Según datos recogidos en la World Christian Database, una base de datos elaborada por el seminario de Teología Gordon-Conwell, el cristianismo es el credo que menos crece y su centro de gravedad se desplaza a Asia, África y Latinoamérica.

Según la institución, el islamismo, con 1.300 millones de seguidores en todo el planeta, es en la actualidad la religión que registra la mayor tasa de crecimiento anual. La tendencia de aumento más baja porcentualmente corresponde al cristianismo en su conjunto (catolicismo, protestantismo y ortodoxos), con el 1,38%.

La familia de Ismael esta creciendo.

Estos numeros no me gustan, ¿y a ti?

Anuncios