David perdió todos sus apoyos. Dios comenzó quitándole las ovejas y siguió quitándole personas importantes en su vida. Dios no es cruel. Dios no juega con nosotros a “arrancarnos” las patas una a una como hacemos nosotros con un insecto en algún momento de nuestra niñez. Dios nos quita cosas y personas porque El quiere enseñarnos algo importante. Quiere cambiar nuestra mente y corazon. En este estudio veras como David toca fondo. Este estudio te puede ayudar a comprender que todos nosotros necesitamos una “cueva”.

Dios bendiga tu vida.

6-necesitamos-una-cueva1

Anuncios