No pretendo ser un intruso que temerariamente penetra en los recintos de la sabiduria divina. Tampoco quiero quedarme parado en la puerta, sabiendo que del otro lado hay cosas que pueden romper la rutina de mi limitada mente. Por eso entre, y di un recorrido por esos cuartos llenos de cosas sublimes, tan sublimes que la mente humana se queda corta para comprenderlas en su totalidad. Quiero compartir lo que vi, por eso los tomo de la mano, y con toda reverencia los llevo conmigo a pasearnos entre simbolos, analogias, paralelismos, similes, parabolas, y ver que nos enseñan, a fin de comprender un poquito mas la sublime expiacion de Cristo.

Siempre me ha llamado la atencion que en la Biblia, la culpa y la expiacion de la culpa estan llenas de elementos de fagia*.

EN LA CULPA

– el hombre comio del fruto prohibido, desobedeciendo asi la orden del Creador de que no comiera. El pecado, la culpa, llega al hombre por comer. Al hombre se le prohibe comer del arbol del conocimiento del bien y del mal.

EN LA EXPIACION

– Cristo es el pan que desciende del cielo, el que come su carne, y bebe su sangre, tiene vida eterna y El mismo lo resucitara en el dia final (Juan 6:54). La expiacion de la culpa, tambien es por comer. Al hombre se le manda a comer y a beber del Hijo

Es curioso que el hombre, en el Eden podia comer de todos los arboles, incluyendo el arbol de la vida. Cuando el hombre desobedecio a Dios, y el pecado entro en el, Dios le prohibe comer tambien del arbol de la vida en ese estado de pecado. Dios puso querubines a guardar el camino al arbol de la Vida (Genesis 3:24)……al hombre pecador, con su alma no regenerada por Dios, le es prohibido tener acceso al arbol de la Vida. Nadie puede llegar al arbol de la Vida sin ser regenerado primero por Dios. Ser regenerado por Dios es la orden de que los querubines levanten sus espadas de fuego, para que dejen pasar a ese que lleva la marca del Hijo en su alma. Guardar el camino al arbol de la Vida es cortar el acceso, es privar el alcance, es poner un limite. El hombre pecador perdio el acceso al arbol de la Vida. El arbol de la Vida es Cristo ( 1Juan 5:12). El acceso al arbol de la Vida solamente lo da Dios a quienes el quiso. Tener acceso al arbol de la Vida es tener vida eterna, y eso es solo para los que el Padre escogio tendrian vida eterna. Cristo no solo es el arbol de la Vida, sino el camino al arbol de la Vida. (Juan 14:6). Para tener acceso al arbol de la Vida, hay que comer. Pero la comida es brindada por el Padre, no puedo arrebatarla de su mano.

Hay doctrinas ajenas a la Biblia, que le enseñan al hombre que cualquiera puede comer, cualquiera puede tomar el camino del arbol de la Vida, que cualquiera que quiera puede, y muchos van pero se encuentran a los querubines con sus espadas de fuego desenvainadas guardando el camino del arbol de la Vida. Esas doctrinas ajenas a la Biblia estan engañando a los hombres cuando no le dicen que CUALQUIERA PUEDE, SI, PERO CUALQUIERA QUE HAYA SIDO INVITADO POR DIOS PARA ENTRAR POR ESE CAMINO. LES ENSEÑAN A LAS GENTES QUE CUALQUIERA QUE QUIERA PUEDE ENTRAR A LAS BODAS DEL CORDERO, PERO SIN DECIRLE QUE NO CON EL VESTIDO QUE A EL LE PAREZCA, SINO CON LA ROPA QUE DA EL SEÑOR (Mateo 22:18). Muchos quieren entrar a las bodas, pero no han sido vestidos para la ocasion.

EN LA CULPA——— “…no comeras….” Genesis 2:17

EN LA EXPIACION DE LA CULPA —————— “…tomad, comed……esto es mi cuerpo…” Mateo 26: 26-28

…..pero el hombre quiere comer lo que no puede comer, y no quiere comer, lo que puede comer……asi somos.

Pero en mi paseo por esos recintos sagrados, llenos de sabiduria, vi otras cosas, y les invito a que vayan conmigo a verlas.

En uno de los cuartos estaba Jesus con sus discipulos, rodeado de una gran multitud de gentes. El Maestro se volvio a sus discipulos y les dijo: “….dadles vosotros de comer….”. Cuando Jesus termino de decir eso, les enseño una parabola. Les dijo que los creyentes somos pampanos, el tallo o sarmiento donde brotan las uvas en la planta de la vid. Les enseñaba con esto, que nosotros los creyentes SOMOS LLAMADOS A LLEVAR FRUTO (Juan 15:2), y yo aprendi viendo aquello que SIEMPRE HABIA VISTO ESTA ENSEÑANZA DE MANERA SUPERFICIAL, YA QUE SIEMPRE HABIA CREIDO QUE EL FRUTO DE LOS CRISTIANOS ERA SOLO COMO EVIDENCIA DE LA SALVACION, Y NO PARA COMERLO. JESUS ME ENSEÑO EN ESE CUARTO, QUE NOSOTROS LLEVAMOS FRUTO PARA QUE OTROS LO COMAN. Nadie compra un racimo de uvas en el mercado y lo pone en la pared de la casa para decorarla.

Aprendi que los cristianos perdemos mucho tiempo exhibiendo nuestro fruto, pero no damos de comer a las gentes. Queremos que nos vean cuanto tenemos, pero no le damos a las gentes de comer de ese fruto. ¿Por que? Porque en ese acto de dar de comer de nuestro fruto a los demas, nos tienen que morder, y reaccionamos esquivos al dolor, pero Cristo murio para que “comieramos” de El. Su cuerpo fue partido, para que nosotros pudieramos comer de El.

Sali de ese cuarto lleno de gozo con lo que aprendi, y al entrar al proximo aposento, lo que vi me dejo maravillado. Alli Jesus mostraba que el Espiritu Santo, el Consolador tambien produce SU FRUTO EN EL CREYENTE (Galatas 5:22), y el fruto es para comerlo, no para exhibirlo. El Espiritu produce su fruto en nosotros, para que otros lo coman y sean bendecidos. Lo que el Espiritu produce en nosotros, no esta diseñado solamente para un autobeneficio, sino para que otros coman de ese fruto tambien y sean bendecidos. Dios ha bendecido este mundo con los cristianos, pero no para que exhiban cuan cristianos son, sino para que den de comer a las gentes.

En el proximo aposento que entre, pude ver entonces la diferencia de lo que Dios quiere que veamos. QUE DIOS PRODUCE SU FRUTO EN EL CREYENTE, PARA QUE OTROS LO COMAN (Juan 15), Y QUE EL IMPIO ES CATALOGADO POR LA PALABRA, COMO UN HOMBRE SIN FRUTO (Judas 1:12). Es ahi donde cobra vida la advertencia del Maestro: “….por sus frutos los conocereis” Mateo 7:20. Entonces, los que alimentamos este mundo somos los creyentes, no los impios.

Termine mi recorrido, y sali con gozo. En mi mente, la enseñanza dejada: YO SOY INVITADO A COMER DE CRISTO, PARA QUE OTROS PUEDAN COMER DE SU FRUTO EN MI. JESUS SIGUE DICIENDONOS A LOS CREYENTES: “….dadles vosotros de comer….”, y produce su fruto en nosotros, para ello. NO QUIERO EXHIBIR  MI FRUTO, SINO QUIERO DARLO A COMER A OTROS, AUNQUE EN ELLO TENGA QUE SUFRIR EL DOLOR DE LAS MORDIDAS.

Me parece que voy a volver a entrar a la Mansion de la Sabiduria divina, alli hay mas.

_____________________________________________________________________

*Fagia: accion de comer, o tragar.

Anuncios