Posts etiquetados ‘pueblo del pacto’

Irma3El rumbo de Irma no lo tienen los vientos, ni las aguas calientes del océano, ni la confluencia de las corrientes marítimas, ni la influencia de la luna, lo tiene el Dios Altísimo, el creador de los vientos y el mar, grande en misericordia y temible en juicio. El rumbo de Irma tiene su propósito soberano y se va a cumplir. El protegerá y sostendrá a su pueblo en medio de la tormenta, porque El mira al Pacto y al pueblo de su Pacto. Así como sucedió en Egipto con las casas de los hebreos, así hoy y así sera siempre, hasta su 2da. venida en gloria, poder y majestad.
Los cristianos que todavía no entienden muy bien lo que le dijo Pablo al centurion romano Cornelio y al carcelero de Filipos, (Hechos 11: 14 y Hechos 16:31) «seras salvo tu y tu casa» tiene que ver con esto. La salvación es eterna, pero tiene implicaciones para el aquí y ahora. No solo seremos salvos, sino que somos salvos hoy y eso implica que Dios nos libra aquí y ahora, no solo al creyente, sino a toda su casa, aunque no lo sean aun, por causa de su Pacto y sus promesas. Hay versiones bíblicas antiguas que traducen SALVACIÓN como SALUD (Reina-Valera Antigua). Hay cristianos que se han alejado de la doctrina del Pacto de Dios por prestar oído a doctrinas ajenas al Pacto de Dios y su correcto entendimiento. Mis hijos no heredan mi salvación, sino que son declarados por Dios, como HERENCIA SUYA (Salmo 127:3) y como SANTOS consagrados a El (1 Corintios 7:14) y su salvación esta en sus manos como la de todos. No me toca a mi discutir cosas que Dios no quiere discutir, sino quiere que le obedezcamos con fe.
Cuando Dios revelo el Pacto de Gracia a Abraham, no le dijo: «en ti serán benditos todos los individuos de la tierra», sino que la promesa del Altísimo fue, «en ti serán benditas, todas las familias de la tierra» (Genesis 12:3 y Hechos 3:25). Dios mira al Pacto y a la familia del Pacto. Así fue, así es, y así sera siempre, hasta su venida. Hemos sido llamados para obedecer y creer, no para desobedecer y dudar (1 Pedro 1:2), mucho menos para discutir con Dios. Si mi esposa y yo somos cristianos, mis hijos y toda mi casa están comprendidos bajo las promesas del Pacto de Dios. La sangre del cordero de la Pascua en Egipto fue ordenada por Dios ser pintadas las puertas, las columnas y los dinteles de los hogares de los hebreos (Exodo 12). Dios no mando a ponerla sobre los individuos que creían solamente, sino sobre toda la casa. Esa noche, los hebreos fueron salvos del angel destructor. ¡Esa noche! El Evangelio es poder para salvación (Romanos 1:16), quiere decir mucho mas que salvación eterna. Por no comprender eso, muchos creyentes viven angustiados hoy a cada paso, porque solo ven su salvación en el futuro.
Irma, Katia, Jose, Andrew, Gilberto, los huracanes, los terremotos, son mensajeros de juicio y advertencia de oportunidad de parte de Dios a la vez (Salmo 104:4). Llegara el día en que no habrá mas advertencia, solo juicio. La advertencia es la misma desde el principio: «arrepiéntanse de sus pecados y huyan de la ira de Dios», pero «huir» no es viajar a otro país, no es irse a otro estado, no es esconderse en una cueva, ni subirse a un edificio fuerte, huir es ir a Cristo que es el único refugio contra la ira de Dios. Hay un huracán mas fuerte que todos los huracanes, y este se llama, LA IRA DE DIOS.
Cristo es el Salvador, y Cristo nos salva de Dios. ¿No habías leído eso? Pues léelo de nuevo, ¡CRISTO NOS SALVA DE DIOS! El día que se desate la ira de Dios sobre el mundo, sera como el poder de 1000 huracanes juntos. Ese día no habrá aviso. No habrá pronósticos, no habrá días para prepararse. Viene como ladrón en la noche. Sin avisar.
Dios protegió y guió a su pueblo en el pasado, con una columna de fuego les guió, con una columna de nubes los protegió del sol abrazador en el desierto. Los hizo beber agua fresca de una roca. Les dio a comer pan y carne.  Los protegió de los vientos y les proveyó alimento. Así seguirá sucediendo, porque es el mismo Dios y el mismo Pacto. El con una mano guía los vientos conforme a su propósito y con la otra protege a su pueblo del azote.
El mensaje y el refugio es el mismo. No ha cambiado. Esta vigente hoy tal como el día que fue dicho:
«Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio…..[…]……. esperando de los cielos a Su Hijo, al cual resucitó de entre los muertos, es decir, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.»
(Marcos 1: 14-15 y 1 Tesalonicenses 1: 9-10)
Noten el tiempo del verbo LIBRAR. Esta en presente activo. Hoy nos libra y ese día, nos librara tambien. A El sea la gloria!
PUEBLO DEL PACTO, CONFÍA EN TU DIOS! FAMILIA DEL PACTO, CONFÍA EN TU DIOS!
Y LOS QUE NO ESTÁN EN CRISTO, ¡HUYAN DE LA IRA VENIDERA, CORRAN A CRISTO Y REFÚGIENSE EN EL!
Anuncios

En este mensaje del pastor Juan Sanabria, en la Iglesia Cristiana Reformada de Telde, Islas Canarias, se hace una clara explicación del Pacto de Dios, de los hijos de los creyentes, de la señal del Pacto, del bautismo, de la circuncisión. Es un tema que muchos rechazan por no conocer la riqueza espiritual que encierra el Pacto de Dios con Su Pueblo que es la Iglesia. Aquí se abordan detalles que han sido opacados por la doctrina anabaptista, y nos han hecho creer por siglos que estamos equivocados.

 

“¿Por qué Abraham no recibe la señal sino después de haber creído, y en cambio su hijo Isaac la recibe antes de poder comprender lo que hacía? Porque el hombre, estando ya en la edad del discernimiento, antes de ser hecho partícipe del pacto debe saber primero qué es y en qué consiste. En cambio, el niño engendrado por este hombre, siendo heredero del mismo pacto por sucesión, conforme a la promesa hecha al padre, con todo derecho es capaz del signo, aunque no comprenda lo que el mismo significa. O para decirlo más clara y brevemente, como el hijo del creyente participa del pacto de Dios sin entenderlo, no se le debe negar el signo; pues es capaz de recibirlo sin necesidad de comprenderlo. Ésta es la razón por la que Dios dice que los hijos de los israelitas son sus hijos, como si Él los hubiese engendrado (Ez.16,20; 23,37), pues sin duda alguna Él se considera Padre de todos aquellos a quienes ha prometido ser Dios de los mismos y de su descendencia.¨   Juan Calvino,  “Institucion de la Religion Cristiana.”  IV, XVI.

 

 

Este mensaje y otros del pastor Juan Sanabria se pueden encontrar en nuestra pagina “MENSAJES  EN AUDIO”, oramos al Señor que sean de bendicion.

SOLI DEO GLORIA!!