esto la gracia de Dios estará sobre ti para que puedas resistir y mantenerte firme para que hagas Su Voluntad.

Tu voluntad, tus deseos, tus anhelos no son importantes. Tu felicidad tampoco. Cristo no vino al mundo para ser feliz sino para hacer la voluntad del Padre que le había enviado y tú debes mirarlo como lo mira Cristo, pues para eso eres un seguidor/a suyo. Si Cristo hubiese buscado la felicidad personal no hubiese muerto en la cruz y no habría salvación para el pecador. Tampoco vino para hacerte feliz a tí sino para sacarte de la inmundicia y hacerte santo por su sangre derramada.

Dijo Martin Luther King que no estamos aquí para ser felices sino para hacer la voluntad de Dios por encima de todas las cosas, pase lo que pase y cueste lo que cueste ¡Ese es el Espíritu del Evangelio! Huye de los profetas susurradores, de los pastores halagüeños, de los labios lisonjeros…¡Parate firme, toma tu cruz y lleva con la cabeza alta los oprobios de Cristo! Recuerda que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la Gloria venidera que ha de manifestarse en los que son de la fe de Jesús, y recuerda que esa Gloria no es aquí sino en la ciudad celestial, la que ya se aproxima junto al Gran Rey. Huye de esos “cultos de adivinadores”, no vayas tras hombres iluminados ni tras profetas falsos que engañan al pueblo de Dios prometiendo paz y prosperidad o regalando ministerios a diestro y siniestro. Acude con un corazón contrito ante el Dios Todopoderoso, el cual, hasta ahora, permanece sentado en su Trono de Gracia para darte Su socorro. Cristo es suficiente. Su Palabra es suficiente. El Señor Viene Pronto. Amén!»

Pr. Juan Sanabria Cruz

(el Pr. Juan Sanabria es pastor de la Iglesia Cristiana Reformada en Gran Canaria, Islas Canarias)

suicidio_osito111Tratar el tema del suicidio es fuerte para mi. La familia de un suicida sufre mucho. El 2 de enero de 1994 mi padre se suicido. Mi hermano y yo habíamos estado con el solamente 10 días antes. Tenia 65 años al quitarse la vida. Su salud física era como la de un roble. Su salud mental estaba muy debilitada. La nota que el dejo no la puedo olvidar, “avisen a mis hijos, y que me perdonen por esto que hice”. No puedo seguir dando detalles, porque aun hoy, después de 19 años de ese suceso tan triste en nuestra familia, lloro a mi padre. El no era cristiano, y eso todavía remueve mas.

¿Por que he decidido escribir esto a pesar que remueve tantos sentimientos y sacude fuertemente mi corazón? Por causa del evangelio de Jesucristo y la fe de los santos.

Es notorio el alboroto que hay en las redes sociales, y en la blogosfera cristiana después de lo dicho por John McArthur en las conferencias POR SU CAUSA en República Dominicana. He leído muchas opiniones y reacciones al tema. He analizado el tema, cambiando mi almohada de aquí para allá. No puedo quedarme tranquilo ante tanta confusión creada tras esa irresponsable declaración de John McArthur.  Las preguntas en los fieles son cientos, y las propuestas de respuestas las doblan en numero. Voy a dar mi aporte desde la Palabra de Dios, y con un pañuelo cerca para limpiar las lagrimas que este tema remueve en mis sentimientos.

¿PUEDE UN VERDADERO HIJO DE DIOS SUICIDARSE?

La respuesta a esta pregunta hay que abordarla desde dos ángulos que se complementan. La muerte y la Soberanía de Dios.

El asesinato es un pecado ante los ojos de Dios. Suicidarse es asesinarse uno mismo. El hombre no tiene ningún derecho de quitar la vida a otro hombre, cuanto menos quitarse la propia. Es un acto contra la Soberanía de Dios, quien es el Autor de la Vida. Solo El da vida, y solo El la quita. Los hombres son los que matan. Dios no mata a nadie. El lenguaje de la Palabra de Dios es certero: Dios hace morir (1Samuel 6:19; Salmo 78:31; 51). El pecado y su consecuencia avisada afecto tanto al hombre, que no solo mata a otro hombre, sino que puede llegar a matarse el mismo. Desde los comienzos el asesinato comenzó a hacer estragos. Cain mato a su hermano Abel.

Según la Palabra de Dios, El ha prefijado el orden de los tiempos y ha establecido los limites de la habitación de cada ser humano (Hechos 17:26). Como Dios Absolutamente Soberano de este Universo, Dios ha establecido todo, por lo tanto, la pregunta de este tema se responde con otra pregunta, ¿HA ESTABLECIDO DIOS QUE UN VERDADERO HIJO DE DIOS SE QUITE LA VIDA EL MISMO? …..y yo voy un poquito mas allá, ¿HA ESTABLECIDO DIOS EN SU SOBERANIA Y PROVIDENCIA QUE UN HIJO DE EL COMETA UN PECADO QUE EL MISMO PROHIBE EN SU LEY?

Matarse uno mismo es evidencia que se ha dejado afuera a Dios, quien es el Dador de la Vida, entonces, es algo inverosímil que pensemos que Dios va a pre ordenar que un hijo de El, quien ha sido sacado de muerte a vida por Jesucristo, y a quien Dios ha puesto su Ley en su corazon,  regrese a la cultura de la muerte, invirtiendo el proceso de la salvación. El evangelio de Jesucristo es la cultura de la Vida por excelencia. Son las buenas noticias de salvación en Cristo, quien vino a darnos vida, y vida en abundancia (Juan 10:10). Doctrinalmente es imposible concebir al Dador de la Vida, preordenando a un hombre a quitarse la vida el mismo, cuando ese hombre fue sacado de la muerte para darle vida.

Un verdadero hijo de Dios puede morir a manos de otro. Si Dios así preordeno los limites de su habitación, debido a sus planes y designios secretos, cuenta como asesinato para el victimario. Un hijo de Dios puede morir de enfermedad, o de buena vejez, o por un accidente de trafico, o por un accidente domestico, o incluso, Dios puede preordenar la muerte de un hijo de El en forma de martirio por el evangelio, pero lo que no puede preordenar Dios es que un hijo de El se quite la vida el mismo. Digo “no puede” no desafiando el poder y la Soberana autoridad del que todo lo puede, sino porque iría en contra de Si Mismo, y la Palabra de Dios es clara en enseñarnos que si El saca a un hombre de la muerte, para darle vida en Jesucristo, no va a ordenar que ESE MISMO HOMBRE SE QUITE LA VIDA POR SI MISMO, sino que es Dios quien le HACE MORIR, de la forma que haya determinado en su Soberanía. Un hombre impío y reprobado puede quitarse la vida, porque esta metido completo en la cultura de la muerte, y esta viviendo en desafío constante de la Soberanía y Providencia de Dios, pero un verdadero hijo de Dios no se puede quitar la vida por el mismo, el Espíritu Santo que mora en el le anhela celosamente, (Santiago 4:5) y el mismo Dios que aguanto la mano de Abraham para que no asesinara a su hijo (Génesis 22: 11-12) detendrá cualquier pensamiento que un hijo de Dios tenga al respecto. La vida de sus hijos le pertenece a Dios, no a ellos mismos, y su Espíritu da testimonio de eso a nuestro espíritu. (Romanos 8:16).

La Escritura dice que la obra que comenzó Dios en nosotros EL ES QUIEN LA PERFECCIONARA HASTA EL DIA DE JESUCRISTO,  (Filipenses 1:6)  El suicidio seria una regresión, una vuelta atrás en la vida de un creyente, una imperfección donde Dios esta perfeccionando, por lo tanto, queda fuera de este versículo bíblico, queda fuera de la vida de un verdadero hijo de Dios. Punto!!!! No hay mas!!!!

El texto de 1Corintios 10:13 nos da luz en medio de este escabroso tema. Leamos…. “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.” Si Dios nos promete DAR LA SALIDA, PARA PODER SOPORTAR, ¿que cabida tiene el suicidio en un creyente? El suicidio es un camino cerrado en la mente del que lo comete. Una encrucijada sin salida. Un problema sin solucion. Un creyente esta bajo la promesa de Dios.

Por lo tanto, desde la perspectiva de la Soberanía de Dios, analizando la cultura de la muerte, la cultura de la vida que es el evangelio, la doctrina bíblica de la salvación en Cristo, y la preservación de la vida de un creyente por parte de Dios mismo, no considero que un verdadero creyente se suicide. El suicidio no esta contemplado en la forma que un hijo de Dios va a morir. Fuimos preordenados por Dios para vida, no para suicidarnos. El Dios de los cristianos HACE MORIR a un creyente, NO LO HACE SUICIDARSE. John McArthur, desde su micrófono ha dado un codazo a la brújula del evangelio y ahora gira alocadamente para muchos indicando ninguna dirección precisa. Hay familias afectadas por la muerte autoinfligida de alguno de sus miembros que quizás frecuento la iglesia, y ahora ante esta disyuntiva están desorientados por alguien que se supone fue llamado a orientar y enseñar la sana doctrina bíblica al pueblo de Dios. Creo que John McArthur no tiene las cosas claras en cuanto al suicidio como hecho perteneciente a la cultura de la muerte. Y no tiene las cosas claras en cuanto a esto, porque no tiene tampoco las cosas claras en cuanto al evangelio de Jesucristo que dice defender por 50 años.  John McArthur esta confundido y ha confundido a muchos creyentes. Quiera el Señor que muchos siervos de El, vengan ahora detrás arreglando el desorden que ha dejado McArthur.

Recojo mi pañuelo mojado por las lagrimas que este tema saco, pero confío en el Señor que haya servido para que muchos puedan darse cuenta que no pertenecemos a una cultura de muerte, sino a una cultura de vida, que aun en condiciones difíciles, el Espíritu de Dios que mora en nosotros nos preservara hasta el fin de nuestros días, que han sido preordenados para vida, por un Dios que es Dios de vivos, no de muertos.

A John McArthur y a todos los que piensan como el, Jesús les responde desde su evangelio: “Dios no es Dios de muertos, sino Dios de vivos; así que vosotros mucho erráis.” (Marcos 12:27).

SOLI DEO GLORIA!!

Synode_te_DordtrechtA raíz de la muerte de Jacobo Arminio (1610) sus seguidores elaboraron una protesta (hol. “remonstrant”) donde lanzaban agudas criticas sobre el calvinismo y sus enseñanzas diciéndole a las gentes que la predestinación era un fatalismo, que el calvinismo enseñaba que Dios era el autor del pecado (confundiendolo con el hipercalvinismo), que se enseñaba a los hombres que los pecados que cometieran no les perjudicaba en nada su salvación, que se promovía un libertinaje en el creyente, que el dios que predicaba el calvinismo era tiránico, caprichoso y cínico ya que condeno a la mayor parte de la humanidad sin siquiera tener en cuenta pecado alguno. Estas entre muchas eran las calumnias que los “remonstrantes” arminianos lanzaban sobre la doctrinas reformadas en las iglesias,  tergiversando al máximo la fe reformada. Su protesta fue resumida en cinco puntos principales, y tal fue la agitación que provoco tal protesta dentro de las iglesias que fue necesaria la convocación de un sínodo de las iglesias reformadas a fin de responder enérgicamente a tal protesta arminiana. El sínodo de Dort (ciudad de Dordrecht) fue realizado en 1618-1619. Aunque fue un sínodo de las iglesias nacionales de los Países Bajos, tuvo carácter internacional también, porque habían 26 delegados de otros 8 países. La primera reunión del sínodo fue el 13 de noviembre de 1618 y la ultima fue el 9 de mayo de 1619. Un total de 154 reuniones a lo largo de 6 meses. La respuesta del sínodo fue elaborada en cinco puntos, como respuesta a los cinco puntos de la protesta arminiana.

A continuación les cito las conclusiones de las actas de Dort.

Esta es la explicación escueta, sencilla y genuina de la doctrina ortodoxa de los CINCO ARTÍCULOS sobre los que surgieron diferencias en los Países Bajos, y, a la vez, la reprobación de los errores que conturbaron a las iglesias holandesas durante cierto tiempo. El Sínodo juzga que tal explicación y reprobación han sido tomadas de la Palabra de Dios, y que concuerdan con la confesión de las Iglesias Reformadas. De lo que claramente se deduce que aquellos a quienes menos correspondían tales cosas, han obrado en contra de toda verdad, equidad y amor, y han querido hacer creer al pueblo que la doctrina de las Iglesias Reformadas respecto a la predestinación y a los capítulos referentes a ella desvían, por su propia naturaleza y peso, el corazón de los hombres de toda piedad y religión; que es una comodidad pala la carne y el diablo, y una fortaleza de Satanás, desde donde trama emboscada a todos los hombres, hiere a la mayoría de ellos y a muchos les sigue disparando mortalmente los dardos de la desesperación o de la negligencia. Que hace a Dios autor del pecado y de la injusticia, tirano e hipócrita, y que tal doctrina no es otra cosa sino un extremismo renovado, maniqueísmo, libertinismo y fatalismo; que hace a los hombres carnalmente descuidados al sugerirse a sí mismos por ella que a los elegidos no puede perjudicarles en su salvación el cómo vivan, y por eso se permiten cometer tranquilamente coda suerte de truhanerías horrorosas; que a los que fueron reprobados no les puede servir de salvación el que, concediendo que pudiera ser, hubiesen hecho verdaderamente todas las obras de los santos; que con esta doctrina se enseña que Dios, por simple y puro antojo de Su voluntad, y sin la inspección o crítica más mínima de pecado alguno, predestinó y creó a la mayor parte de la humanidad para la condenación eterna; que la reprobación es causa de la incredulidad e impiedad de igual manera que la elección es fuente y causa de la fe y de las buenas obras; que muchos niños inocentes son atrancados del pecho de las madres, y tiránicamente arrojados al fuego infernal, de modo que ni la sangre de Cristo, ni el Bautismo, ni la oración de la Iglesia en el día de su bautismo les pueden aprovechar; y muchas otras cosas parecidas, que las Iglesias Reformadas no sólo no reconocen, sino que también rechazan y detestan de todo corazón.
 
Por tanto, a cuantos piadosamente invocan el nombre de nuestro Salvador Jesucristo, este Sínodo de Dordrecht les pide en el nombre del Señor, que quieran juzgar de la fe de las Iglesias Reformadas, no por las calumnias que se han desatado aquí y allá, y tampoco por los juicios privados o solemnes de algunos pastores viejos o jóvenes, que a veces son también fielmente citados con demasiada mala fe, o pervertidos y torcidos en conceptos erróneos; si no de las confesiones públicas de las Iglesias mismas, y de esta declaración de la doctrina ortodoxa que con unánime concordancia de todos y cada uno de los miembros de este Sínodo general se ha establecido.
 
A continuación, este Sínodo amonesta a todos los consiervos en el Evangelio de Cristo para que al tratar de esta doctrina, tanto en los colegios como en las iglesias, se comporten piadosa y religiosamente; y que la encaminen de palabra y por escrito a la mayor gloria de Dios, a la santidad de vida y al consuelo de los espíritus abatidos; que no sólo sientan, sino que también hablen con las Sagradas Escrituras conforme a la regla de la fe; y, finalmente, se abstengan de todas aquellas formas de hablar que excedan los límites del recto sentido de las Escrituras, que nos han sido expuestos, y que pudieran dar a los sofistas motivo justo para denigrar o también para maldecir la doctrina de las Iglesias Reformadas.
 
El Hijo de Dios, Jesucristo, que, sentado a la derecha de Su Padre, da dones a los hombres, nos santifique en la verdad; traiga a la verdad a aquellos que han caído; tape su boca a los detractores de la doctrina sana; y dote a los fieles siervos de Su Palabra con el espíritu de sabiduría y de discernimiento, a fin de que todas sus razones puedan prosperar para honor de Dios y para edificación de los creyentes. Amén.
 
En el sínodo de Dort el arminianismo fue declarado una herejía para la iglesia, y por consiguiente, también el hipercalvinismo ya que muchas de las calumnias que los ‘remonstrantes’ lanzaron sobre la doctrina reformada no provenían del ‘calvinismo’ sino del ‘hipercalvinismo’ el cual también fue rechazado. Después del sínodo, y en virtud de sus declaraciones, muchos pastores y ministros que sostenían las enseñanzas arminianas fueron removidos de sus lugares de ministerio que ocupaban dentro de las iglesias reformadas. 
 
Dort esta vigente hoy. El arminianismo y el hipercalvinismo son herejias. El arminianismo volvió a renacer tiempo después porque su impulsor, el padre de Mentira, sabe que es una doctrina de confusión muy efectiva dentro de la iglesia. Pero no ha resucitado solo, sino que también ha regresado con su compañero de confusión: el hipercalvinismo. Ambos están atacando hoy mas que nunca contra las iglesias, confundiendo a los creyentes llevándolos de la mano por un camino falso, y ensombreciendo la verdad de la Palabra de Dios a los ojos de las gentes. 
 
El propósito de mi articulo hoy es para alertar a todo ministro o pastor reformado, que en virtud de la vigencia de los cánones de Dort, no de su púlpito a ningún ministro o pastor que 
pulpitosostenga o enseñe doctrina arminiana, ni hipercalvinista, ni amiraldianismo, ni ninguna otra doctrina asociada con estas que van en contra de la fe reformada que se defendió en Dort hace ya 394 años. Aunque muchos han hecho caso omiso de las declaraciones y propósito de Dort, es tiempo de llamar a los que respetan la sana doctrina, y quieren cooperar que la iglesia hoy se mantenga lo mas sana posible ante los embates del Enemigo con sus falsas doctrinas arminianas e hipercalvinistas. No pongan su púlpito en manos de quienes están siendo instrumentos de confusión al rebaño del Señor. Seamos celosos del alimento que se da a las ovejas del Señor, y no permitamos que ningún pregonero del error tenga parte en nuestro ministerio. Dios nos ha llamado a ser pregoneros de justicia, no de las mentiras del que siembra cizaña dentro del campo de trigo del Señor.
 
No se trata solo de citar y explicar los cinco puntos doctrinales de Dort, sino de tener el espíritu de Dort. Los ministros del error fueron proscritos en Dort. Se les quito el púlpito, y se les privo de enseñar dentro de las iglesias reformadas. Ese es el espíritu que hoy debemos tener en nuestros ministerios. No extienda la mano a quienes están enseñando doctrina falsa. Quite el micrófono a quienes lo están usando para envenenar el rebaño. El espíritu de Dort esta vigente hoy contra las doctrinas de error.
 
Extiendo a mis consiervos y hermanos en la fe reformada esta amonestación y exhortación del Sínodo de Dort, que no echemos por tierra el espíritu que movió a estos hermanos que nos han precedido a mantener en alto la doctrina bíblica reformada, la cual hará que muchos salgan de las tinieblas del error.
 
A continuación, este Sínodo amonesta a todos los consiervos en el Evangelio de Cristo para que al tratar de esta doctrina, tanto en los colegios como en las iglesias, se comporten piadosa y religiosamente; y que la encaminen de palabra y por escrito a la mayor gloria de Dios, a la santidad de vida y al consuelo de los espíritus abatidos; que no sólo sientan, sino que también hablen con las Sagradas Escrituras conforme a la regla de la fe; y, finalmente, se abstengan de todas aquellas formas de hablar que excedan los límites del recto sentido de las Escrituras, que nos han sido expuestos, y que pudieran dar a los sofistas motivo justo para denigrar o también para maldecir la doctrina de las Iglesias Reformadas.
 
Seamos fieles y celosos administradores de los misterios de Dios (1Cor. 4:1). 
 
¡Por Cristo y por la Reforma!
 
….vuestro consiervo, 
Felipe Gonzalez.
 
 

BipolaridadAntiguamente se conocía como psicosis maníaco depresiva. Hoy día se le conoce como trastorno bipolar, o bipolaridad. Es un trastorno psiquiátrico que afecta los estados de animo. Se presenta con un desbalance emocional que a veces se expresa con altos niveles de manía, o hipomania seguidos por periodos de depresión  El afectado por este trastorno suele ir de la alegría a la tristeza de forma mas marcada que aquellos que no padecen de bipolaridad.

Quiero usar este padecimiento de nuestra psiquis para hacer una analogía con un padecimiento de nuestra alma: la bipolaridad evangélica.

La bipolaridad evangélica es algo así como lo que dijo el Señor: “Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado…”  Isaias 29:13 (RV-60)

Creyentes que constantemente en su forma de hablar no dan la gloria a Dios, sino que todo logro espiritual es de ellos, “yo decidí , “yo acepte”, “yo escogí , y luego cuando el predicador dice que Dios es merecedor de toda la gloria, gritan: “Ameeeeeeeeeeeennnnnnn!!!!!” con tal fuerza, que la persona que tienen delante da un salto del susto.

Otro síntoma de la bipolaridad evangélica es concerniente a la fe. La Biblia dice que la fe es un don de Dios, pero constantemente se escucha en el mundo evangélico que “yo tuve fe”, “yo fui elbipolaridad3 que ejercí fe”, “yo di el paso de fe”. Característico de este trastorno del alma es cuando el creyente cree que si la persona esta imposibilitada de expresar su fe, su arrepentimiento, de confesar con su boca que cree en Cristo, esa persona va para el infierno. Así de fácil mandan al infierno a todo infante que muere en edad infantil y no es capaz de hacer ninguna de esas cosas que las exigen los bipolares evangélicos, no Dios. Así de fácil envían al infierno a todo discapacitado que se ve privado de las funciones biológicas que le permiten expresar lo que siente, piensa, o quiere. Cuando son enfrentados con la realidad que ellos mismos han fabricado con su doctrina, entonces no lo quieren aceptar, porque ven que “algo” anda mal, y todos los bebes no pueden ir al infierno,  entonces lanzan un grito escéptico: “Dios los salvara de alguna manera!!” …….como si hubieran varias maneras de salvación!!!!

La bipolaridad evangélica no permite entender que cuando la virtud de la fe se pone en el sujeto deja de ser Gracia, para pasar a ser una obra, algo que el evangelio rechaza como medio de salvación  Tampoco permite ver que Dios es el Autor y Dador de la fe, y El la da a sus escogidos aunque estos sean infantes, o discapacitados. Ven imposible eso, pero luego van al templo y se paran en el púlpito a decirles a los demás QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE. Tampoco permite entender que Dios salva por los medios ordinarios que ha dispuesto en su Palabra, pero no esta atado a ellos, por ser un Dios Soberano, tambien puede salvar por medios extraordinarios como son los casos mencionados de bebes que mueren o discapacitados. El Dador de la salvación es El, y ninguno de los que El escogió se va a perder PORQUE ESTE INCAPACITADO DE ALGUNA MANERA PARA SER SALVADO POR LOS MEDIOS ORDINARIOS.

Es la bipolaridad evangélica la que hace que muchos creyentes se opongan al bautismo de los infantes, por estas mismas razones de la IMPOSIBILIDAD DE CREER que ellos han fabricado como impedimento, pero luego van al templo y en la clase de los niños les cantan: ” ♫♫♪♫ LOS NIÑOS SON DE CRISTO, EL ES SU SALVADOR, SON JOYAS MUY PRECIOSAS, COMPROLAS CON SU AMOR…..♫♪♪♫”

Es la bipolaridad evangélica la que impide a un cristiano que ha perdido a un infante, ver la esperanza de fe que Dios ha dado a sus hijos, la promesa bajo la cual El mismo ha puesto a nuestros hijos. Ese cristiano cae en un abismo de tristeza y de duda porque no sabe donde esta su bebito muerto, no sabe si fue a las mansiones eternas, o si fue al infierno. Y no lo sabe, porque ha sido enseñado en esa bipolaridad evangélica de creer que los niños no pueden salvarse porque no pueden tener fe,  ¡como si la fe y la salvación dependiera de ellos!!!!!!!  ¿Que palabra de consuelo bipolaridad2y de esperanza darle a ese padre que ha perdido a su bebito, si nosotros tampoco sabemos donde fue a parar?

Un elemento básico para el tratamiento del trastorno bipolar es que el afectado tome conciencia de que padece este trastorno. Así mismo, la bipolaridad evangélica debe comenzar a tratarse con la aceptación de que no estamos siendo consecuentes con lo que decimos creer, no estamos dando la gloria debida a Su Nombre, no estamos creyendo Sus Promesas. Aceptar que hemos estado honrando a Dios solamente de labios, pero nuestro corazón ha estado lejos de creer eso que dicen los labios. Y mas fuerte aun, de aceptar que nos hemos opuesto a lo que Dios nos ha mandado en Su Palabra, creyendo que le estamos dando la gloria a Dios. Hablo desde aquí contra este flagelo evangélico porque yo también estuve en la arena, yo también decía cosas que no creía  pero por la Gracia y la Misericordia de Dios fui sacado de esa manera de pensar que pretende dar gloria a Dios cuando en realidad se la esta quitando; que pretende la espiritualidad cuando en realidad es el humanismo disfrazado el copiloto de nuestro viaje.

Es tiempo de parar. Es tiempo de autoanalizarnos. Es tiempo de dejar atrás la bipolaridad evangélica  que impide a los creyentes tener una vida de verdadero gozo en el Señor y de confianza en Sus Promesas. Es tiempo de parar de llamar inmundo lo que El ve como santo. Es tiempo de darnos cuenta que estamos pecando cuando nuestros labios y nuestro corazón están desconectados entre si. Es tiempo de seguir lo que la boca de Jehova ha hablado, no lo que los hombres nos han enseñado como mandamientos de ellos y no de Dios. Es tiempo de que nuestra boca se llene de lo que abunda en nuestro corazón. Es tiempo de ofrecer a Dios, por medio de Cristo, verdaderos sacrificios de alabanza, esto es, frutos de labios que confiesen y glorifiquen Su Nombre.

¡Sea bendito por los siglos de los siglos!!

SOLI DEO GLORIA!!

planificando3Los mayas se equivocaron. No se acabo el mundo en el 2012. Ya el viejo año quedo atrás  y ante nosotros se abre este nuevo año 2013. Cada comienzo de año las agendas se abren, y los planes se enumeran. La mayoría de nosotros trazamos planes en los comienzos del año. Algunos los escriben, otros lo hacen en su mente, pero siempre hay planes. Bajar de peso, un nuevo trabajo, estudios, un viaje deseado, un embarazo añorado, una boda, comprar una casa, ……en fin, planes y objetivos.

¿ Sabían que en la Biblia hay un texto que esta dedicado para cada comienzo del año incluirlo en la primera pagina de nuestras agendas como una prioridad?
“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.”   Mateo 6:33

Basándome en el mensaje de este texto, yo……desde este rincón de la blogosfera les propongo una lista de cosas a tener en cuenta en sus agendas para los planes del 2013. Ahí les va queridos lectores de IGLESIANDO:

1.- Hagámonos el propósito de leer la Biblia completa en este año. No importa que ya la haya leído completa en otra oportunidad. Escoja ahora otra versión en la cual le gustaría leer la Biblia, y busque algún plan para leerla en un año. Hay cientos, yo les propongo ESTE que tiene dos planes alternativos y personalizados que puede imprimir. Puede hacerlo según otro, a su conveniencia, pero hágalo.

2.- Hagámonos el propósito de separar tiempo diario de oración personal. Lo agitado de la vida, nuestra negligencia, y nuestra mala escala de prioridades hacen que la oración personal no sea con la frecuencia que debemos. Cada vez que un creyente inclina sus rodillas, o su cabeza para dirigirse al Padre en oración en nombre del Hijo, Satanás se retuerce y tiembla.   ¿Que es lo que hace el creyente una vez que se ha puesto toda la armadura de Dios? Leamoslo: “… orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos…”  Efesios 6:18 (RV60). No dejemos pasar un día de este año sin proponernos tener un tiempo de oración personal.planificando

3.- Hagámonos el propósito de no dejar de congregarnos. Esto va para aquellos que tienen un congregación estable ya, y para aquellos que aun no la tienen. Los que tienen una congregación estable, háganse el propósito de no dejar de congregarse. ¿Por que? Porque ademas que esta dispuesto claramente en la Biblia (leer Hebreos 10:25) no podemos olvidarnos que no somos nosotros los que decidimos congregarnos, sino que es Dios quien nos llama a congregarnos para adorarle. Es El quien llama a la adoración  La iglesia es  una idea de Dios, no nuestra. El congregarnos alrededor de Su Palabra, en el culto publico de adoración es algo que El quiere hacer, no es una opción para nosotros. A veces buscamos la excusa mas barata para no ir al templo, y eso es mas perjudicial para nosotros que para Dios.

Para los que no tienen una congregación estable aun, o están en busca de ella, les pido que se detengan un momento. Abra su Biblia en Deuteronomio 12: 8-13. Lea despacio ese texto analizando cada verso, y vea allí que no es usted el que busca una iglesia, sino que es Dios quien le va a dar a usted el lugar donde El quiere que usted le adore. Es Dios quien le va a guiar a usted hacia el lugar donde El quiere que usted se congregue, donde adore, donde allí lleve sus ofrendas y diezmos, donde le cante sus alabanzas. Cierre su Biblia, cierre también sus ojos y pídale al Padre en oración que haga realidad esa promesa en usted que ha estado buscando un lugar para congregarse. Abra sus ojos y espere en Dios, que no va a pasar mucho tiempo y Dios le guiara a ese lugar prometido. Haga una búsqueda en internet de todas las iglesias en un radio considerable desde su residencia. Haga una lista. Vaya desechando las que usted sabe claramente que no son y quédese con las posibles. Luego hágase el propósito de visitarlas y mantenga la expectativa de que Dios le va a indicar ese lugar por el cual le pidió en oración.

4.- Hagámonos el propósito de diezmar responsablemente. El diezmo no es algo del pasado, ni es algo que quedo atrás  El diezmo es un deber de cada creyente. Dios no necesita el dinero. Somos nosotros los que necesitamos apartar primeramente el diezmo porque Dios nos esta protegiendo de la avaricia, la cual cargamos desde nuestro interior. ¿Quiere saber cuan importante es el diezmar? Es tan importante que forma parte del culto publico de la iglesia. No vea el diezmar como algo mecánico  o superficial.  Aparte, prepare, dedique, y entregue su diezmo en la congregación con toda reverencia. Es parte de la adoración a nuestro Dios. El se agrada en que lo hagamos así  No se preocupe si en su iglesia a ese momento no le dan mucha solemnidad. Désela usted y sea fiel al Señor, que va a recibir pruebas de que El es fiel con usted.

No se deje tentar por la situación económica, ni por el criterio de otros creyentes que no son fieles al Señor en sus finanzas, ni tampoco tome en cuenta el mal testimonio de tantos dolaresmercaderes del evangelio que hay hoy vaciándole las billeteras a los fieles para vivir bien a costa del sudor de otros; tampoco deje minar su mente con la idea de que se puede estar mal usando su dinero en la iglesia, o que quizás el tesorero o el pastor se lo están robando. Mire el ejemplo de Jesús que dio a Judas Iscariote la administración de la bolsa común de los discípulos  y no se preocupaba de que el estaba robando de ella. ¿Lo sabia Jesús  Claro que lo sabia, pero eso no impidió que se siguiera recolectando en la bolsa, y ayudando a los pobres. ¿Como termino Judas Iscariote? El mismo se colgó de un árbol.  El que este robando, o mal usando el dinero que usted da como diezmo no sabe que esta jugando con fuego. Tarde o temprano Dios sacara a la luz su pecado, y le hará pagar por el. En todo caso, es preferible que le roben a usted, que no sea usted  hallado robandole a Dios.Que ninguna de estas cosas minen su pensamiento, sea usted un mayordomo fiel. No tenga miedo diezmar, porque su miedo a diezmar no proviene de fe, y lo que no proviene de fe es pecado. Aparte primero su diezmo, y después haga lo que tenga que hacer. Vera sus graneros llenarse de trigo porque Dios es fiel.

5.- Hagámonos el propósito de evangelizar en nuestra familia. No es lo mismo cristianizar que evangelizar. Los creyentes somos llamados a evangelizar a las gentes, no a cristianizarlos. Las gentes llegan a ser cristianos cuando son evangelizados y alcanzados por la fe del evangelio. Debemos evangelizar en nuestra familia. La doctrina anabaptista ha individualizado tanto la salvación  que ha roto con el plan de Dios. Dios siempre incluyo a la familia en sus planes. Se ha mal entendido terriblemente esto. El que uno se convierta no quiere decir que su familia se convirtió  PERO LA SALVACION A ENTRADO EN ESA CASA, conforme a lo que dice la Palabra de Dios. Es por eso que Pablo, en virtud del Pacto de la Gracia, y comprendiendo lo que se le dijo a Abraham, bautizo a familias enteras solamente con la profesión de fe del padre, o de la madre. Bautizo a la familia completa del carcelero de Filipos. Bautizo a la familia completa de Lidia de Tiatira. Bautizo a la familia completa de Estefanas (1Cor. 1:16). Pablo no estaba loco, ni todos esos que bautizo eran convertidos. Así como Abraham circuncido a todos los de su casa, así mismo Pablo bautizo a todos los miembros de esas familias (casas). Esas familias estaban bajo el Pacto y sus promesas. Es Dios quien promete, no nosotros. Entonces no somos quienes para excluir a nadie de lo que Dios quiso poner bajo Su Promesa, la de El. Hemos mal entendido tanto la doctrina del bautismo, que a veces con nuestros hechos le damos mas virtud al agua que los mismos romanistas.

6.- Hagámonos el propósito de un autoexamen general a la luz de la Palabra de Dios. Es una realidad que hasta que no regrese el Señor habrá mezcla. Así lo ha querido Dios, es plan de El. Mezcla del trigo con la cizaña. Mezcla de la verdad con la mentira. Mezcla de lo verdadero con lo falso. Mezcla de verdaderos cristianos con falsos cristianos. Mezcla de lo genuino con lo fingido. Mezcla de lo honesto con lo hipócrita  Mezcla de lo espiritual con lo emotivo. Pues como esta mezcla es inevitable, es responsabilidad del creyente un autoexamen. De lo que decimos, de lo que creemos, de lo que hacemos. Hagámonos el propósito de examinar a la luz de la Biblia toda nuestra doctrina. Mientras mas acercamos nuestro rostro a una bombilla, mas detallado vemos en el espejo lo que hay, que a simple vista quizás ni se nota. Igual sucede cuando mas nos acercamos a la luz de la Palabra de Dios, enseguida vemos todo aquello que estamos pensando, haciendo y enseñando mal. El autoexamen es bíblico, (leer 2Cor. 13:5) y nos mantiene alertas en la mezcla.

7.- Hagámonos el propósito de confiar en la Soberanía y la Providencia de Dios. Dios es Soberano. Gobierna y controla este mundo y los que en el habitamos con el ejercicio de su Providencia. Los cristianos dicen muchas veces que Dios es Soberano pero no tienen una idea clara de lo que es la Soberanía de Dios. La mayoría de los cristianos cree que la Soberanía de Dios es parcial, no total y absoluta. Ese mal concepto proviene de otro mal concepto y es el del famoso libre albedrío del hombre. Muchos creyentes creen que Dios esta limitado por el libre albedrío del hombre. Esa idea es nefasta para la estabilidad emocional del mismo creyente que lo cree. Cuando aprendamos a descansar en la Soberanía total de Dios, y en su Providencia, la mayoría de nuestras preocupaciones y tensiones saldrán volando en busca de otra cabeza donde poner sus huevos y anidar. El creyente enfocado en la Soberanía de Dios vive confiado en que Dios esta en control total y absoluto de todo lo que se mueve bajo el sol. La primera causa de la tensión que vive el ser humano promedio hoy día es el afán y la preocupación por el futuro. El creyente que ha descansado en la Soberanía de Dios vive tranquilo sabiendo que de Dios vendrá toda provisión, toda bendición  y que si las cosas pasan de alguna manera inesperada o aparentemente adversa, también es obra de la Providencia divina, la cual es mas sabia que nosotros, y sabe por que debe ser así. El creyente enfocado en la Soberanía total de Dios es el único que puede dar gracias a Dios EN TODO (leer 1Tes. 5:18). El creyente enfocado en la Soberanía total de Dios es el que no teme a las malas noticias. (Leer Salmo 112:7)

 

En planificación la prioridad se impone. Lo primero, primero. Por lo tanto, esta lista debe encabezar nuestras agendas. Todo lo demás puede ir después  Busque las cosas del Reino de Cristo planificando2primero, y todas las demás cosas de este reino temporal se irán acomodando. Dios es Fiel, El es el Buen Pastor, y somos las ovejas de su prado.

 

SOLI DEO GLORIA!!

 

¡Llegaron de nuevo las calabazas, los gatos negros, las brujas, los disfraces, el “trick or treat”,  las casas embrujadas! ¡Llego Halloween de nuevo a esta parte del mundo!

En un país de emigrantes como Estados Unidos, Halloween es una fiesta de opiniones. Para mi, Halloween no es nada, porque en mi país nunca se celebro, ni siquiera sabíamos de que se trataba. En otros países considero que tampoco, entonces algunos emigrantes se “hallowinizan”, otros no nos interesa en lo mas mínimo,  otros están todavía ni de un lado ni del otro, y a otros no les interesan las calabazas ni los gatos negros, solo la fiesta y la comilona.

Pero llegaron también las alternativas a Halloween. Muchas iglesias evangélicas se preparan para hacer alguna actividad que sea una “buena alternativa” a la fiesta pagana de Halloween. Algunas organizan una actividad para niños, donde les piden a los padres que les pongan “disfraces buenos”. Otras hacen una especie de “Harvest Fest” (fiesta de la cosecha) que también es una fiesta para niños, con juegos, golosinas, y entretenimientos para ellos.

Aunque las “buenas alternativas” a Halloween sean tenidas por positivas, no juzgo la motivación de nadie, pero doy mi opinión: me parece que lo mas sano, como cristianos,…. ¡es no hacer nada! ¡Tan sencillo como eso!

Por otro lado, el mismo 31 de octubre se celebra un aniversario mas (el 495) de la Reforma Protestante. ¡Tiempo de disfraces también para los cristianos evangélicos !! Si porque ese día  muchas iglesias evangélicas se reúnen para celebrar un año mas de la Reforma protestante, muchos cristianos sacan sus mejores disfraces de reformados pero terminadas las fiestas, comilonas  y celebraciones del día, se quitan el disfraz de reformados y todo el resto del año combaten las doctrinas reformadas, y se oponen a todos los creyentes que sí son reformados.

¡Basta de hipocresías, pseudoreformados!!! ¿Como se puede celebrar la Reforma sin doctrinas reformadas? ¡Sean fríos o calientes, que a los tibios, Dios los vomita de su boca!!

Yo no se lo que hará el resto de mis hermanos, pero yo soy de los que le digo ¡NO A HALLOWEEN!!….pero también soy de los que tampoco aprueban las “buenas” alternativas. Ese día  nada de disfraces alternativos, prefiero sentarme cómodamente a hojear una vez mas mi libro, “HISTORIA DE LA REFORMA”.

 

No se lo que harán los demás, pero yo y mi casa, honraremos al Señor.