camelloHay muchos que creen que creen. No se trata de decir que crees en Cristo, sino hasta donde crees en Cristo. En este mensaje de la Palabra de Dios, se analiza el encuentro de un joven muy rico con Jesús y su inquietud de tener la vida eterna. La esclavitud del pecado incluye ser esclavo de las riquezas y las posesiones materiales. ¿Alguien puede pasar un camello por el ojo de una aguja? Asi mismo tampoco puede entrar en el reino de Cristo alguien que confía en las riquezas de este mundo.dinero No se trata de poseer riquezas, sino que las riquezas nos posean a nosotros. Este encuentro llevo a los discípulos de Jesús a preguntarse ¿quien entonces podrá ser salvo? El hombre pecador esta incapacitado totalmente de hacer algo por su salvación. No puede hacer nada para salvarse a si mismo. Si Dios no obra en nuestro favor nos quedaríamos postrados en nuestra condenación, pero la Gracia de Dios rompió las cadenas del pecado, gloria a Su Nombre!

Predicado por el pastor del Ministerio Hispano de la Iglesia Presbiteriana de Old Cutler, el Dr. Alejandro Cid. Domingo 12 de abril de 2015, día del Señor.

Anuncios