mercado.jpgEra el lider de los jovenes y estaba planificando ir a una iglesia vecina a compartir con los jovenes de alla. Me gusta compartir. Estaba en la planificacion de la actividad cuando vino un anciano de la iglesia y me dijo al oido: “al pastor no le gusta que los jovenes vayan a otras iglesias porque le roban a los lideres”

Aquella confesion me dejo perplejo en un solo pie….. ¡que inseguridad, que falta de vision, que falta de autoridad!

La forma en que me lo dijo ese hermano revelaba que el pastor tenia esa costumbre hacia tiempo y ellos como que lo mantenian en secreto, y no le querian salir al paso a una actitud tan negativa.

Conversando con un directivo de la Asociacion Bautista de Miami me contaba que alguien fue a abrir una iglesia en una localidad floridana y cuando un pastor se entero vino a exigir que eso no podia ser porque la futura iglesia se iba a reunir a menos de 5 millas de la de el.

Cuando fuimos a abrir nuestra iglesia UN NUEVO CORAZON, y estabamos en conversaciones con el pastor de la Iglesia Metodista Unida que nos dio la facilidad en su templo, escuche de la boca de este pastor metodista algo que es la otra cara de la moneda: “aqui en este barrio hacen falta 20 iglesias mas….” wow…….

Meditando en esto, mi mente se fue para la vida del rey David. El trono de David fue tratado de usurpar por su propio hijo. David no ofrecio resistencia, se retiro y dejo que el usurpador hiciera su labor. Nunca el peleo por su trono porque nunca el busco el trono de Israel. Dios fue el que lo llamo a ocupar ese trono, y el siempre confio en que Dios defenderia el trono.

Si Dios te llamo al ministerio y te permitio pastorear una congregacion, no te preocupes en lo que esta haciendo otro colega que ha sido llamado tambien, y mucho menos sientas miedo de que la gente se te va a ir, o te van a quitar “tu trono”. Aqui nadie se roba a nadie. Las personas van a donde Dios les guie, donde se sientan bien, y donde sus espectativas sean satisfechas. En fin de cuentas, no olvidemos nunca que es el Señor el que añade a la iglesia. Si amas a los hermanos genuinamente, dejalos libres, no los pongas en una “jaula pastoral”

Veo algo raro en estos comportamientos y estoy en el deber de advertir a mis hermanos que lean estas lineas: NO SE DEJE USAR COMO UN NUEVO PRODUCTO DE MERCADO. VAYA A LA IGLESIA DONDE UD. SIENTA QUE DIOS LE ESTE GUIANDO, QUE MAS SE AJUSTE A SUS NECESIDADES Y ESPECTATIVAS, AUNQUE LE QUEDE MAS LEJOS.

Se supone que nos pongamos contentos con que el reino sea anunciado, pero estos nuevos “mercaderes” se ponen bravos cuando una nueva iglesia esta cerca de “su trono”¿habra un interes en el hermano o en la billetera del hermano? NO se, pero las palabras de Pedro: “…por avaricia haran MERCADERIA de vosotros con palabras fingidas….” suenan muy alto. Y como siempre, Pablo nunca se queda atras: “…no os sere gravoso, porque NO BUSCO LO VUESTRO(su billetera) SINO A VOSOTROS.” No juzgo a nadie, simplemente es lo que esta en la Escritura y es lo que veo esta pasando a mi alrededor.

La famosa marca de la bestia en el brazo y en la frente es para convertir a los seres humanos en producto de mercado. Es triste ver que la “bestia” todavia no ha marcado a nadie, y ya nos quieren usar como productos de mercado.

Quisiera saber que piensas, pero yo personalmente no quiero ser nunca un producto de mercado.

Aqui, en IGLESIANDO….es para cristianos que queremos que la iglesia sea mejor, no lo olvides.

DLB

Anuncios