Roma atrae. Sin duda, el imperio romano dejo su huella en la historia. La disciplina y la estructura bélica de sus legiones, el legado político de sus leyes y el Senado, la Republica, la historia de los gladiadores, el “pan y circo” del Coliseo, la muerte de cientos de cristianos, los escándalos y brutalidades de sus cesares, sus parricidios y matricidios, las orgias, los bacanales, sus dioses. Todo esta ahí, y atrae ya sea por curiosidad histórica, por disposición académica, o para guiones cinematográficos, Roma está ahí. Roma está presente en la Biblia, Jesús nace bajo el dominio de Roma. Hasta en la providencia divina esta Roma presente, fue un censo del pueblo ordenado por Augusto Cesar el que llevo a José junto con María a Belén para que así se cumpliera la profecía de que el Mesías nacería en Belén de Judea.

Una de mis películas favoritas es “Gladiator”. La he visto muchas veces, y no me canso de verla. Me gustan las películas históricas con buena música, y “Gladiator” tiene las dos cosas. La banda sonora tiene 17 temas musicales,  en total gano 48 premios, y el salto en una película con tan alta premiación, con el ambiente de la antigua Roma viene desde “Ben Hur”.

….pero no vengo a hablar de cine, o de mis gustos personales, sino de Roma.

Roma no solo deja su huella en la Biblia por la historia, sino también por la escatología.

Daniel 7

1 En el primer año de Belsasar rey de Babilonia tuvo Daniel un sueño, y visiones de su cabeza mientras estaba en su lecho; luego escribió el sueño, y relató lo principal del asunto.

    2 Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar.

    3 Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían del mar.

    4 La primera era como león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas fueron arrancadas, y fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y le fue dado corazón de hombre.

    5 Y he aquí otra segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado más que del otro, y tenía en su boca tres costillas entre los dientes; y le fue dicho así: Levántate, devora mucha carne.

    6 Después de esto miré, y he aquí otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas; tenía también esta bestia cuatro cabezas; y le fue dado dominio.

    7 Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos.

    8 Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de hombre, y una boca que hablaba grandes cosas.

    9 Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente.

    10 Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos.

    11 Yo entonces miraba a causa del sonido de las grandes palabras que hablaba el cuerno; miraba hasta que mataron a la bestia, y su cuerpo fue destrozado y entregado para ser quemado en el fuego.

    12 Habían también quitado a las otras bestias su dominio, pero les había sido prolongada la vida hasta cierto tiempo.

    13 Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él.

    14 Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido.

    15 Se me turbó el espíritu a mí, Daniel, en medio de mi cuerpo, y las visiones de mi cabeza me asombraron.

    16 Me acerqué a uno de los que asistían, y le pregunté la verdad acerca de todo esto. Y me habló, y me hizo conocer la interpretación de las cosas.

    17 Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra.

    18 Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre.

    19 Entonces tuve deseo de saber la verdad acerca de la cuarta bestia, que era tan diferente de todas las otras, espantosa en gran manera, que tenía dientes de hierro y uñas de bronce, que devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies;

    20 asimismo acerca de los diez cuernos que tenía en su cabeza, y del otro que le había salido, delante del cual habían caído tres; y este mismo cuerno tenía ojos, y boca que hablaba grandes cosas, y parecía más grande que sus compañeros.

    21 Y veía yo que este cuerno hacía guerra contra los santos, y los vencía,

    22 hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino.

    23 Dijo así: La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra, el cual será diferente de todos los otros reinos, y a toda la tierra devorará, trillará y despedazará.

    24 Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes; y tras ellos se levantará otro, el cual será diferente de los primeros, y a tres reyes derribará.

    25 Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo.

    26 Pero se sentará el Juez, y le quitarán su dominio para que sea destruido y arruinado hasta el fin,

    27 y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán.

    28 Aquí fue el fin de sus palabras. En cuanto a mí, Daniel, mis pensamientos me turbaron y mi rostro se demudó; pero guardé el asunto en mi corazón.

Cuando de escatología se habla hay que tener en cuenta al profeta Daniel. He querido compartirles este capítulo, porque de el estaré tratando en este tema.

En esta visión que tuvo el profeta, la cual lo dejo muy turbado como el mismo nos cuenta, hay una serie de figuras y símbolos los cuales contienen grandes cosas pertenecientes a la historia de este mundo, y lo que el Padre quiso revelarnos.

ALGUNOS ASPECTOS GENERALES DE DANIEL 7

1.- Daniel  nos cuenta lo principal de la visión, pero no todo lo que vio.

2.- La mayoría de los comentaristas y teólogos coinciden en que las tres primeras bestias de este capítulo son el imperio babilónico, el imperio medo-persa y el imperio griego con sus respectivos líderes humanos, Nabuconodosor, Ciro, y Alejandro el Grande. Como aquí no hay mucha dificultad ni discrepancias, no me detengo en los detalles de estos tres reinos.

3.- Esta visión tiene la particularidad que su interpretación le es dada al profeta. Daniel confiesa que se turbo con la visión, y se asombro de lo que vio, por lo que pide la interpretación dentro de la misma visión, y un mensajero de Dios, de los que allí estaban, le da la interpretación.

4.- El interés del profeta se dirige entonces a la cuarta bestia que vio. Esta bestia era diferente a las demás. Daniel la vio diferente, “espantosa y terrible”, por eso le causo curiosidad y pidió que se le interpretara.

ANALIZANDO LA INTERPRETACION

Lo primero que dice el mensajero de Dios que da la interpretación es que aquellas cuatro bestias son cuatro reyes, que se levantarían en la tierra. Ya desde este punto comienza la doctrina a ser importante para entender lo que la Biblia nos dice. Un lector arminiano de esta profecía estaría pensando que Dios le da esa visión a Daniel de lo que pasaría en la tierra, por la presciencia de Dios. Como lo entiende el lector arminiano es que Dios va a la historia, y “ve” allí lo que va a suceder entonces lo sabe por anticipado, y por eso se lo dice a Daniel. Para él, todo lo que sucede no tiene que ver con Dios, hay cosas que pasan porque pasan, y Dios solo las conoce. Sin embargo, un lector calvinista, que comprende la total soberanía de Dios en el mundo, sabe que esos cuatro reyes se levantaran en la tierra, no porque se levantan por ellos mismos, sino porque Dios fue quien lo hizo así. Dios conoce porque Dios manda que así sea. Son dos puntos de vistas totalmente distintos de entender la profecía. Por eso, soy calvinista, y me defino ante el mundo de esa manera, no porque ese término quiera decir “seguidor de Calvino” en oposición o complemento a “seguidor de Cristo”, sino porque es la etiqueta en el mundo eclesiástico por la cual se nombra a quienes creemos en la soberanía total y absoluta de Dios. Cristiano calvinista, ese es el orden correcto, no al revés. No quiere decir eso que sigo a Cristo y a Calvino. Por ser calvinista no dejo de ser seguidor de Cristo, sino que así me defino como es que sigo a Cristo. Considero esto muy saludable, ya que el Maligno se ha encargado de brindar otras formas alternativas de seguir a Cristo, y el calvinismo es el nombre que recibe la escuela que interpreta correctamente la doctrina bíblica. Si no existieran alternativas, no habría necesidad de usar ese término, pero como las hay, por eso soy cristiano calvinista.

El mensajero que está interpretando la visión a Daniel, a continuación le dice que después de esos cuatro reyes, que también son cuatro reinos, se les daría el reino a los santos del Altísimo para poseerlo por la eternidad.

La palabra “después” es importante para entender la interpretación. Después del cuarto reino, después del cuarto imperio.

Ya el mensajero divino había comenzado a explicarle la visión, de forma general, acerca de las cuatro bestias, pero Daniel quiere ahora ir a lo particular, y quiere detalles sobre la cuarta bestia que fue la que le llamo mucho la atención, por su diferencia con las otras tres. Según vio el profeta, esta bestia era espantosa y terrible. Sus uñas eran de bronce, con las cuales desmenuzaba y devoraba. El bronce es un metal que en la Biblia está asociado con el pecado. En cambio el oro, está dedicado a lo divino. Todo en el Tabernáculo tenía un simbolismo profundo en la revelación de Dios. En el tabernáculo el arca del testimonio era toda de oro, el propiciatorio, era todo de oro. Todo lo que había en el Lugar Santísimo era de oro puro. En cambio, todo lo que tenía que ver con los sacrificios por los pecados, con el hombre pecador, fue mandado por Dios a construir en bronce. El altar, la fuente donde se lavaban, era de bronce, los incienciarios eran de bronce. El bronce y el oro están presentes en el Tabernáculo de Dios, y se combinan. Las estacas que aguantaban la tienda y la sujetaban a la tierra, eran de bronce, pero sin embargo, las uniones de las cortinas que formaban el tabernáculo, eran de oro. Es bien interesante que aunque hay estos simbolismos y estas distinciones en los metales usados en el Tabernáculo, todo pertenecía al tesoro de Jehová, y había sido consagrado a El (Josué 6:19). Eso también tiene un profundo mensaje.

Veamos a continuación la descripción de esa cuarta bestia, y lo que Daniel vio. Eso nos va a ayudar a entender su significado.

1.- espantosa y terrible en gran manera.

2.- diferente de las demás.

3.- fuerte en gran manera.

4.- tenia dientes de hierro y garras de bronce.

5.- tenía diez cuernos en su cabeza.

6.- de entre los diez cuernos salió un cuerno pequeño.

7.- delante de ese cuerno, cayeron tres de los diez.

8.- ese cuerno pequeño tenía ojos como de hombre y boca que hablaba grandes cosas. A pesar de ser pequeño, parecía más grande que sus compañeros.

9.- ese cuerno pequeño hacia guerra contra los santos, y los vencía.

Ahora, basados en lo que le interpreto el mensajero divino a Daniel, preguntamos y respondemos.

¿Qué representa la cuarta bestia? Un cuarto reino, un cuarto y último imperio sobre la tierra.

¿Qué significan los diez cuernos? Diez reyes que se levantarían de ese cuarto y último imperio. Según la interpretación idealista de este texto, no es que sean diez reyes literalmente hablando, sino que se refiere a la totalidad del gobierno humano en la tierra.

¿Qué significa el cuerno pequeño? Un dominio que se levantaría en ese cuarto imperio, pero que al ser diferente a los otros diez, sería un dominio diferente. Es pequeño, pero en realidad es más grande que los otros. Es pequeño, pero hace cosas grandes en la tierra. Su apariencia es pequeña, pero su influencia y dominio seria grande.

Todos los comentaristas, teólogos, exegetas y estudiosos de las Escrituras coinciden en que ese cuarto imperio es Roma.

¿Se termino y desapareció el cuarto imperio? Muchos dicen que sí, que ya Roma paso a la historia, yo pienso que no, que Roma aun permanece y está en pie delante de todos. Ya no hay cesares, ya no hay gladiadores, ya no hay “pan y circo”, pero el imperio romano sigue en pie.

Roma sigue en pie a través del “cuerno pequeño” que es muy importante en esta visión de Daniel, y que tanto le llamo la atención a él.

El cuerno pequeño es la iglesia católica romana. (ICR)

Lo pequeño del cuerno solo es su apariencia. El Vaticano es un estado, quizás sea la nación más pequeña del planeta, pero es un estado, que tiene un territorio, tiene una bandera, tiene sus leyes, tiene un presidente de estado, tiene canciller, tiene embajadas en todo el mundo, que son las mismas iglesias católicas. Por lo tanto, políticamente el Vaticano tiene todos los elementos de un país igual que otro.

Si un imperio sigue en pie, es porque tiene dominio. Vayamos de vuelta a la imagen de la cuarta bestia que por diferente le llamo la atención al profeta. La cuarta bestia, era un imperio sin duda, un reino, pero en su cabeza tenía diez reyes mas. Es la imagen de un imperio dentro del cual se mueven los otros diez reinos.

Si el imperio de Roma se ha perpetuado en la ICR (iglesia católica romana) es porque tiene dominio, porque un imperio tiene dominio. El dominio de la ICR en todo el mundo es notable. La ICR influye en la política de los países, en decisiones de estado, en los presidentes, su dominio se basa en su influencia.

Es curioso notar que en los informes oficiales del Vaticano nunca se dice, “iglesia católica DE México” solo por poner un ejemplo, sino que la forma en que se dice oficialmente es “iglesia católica EN México”, y así en los demás países. Se ve la diferencia del concepto. Cada iglesia católica tiene inmunidad dentro del país o estado en que funciona. Hay casos en que personas huyendo de la justicia han entrado en iglesias católicas, y han pedido refugio, las autoridades no pueden entrar por la fuerza en la iglesia y capturar al prófugo, sea cual sea el crimen por el cual se le busca. Las iglesias católicas gozan de inmunidad dentro de los países. Eso es dominio. Ese dominio viene desde muy atrás, en el Sacro Imperio romano germánico, uno de los tantos intentos de perpetuar el imperio romano clásico, los emperadores no tenían el titulo ni podían gobernar como tales si el papa no los investía. Cuando el papa los investía, entonces eran oficialmente emperadores. Eso es dominio.

El profeta Daniel se intereso aun más en ese cuerno pequeño. La visión del cuerno pequeño lo muestra saliendo de entre los diez cuernos, no después de ellos. La interpretación de la visión lo muestra como DETRÁS de ellos, no DESPUES. El cuerno pequeño se muestra como detrás de los diez, pero con más influencia y dominio que estos, de ahí que Daniel lo veía como más grande que sus compañeros. Así está la ICR, detrás de cada dominio o gobierno de este mundo influenciando, manipulando, y dirigiendo sus decisiones.

El imperio romano no ha terminado. Solo termino su imagen política y su tiempo histórico, pero aun está presente. Estamos en la etapa de “los diez cuernos” que son una expresión figurativa de la totalidad del gobierno humano en la tierra. Así como los diez cuernos estaban sobre la cabeza de la cuarta bestia, así están ahora todos los gobiernos humanos, y el “cuerno pequeño” detrás de ellos, gobernando el mundo a través de ellos.

El cuerno pequeño tenía ojos de hombre, y una boca que hablaba grandes cosas con presunción y arrogancia. Notable es la arrogancia de la ICR y la presunción de ser la única iglesia de Jesucristo valida en la tierra. Dios quiso que la iglesia fuera católica (universal) pero no romana.

Notable es la arrogancia de la ICR en perpetuar en sus papas el apostolado de Pedro. Notable es en la ICR la presunción y la arrogancia de que su papa ocupa el lugar de Cristo en la tierra.

Pero no voy a presumir yo de decir esto con mis palabras, aunque sé que los lectores lo saben en alguna medida, citare palabras textuales de papas romanos, de cardenales, de clerigos, de personas involucradas con la ICR, y hasta de sus órganos oficiales para que se demuestre aquí en que magnitud la ICR ha hablado con arrogancia y presunción. Como podrán constatar, cito la fuente de donde se tomo la cita, y sé que estas tienen un inapreciable valor para demostrar la arrogancia y la presunción que ha tenido y tiene la ICR en todo el orbe.

________________________

El papa Nicolás I quien ejerció de 858-867 d.C. dijo en una ocasión: “es evidente que los papas no pueden estar limitados ni desatados por ningún poder terrenal ni aun por el apóstol (Pedro) si regresara a la tierra, ya que Constantino el Grande ha reconocido que los pontífices ocupan el lugar de Dios en la tierra, la divinidad no puede ser juzgada por ningún ser viviente. Entonces somos infalibles y cualquiera que sean nuestros actos no somos responsables de ellos sino ante nosotros mismos.”

(Cormenim, History of the Popes, pág 243, citado por R.W. Thompson, en The papacyand the civil power, pág. 248).

El papa León XIII en una carta encíclica (on the chief duties of Christians as citizens) de fecha enero 10, 1890 afirmó lo siguiente: “pero el supremo maestro en la iglesia es el pontífice romano. Unión de mentes, por tanto, requiere juntos en perfecto acuerdo en una fe, completa sumisión y obediencia de voluntad a la iglesia y al pontífice romano como a Dios mismo”

(The Great Encycicla Letters of Leo XIII, pag. 193).

León XIII en una carta encíclica de junio 20 de 1844 dijo: “Nosotros ocupamos en esta tierra el lugar de Dios Todopoderoso.”

(The Great Encyclical Letter of Leo XIII), pág 304.

“El Papa, es superior a las fuentes legales sin calificar. Por lo tanto, debe situarse en un plano de igualdad con el Hijo de Dios”.

Monje camaldulense Graciano de Bolonia. (Decretum Gratiani o Código de Derecho Canónico. Este documento fue con mucho la obra más influyente escrita por un católico. Estaba salpimentada con tres siglos de apócrifos. De los 324 pasajes de citas pontificias de los primeros tiempos, solamente11 son genuinas).

“Somos los sucesores de Pedro, pero no su Vicario; tampoco somos de ningún hombre o apóstol. Somos el vicario de Jesucristo ante el cual todo el mundo debe inclinarse.”

Papa Inocencio III, Giovanni Lotario di Segni, 1198-1216.Citado en Rosa, Peter de: Vicarios de Cristo. La cara oculta del Papado. Ediciones Martínez Roca, Barcelona-España, 1989, pág 88.

“Una visita del Papa es como si Cristo pasara: nada queda igual.”

Cardenal Jaime Ortega. (Cardenal Arzobispo de la capital cubana, el 25 de diciembre de 1997 en la celebración de la misa del gallo).Véase (AFP) El Vaticano: “Juan Pablo nos llama a la paz.”. Periódico Hoy (Santo Domingo, Rep. Dom.),26-12-1997~ también en (AFP) Montevideo: “Peregrinaje entre dictaduras latinas”. Periódico Hoy (Santo Domingo, Rep. Dom.), 17-1-1998.

“El Papa es el Vicario de Cristo, incluso de Dios mismo. No sólo se le ha confiado el dominio de la iglesia sino el gobierno del mundo entero. Como Melquisedec, es rey y sacerdote al mismo tiempo… Así ellos también son su Vicario.”

Papa Inocencio III, Giovanni Lotario di Segni, 1198-1216.Véase Schaff, Fhilip: History of the Christian Church. The middle Ages, 1049-1294. Vo1. V. Wm. B.

“Todo clérigo debe obediencia al Papa, incluso si ordena el mal; porque nadie es susceptible de juzgar al Papa”.

Papa Inocencio III Giovanni Lotario di Segni, 1198-1216.Citado en Rosa, Peter de: Vicarios de Cristo. La cara oculta del papado. Ediciones Martínez Roca, Barcelona, España, 1989, pág. 93.

“Acepta esta tiara, y ten presente que eres padre de príncipes y reyes, gobernador del mundo, el Vicario de Nuestro Salvador Jesucristo sobre la tierra cuyo honor y gloria perseverarán a través de la eternidad.”

Cardenal Arcediano (Exaltación del Cardenal Arcediano, en la coronación del Papa Inocencio III. El Papa no lo reprendió por ello) Citado en Rosa, Peter de: Vicarios de Cristo. La cara oculta del Papado. Ediciones Martínez Roca, Barcelona-España, 1989, pág. 86.

“El Pontífice es Señor y dirigente del universo, de las cosas y de sus gentes.”

Papa Gregorio IX, Ugolini, Conde di Segni, 1227-1241.Citado en Rosa, Peter de: Vicarios de Cristo. La cara oculta del Papado. Ediciones Martínez Roca, Barcelona-España, 1989, pág. 93

“[…] soy la presencia corporal de Cristo (praesentia corporalis Christi).”

Papa Inocencio IV, Sinibaldo Fieschi, 1243-1254. .Citado en Rosa, Peter de: Vicarios de Cristo. La cara oculta del Papado. Ediciones Martínez Roca, Barcelona-España, 1989, cap. 12, pág. 193

“El rey de los reyes nos ha constituido sobre la tierra como su representante universal…Nuestro Señor Jesucristo, hijo de Dios, verdadero hombre y verdadero Dios, verdadero rey y verdadero sacerdote, según la orden de Melquisedec… ha constituido en beneficio de la Santa Sede una monarquía no solamente pontificia, sino también real; ha confiado al bienaventurado Pedro y a sus sucesores las riendas del Imperio a la vez terreno celestial, como lo indica la pluralidad de las llaves; por una de ellas, y como vicario de Cristo, ha recibido el poder de ejercer su jurisdicción sobre la tierra para las cosas temporales, por la otra, en el cielo, para las cosas espirituales.”

Papa Inocencio IV, Sinibaldo Fieschi, 1243-1254. (Encíclica “Aeger cui levia”, destinada a contestar los ataques del Emperador Federico II, consecutivos a la sentencia del Concilio de Lyón en la buladel 17 de julio de 1245).Véase Winkelmann, E.: Acta imperii inedita seculi XIII et XIV. Tomo 11, Innsbruck, 1885, núm.1035, pág. 698. Citado en Fliche, Agustín y Víctor Martin: Historia de la Iglesia. La cristiandad romana. Vol. X. Revisión bibliográfica: Ángel Urbán, de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma . EDICEP, Editora de Publicaciones, Valencia-España, 1975, págs. 242,243

“…. Ahora bien, someterse al Romano Pontífice, lo declaramos, lo decimos, definimos y pronunciamos como de toda necesidad de salvación para toda humana criatura.”

Papa Bonifacio VIII, Benedetto Gaetani, 1294-1303. (Fragmento de la Bula “Unam Sanctam” del 18noviembre de 1302).Véase Denzinger, Heinrich Joseph: Enchiridion symbolorum. Imprimatur: Juan, Obispo Auxiliar,Vic. Gral. de Madrid-Alcalá, el 16 de octubre de 1954. Editorial Herder! Barcelona-España, 1959, núms. 468,469, págs. 170,171.

“El corazón del Pontífice, es el repositorio y el origen de toda ley. Por este motivo la ciega sumisión a su autoridad es esencial para la salvación.”

Papa Bonifacio VIII, Benedetto Gaetani, 1294,1303.Citado en Rosa, Peter de: Vicarios de Cristo. La cara oculta del papado. Ediciones Martínez Roca, Barcelona-España, 1989, pág. 94.

“Asimismo definimos que la Santa Sede Apostólica y el Romano Pontífice tienen el primado sobre todo el orbe y que el mismo Romano Pontífice es el sucesor del bienaventurado Pedro, Príncipe de los Apóstoles, verdadero vicario de Cristo y cabeza de toda la Iglesia y padre y maestro de todos los cristianos;… “.

Papa Eugenio IV, Gabriel Condulmer, o Condulmaro, o Condolmieri, 1431- 1447. (Fragmento de la bula papal “Laetentur Coeli” del 6 de julio de 1439).Véase Denzinger, Heinrich Joseph: Enchiridion symbolorum. Imprimatur: Juan, Obispo Auxiliar,Vic. Gral. de Madrid-Alcalá, el 16 de octubre de 1954. Editorial Herder, Barcelona-España, 1959, núm. 694, pág. 201.

“En el año 1558 el Papa Pablo IV publicó la bula “Cum ex Apostolatus Officio”. Afirmaba ser Pontifex Maximus. Representante de Dios sobre la tierra. Como tal, disponía de poder ilimitado para deponer a todo monarca, para entregar cualquier país a la invasión extranjera, privar a todo el mundo de sus posesiones sin que mediase procedimiento legal. Cualquiera que brindase ayuda a alguien desposeído incluso por bondad humana elemental sería excomulgado.”

Papa Pablo IV, Gian Pietro Caraffa, 1555-1559 (Bula ” Cum ex Apostolatus Officio”) Citado en Rosa, Peter de: Vicarios de Cristo. La cara oculta del papado. Ediciones Martínez Roca, Barcelona -España, 1989, págs. 146,147

“Si el Papa incurriese en el yerro de dar por buenos los pecados y prohibir las virtudes, la Iglesia tendría que seguir considerando los pecados como buenos y las virtudes como vicios, de lo contrario pecaría en conciencia”.

Dr. Cardenal San Roberto Bellarmine, 1542-1621. (Gran apologista del papado, en los siglos, XVI -XVII. Fue canonizado por el Papa Pío XI en el año 1929 Y declarado Doctor de la Iglesia).

Véase Bellarmine, Roberto Card.: Christianae Fidei. De Romano Pontifice, en Opera OmniaNapoles, 1856. Citado en Rosa, Peter de: Vicarios de Cristo… la cara oculta del papado. Ediciones Martínez Roca, Barcelona-España, 1989, pág. 70.

“El Papa es Cristo en oficio, Cristo en jurisdicción y poder… nos postramos ante tu voz, oh, Pío,como la voz de, Cristo, el Dios de la verdad. Al afianzarnos en ti, nos afianzamos en Cristo”.

9 de enero de 1870. (Concilio Vaticano I) Véase, Woodrow, Ralph: Babilonia. Misterio religioso: antiguo moderno. Evangelistic Association, Riverside Calif-EE.UU., [S.F.], pág. 158.

1825 Cap. III, [canon] “Si alguien dijere que no es de institución de Nuestro Señor Jesucristo o de derecho divino que tenga San Pedro perpetuos sucesores en el primado sobre la iglesia Universal, o que el Romano Pontífice no es sucesor de Pedro en el mismo primado: sea anatema.”

Papa Pío IX, Giovanni María Mastai Ferretti, 1846-1878. (Capítulo III de la constitución dogmática I “De Ecclesiae Christi”, sesión IV del 18 de julio de 1870 del Concilio Vaticano I)

Véase Virgili, Manuel Aragonés: Historia del Pontificado. Vida de los Pontífices Romanos desde San Pedro, Príncipe de los Apóstoles hasta Su Santidad Pío Papa XII gloriosamente reinante. Vol. III. Nihil Obstat: Rvdo. P. Bernardino Llorca, S.J., Prof. de Historia Eclesiástica y Patrología en el Colegio Máximo de San Ignacio, Sarriá, Barcelona, 2 de junio de 1945. Imprimatur: Gregorio, Obispo de Barcelona. Por mandato de Su Excia. Rvma. Dr. Luis Urpí Carbonell, Maestrescuela, Canciller-‘ Secretario. Casa Editorial Rafael Casulleras, Barcelona-España, 1945, pág. 333.

Véase también en Denzinger, Heinrich Joseph: Enchiridion symbolorum. Imprimatur: Juan, ObispoAuxiliar, Vic. Gral. de Madrid-Alcalá, el16 de octubre de 1954. Editorial Herder, Barcelona-España, 1959, núm. 1825, pág. 424.

“El maestro supremo en la Iglesia es el Romano Pontífice. La unidad de criterio, por lo tanto, requiere… completa sumisión y obediencia a la voluntad de la Iglesia y del Romano Pontífice, como si fuera Dios mismo.”

Véase Maxwell, C. Mervyn: El Porvenir del Mundo Revelado. Vol. 1. Tercera edición. Asociación Publicadora Interamericana, Florida- EE.UU., 1990, pág. 132.

“El Papa no es solamente el representante de Jesucristo, sino que él es el propio Jesucristo escondido bajo un velo de carne.”

“The Catholic National” (periódico católico norteamericano) Véase The Catholic National [El Nacional Católico] julio de 1895.

No me tiembla la voz para decir desde aquí que la ICR es anticristo. Se ha atrevido a ocupar el lugar de Dios en la iglesia, y hasta de ser Dios mismo en la persona del Hijo. La Escritura es clara en mencionarlo:

[“4 el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.”]  2Tesalonicenses 2

Al sentarse en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios, se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios y es objeto de culto. La ICR quiere ser el centro de la adoración del mundo, al ponerse en su lugar, y reclamar para sí la adoración que solo a Él le pertenece, es anticristo.

LA REPERCUSION PARA EL CREYENTE DE QUE LA ICR SEA “EL CUERNO PEQUEÑO”.

En este punto quiero expresarles mi propio testimonio. Mientras llevábamos el debate sobre la navidad en la entrada “LA RESURRECCION DE MITRA” defendí y expuse mis puntos de vista sobre el por qué no creía que el tener en cuenta la navidad el 25 de diciembre era algo que los creyentes no debíamos hacer. Defendí mi libertad en Cristo, y el no plagar mi conciencia con la ICR o con el paganismo de Roma. Los hermanos que defendieron la posición contraria a la mía (también de otros hermanos participantes)  expusieron algunos textos, pero ninguno lo encontré con el peso necesario como para que cambiara de opinión. Así estuve, y comencé entonces a estudiar y a buscar información para preparar esta entrada. Fue examinando el texto bíblico cuando el Señor me llamo la atención sobre un versículo en particular.

[25” Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo.”] Daniel 7:2

Me llamo la atención ese texto y comencé a buscar otras traducciones, y versiones bíblicas, de las cuales les comparto la Nueva Traducción Viviente (NTV)

[“Desafiará al Altísimo y oprimirá al pueblo santo del Altísimo. Procurará cambiar las leyes de los santos y sus festivales sagrados y ellos quedarán bajo el dominio de ese rey por un tiempo, tiempos y medio tiempo.”]

También consulte algunos comentarios, de los cuales les comparto el de Jamesson-Fausset-Brown (JFB)

_____________________________

“pensará—lit., “llevará dentro de sí como si fuera una carga de pensamiento”. Mudar los tiempos—prerrogativa de Dios solo (cap. 2:21); blasfemia asumida por el Anticristo. “Los tiempos y la ley” aquí quieren decir los de ordenanzas religiosas; tiempos establecidos de fiestas. [Maurer.]”

“La palabra original “tiempo” indica un período dado o fiesta establecida; o el intervalo de una fiesta fija a su repetición, es decir, un año [Tregelles]”

____________________________

Este texto nunca lo citaron los hermanos que estaban defendiendo la posición “antinavideña” (por así decirle), sin embargo, fue el texto que Dios uso para llevarme a comprender que el asunto era más serio de lo que yo pensaba.

Me di cuenta que si el “cuerno pequeño” es la ICR, y es quien tendrá en su mente cambiar las leyes de los santos, y hasta sus festividades, entonces el celebrar u observar la navidad en el 25 de diciembre, tal y como la dispuso la ICR a través de Julio I uno de sus papas, es estar sometiéndose a lo dispuesto por el anticristo.

Seguí la preparación de la entrada, y cuando estaba seleccionando las citas de los papas, encontré una que deje para este punto, y se la comparto:

 [“El Papa es como si fuera Dios en la tierra, solo soberano de los fieles de Cristo, supremo rey de reyes, teniendo la plenitud del poder, a quien le ha sido confiado por el Dios Omnipotente la dirección no solo del reino terrenal sino también del reino celestial. El Papa puede modificar la ley divina, porque su poder no es el de un hombre, sino de Dios, y obra en lugar de Dios en la tierra, con plenos poderes para atar y desatar a sus ovejas. El Papa, es de una dignidad tan suprema y elevada que, hablando apropiadamente, él no ha sido establecido en ningún orden de dignidad, sino que ha sido puesto sobre la misma cumbre de todas las dignidades….El es de la misma forma el monarca divino emperador supremo y rey de los reyes.”

Véase Ferraris, F. Lucii: Prompta Bibliotheca Canónica. Jurídica. Moralis, Theologica Diccionario Eclesiástico Católico Romano, vol. VI. “Papa”, art 2, Venetiis [Venecía]: Caspa Storti, 1772, págs.438,442. La Enciclopedia Católica. vol. VI, The Encyclopedia Press, New York-EE.UU., 1913, pág.48, habla de este diccionario de ocho volúmenes como “‘un auténtico diccionario de conocimientos religiosos”, y “una preciosa’ fuente de información”.]

Observen como lo dicho en la profecía de Daniel, se verifica en esta cita, donde se habla del poder del papa de modificar la ley divina.

Analizando Daniel 7:25 que fue el texto con el cual Dios me dio luz sobre este tema, vemos que tanto los santos del Altísimo, como sus festividades y leyes serian ENTREGADOS en manos del anticristo por un tiempo limitado. Por lo tanto, si Dios ha dispuesto en su soberanía entregar bajo el poder del anticristo a sus santos y sus festividades, ESTAR BAJO LA PERSECUSION DEL ANTICRISTO ES LA VOLUNTAD DE DIOS, PERO NO EL SOMETERSE Y ESTAR BAJO SUS NORMAS. PRECISAMENTE LA PERSECUSION DEL ANTICRISTO CONTRA LOS SANTOS SE DA PORQUE ESTOS NO LE OBEDECEN.

Si leemos Apocalipsis 13 veremos que lo descrito en esa visión de Juan es lo mismo que vio Daniel. Tiene algunas diferencias, pero el contenido de la visión es el mismo. Leamos…..

[1 Después vi a una bestia que subía del mar. Tenía siete cabezas y diez cuernos, y una corona en cada cuerno; y escrito en cada cabeza había nombres que blasfemaban a Dios. 2 Esta bestia se parecía a un leopardo, ¡pero tenía las patas de un oso y la boca de un león! Y el dragón le dio a la bestia su propio poder y trono y gran autoridad.  3 Vi que una de las cabezas de la bestia parecía estar herida de muerte, ¡pero la herida mortal sanó! Todo el mundo se maravilló de este milagro y dio lealtad a la bestia. 4 Adoraron al dragón por haberle dado semejante poder a la bestia y también adoraron a la bestia. «¿Quién es tan grande como la bestia? —exclamaban—, ¿quién puede luchar contra ella?». 5 A la bestia se le permitió decir grandes blasfemias contra Dios, y se le dio autoridad para hacer todo lo que quisiera durante cuarenta y dos meses. 6 Y abrió la boca con terribles blasfemias contra Dios, maldiciendo su nombre y su habitación, es decir a los que habitan en el cielo. 7 Además se le permitió a la bestia hacer guerra contra el pueblo santo de Dios y conquistarlo; y se le dio autoridad para gobernar sobre todo pueblo y toda tribu, lengua y nación. 8 Y adoraron a la bestia todos los que pertenecen a este mundo cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida antes de la creación del mundo, el libro que le pertenece al Cordero, que fue sacrificado. 9 Todo el que tenga oídos para oír
debe escuchar y entender.
10 Todo el que esté destinado a la cárcel,
a la cárcel será llevado.
Todo el que esté destinado a morir a espada,
morirá a filo de espada.   Esto significa que el pueblo de Dios tiene que soportar la persecución con paciencia y permanecer fiel.”]
  Apocalipsis 13 (NTV)

Este texto es el complemento de Daniel 7. ¿Hay blasfemia mayor que usurpar el lugar de Cristo en la tierra, y hasta el de Dios mismo? ¿Alguien duda que la ICR gobierne sobre todo pueblo, tribu, lengua y nación? Aunque ya hemos demostrado que la ICR tiene presencia política en todos los países a través de sus iglesias, parroquias, y archidiócesis porque el Vaticano es una ciudad-estado, su principal dominio en los países no es político, sino espiritual porque la ICR domina, trafica, manipula y coacciona  las almas de los hombres con sus amenazas de excomunión para todo el que se oponga a la ICR. (Leer Apocalipsis 18: 9-20).

En un mundo que se ve afectado por el tráfico de drogas, la ICR trafica con las almas de los hombres.

Lo que es notable en el texto es la persecución que contra los santos se desata, debido a que no van a obedecer al anticristo en sus reclamos.

La ICR lanza todos los años su calendario litúrgico, donde allí pone las fechas de todas las celebraciones importantes de la iglesia, y lo curioso es que conozco de algunas iglesias protestantes y evangélicas que se guían por ese calendario para celebrar la semana santa, y otras fechas. Los días que pone la ICR son seguidos por iglesias evangélicas y protestantes. Cuando así sucede, los creyentes están dejando que su liturgia, sus fechas sean normadas por el anticristo. En el NT Dios no dejo ninguna fecha a celebrar sino solamente el sacramento de la cena a ser administrado de forma periódica, ya sea semanal, quincenal, o mensualmente. En cuanto a celebración, fue dejada una fiesta constante a la iglesia, la de los tabernáculos (Zacarías 14), pero no en su forma judaica, sino en su esencia que es celebrar la presencia constante de Cristo con su Iglesia. Esto no es literal, ni tenemos que hacer cabañas fuera de los templos para vivir en ellas una semana. Esto es una expresión figurada del sentido espiritual que tenia esa fiesta judía. El Verbo se hizo carne, y “tabernaculizo” con nosotros (leer Juan 1:14) puso su tabernáculo entre los hombres, esa es la celebración constante que debe haber en la iglesia pero no con fechas y formas dispuestas por el anticristo.

Cuando vi todo esto delante de mi no pude hacer otra cosa que pedirle perdón a Dios por no comprender lo que otros hermanos me estaban tratando de enseñar. Dios tiene sus caminos para todo y nosotros debemos transitar por ellos.

Responsablemente digo que en lo concerniente a la navidad, los creyentes nos sometemos bajo el báculo papal del anticristo cuando lo hacemos según sus fechas y formas. Aunque es cierto que en la Palabra no está mandado a recordar o celebrar el nacimiento de Jesús, el problema no está en recordar que el Verbo se hizo carne y habito entre nosotros ya sea en predicaciones, o en alguna celebración especifica, ya que ese debe ser el motivo de celebración constante de la iglesia, sino en hacerlo según las formas y fechas dadas por el anticristo, que es la ICR en este caso.

EL PRETERISMO: UNA ESCATOLOGIA PARA EL ANTICRISTO.

Así lo creo y voy a explicar por qué. El preterismo en sus dos versiones, total y parcial es una escuela escatológica que interpreta la profecía como cumplida CASI completa (los parciales), o cumplida TOTALMENTE (los totales). Eso quiere decir, que según la visión de esta escuela, la mayoría de las cosas profetizadas en Daniel, Apocalipsis, y en Mateo 24 se cumplieron en la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C. Los preteristas parciales creen que casi todo se cumplió, incluso que Cristo ya vino en esa ocasión, pero que en forma de juicio. Aun lo esperan en persona en la segunda venida. Los preteristas totales creen que todo ya se cumplió en esa fecha, incluyendo la segunda venida de Cristo, o sea, que ya Cristo vino, y esto que ahora vivimos son los cielos nuevos y la tierra nueva donde mora la justicia.

Según el preterismo, Apocalipsis ya se cumplió desde el capitulo 1 hasta el 19; Mateo 24 ya se cumplió desde el verso 1 hasta el 34.

Esta escuela entiende Hechos 3:21 de una manera diferente a como la Escritura lo dice.

[“…a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo.”]

 El sentido llano y sencillo de este texto dice que Jesús estará en el cielo, hasta que se cumpla el tiempo que Dios tiene designado para la restauración de todas las cosas, esa regeneración del planeta que ocurre en la segunda venida de Cristo. El preterismo entiende que Jesús debe estar en el cielo, esperando que la iglesia restaure todas las cosas, para entonces El venir.

El preterismo plantea una “era dorada” para la iglesia antes de la segunda venida de Cristo. La iglesia tendrá tanta influencia en la tierra que los gobiernos serán dirigidos por creyentes, y el evangelio tendrá un empuje tan grande en el globo, que ellos esperan que la tierra entera esté casi cristianizada por completo antes de la venida de Cristo. La maldad será reducida a niveles mínimos, y la iglesia será influyente en todas las esferas de la vida.

Esto como deseo es noble. Como sueño, es lindo. Como esperanza, tiene un mensaje eufórico. Pero como bíblico, está fuera de lo que el mensaje de la Palabra dice.

No voy a dar rodeos acerca de esta idea, de este deseo onírico de la escuela preterista, voy al grano de lo que veo en contra de la Escritura.

1.- promueve una esperanza “eclesiocentrica”, no “cristocentrica”. Hace que los creyentes pongan sus esperanzas en el poder de la iglesia, no en el poder de la venida de Cristo. Según la Palabra, El que pone fin a la persecución y el sufrimiento de la Iglesia bajo el báculo del anticristo es Cristo en su segunda venida, no la iglesia. Hace que los creyentes hagan un giro en su esperanza. De esperar a Cristo, ahora esperan el triunfo de la iglesia en esta tierra.

2.- promueve un feminismo eclesiástico. No por gusto la Palabra nombra a la iglesia como “la esposa”, “la novia”. La iglesia en la Biblia es una mujer. Así lo dice el profundísimo libro de Cantar de los Cantares. El Espíritu es sabio, y cada cosa tiene su lugar. El que la iglesia en la Palabra sea “una mujer” es para que ocupe su lugar bajo la cadena de autoridad que Dios ha establecido. Nunca la mujer va a estar ejerciendo autoridad, sino bajo autoridad.

La iglesia jamás estará por encima de Cristo, ni tampoco ocupando su lugar.

La iglesia del preterismo es una mujer que se vale por sí misma para restaurar todas las cosas en la tierra, y entregarle el reino a Jesucristo cuando venga. O sea, según esta escuela, la iglesia lo hace todo, Jesús solo viene por venir, porque si la iglesia lo restaura todo, y lo resuelve todo, ¿para qué hace falta que Cristo venga? Un poco más, y el preterismo hace que la iglesia le diga a Cristo: “mira, todo aquí lo tengo bajo control, voy a ponerlo todo en su lugar, así que ni te molestes en venir, quédate allá, que nosotros mismos vamos a subir hasta donde tu estas, ¡nosotros podemos!!! Sí se puede!!! Sí se puede!!!!.”

 La iglesia del preterismo es una mujer moderna, feminista, que se vale por sí misma. Ya no necesita al marido, sino que hasta compite con él. El preterismo cree que es la iglesia quien restaurara todas las cosas, la Biblia dice que El que restaura todas las cosas, es Cristo. El preterismo da a la iglesia un lugar que no le corresponde.

3.- presenta una escatología propicia para el anticristo. Como el preterismo enseña que ya todo se cumplió, entonces la ICR encuentra esta escatología a su medida, como “anillo al dedo”. Si todo se cumplió, y la bestia fue Nerón, y el anticristo fue Antíoco Epifanes, entonces los creyentes no sospecharan que todavía vivimos bajo un imperio, el imperio de Roma, que la ICR es el “cuerno pequeño” que es quien ejerce el dominio del imperio en el mundo manipulando a los gobiernos humanos a su antojo, y es quien somete a los santos del Altísimo bajo su despótico báculo y su mitra blasfema, manipulando sus fechas, y cambiando sus leyes. El preterismo despoja al creyente de la expectativa de la persecución que sobre la iglesia se cierne. Si ya todo paso, y solo hay que esperar a Cristo, entonces el creyente vive dentro de una burbuja onírica esperando una era dorada de la iglesia, donde los gobiernos serán cristianos, los ladrones suelten sus ganzúas, los violadores se entreguen a las autoridades, los ladrones devuelvan lo que se robaron, las casas no tengan cerrojos en las puertas, los policías no serán necesarios, los jueces tendrán que buscarse otro trabajo, las cárceles serán convertidas en escuelas, y las sillas eléctricas solo se verían en museos como objetos raros.

Si se piensa que ya Roma paso, y que el reino ha sido dado a los santos del Altísimo, es enseñanza propicia para que la ICR encuentre aliados dentro de las mismas filas a quienes esta persiguiendo.

EL TESTIMONIO DE LOS REFORMADORES.

Aunque existe por ahí una explicación geográfico – macarrónica para justificar el no ceñirse a la Confesión de fe de Westminster, por ser hecha en las islas británicas, y los cánones de Dort, el catecismo de Heidelberg, y la confesión Belga fueron hechos en el continente (no veo el punto, pero bueno…..) sin duda, la CFW es la confesión de fe reformada más elaborada, la que más tiempo se tomo, y donde más teólogos, ministros, maestros y pastores participaron, haciendo de ella la más completa.

Es un tremendo resumen de la fe reformada.

Cuando leí lo que a continuación les comparto, sin duda tuve que asombrarme de cómo estos hermanos que nos precedieron dejaron ahí el legado de lo que vieron, y lo escribieron sabiendo que ese documento iba a trascender los tiempos.

CAPITULO 25: DE LA IGLESIA

VI. No hay otra cabeza de la Iglesia sino el Señor Jesucristo; (1) ni puede en ningún sentido el Papa de Roma ser cabeza de ella,  ya que es el Anticristo, aquel hombre de pecado e hijo de perdición quien se exalta en la iglesia contra Cristo y contra todo lo que se llama Dios. (2)

1. Colosenses 1:18; Efesios 1:22.

2. Mateo 23:8-10; 2 Tesalonicenses 2:3,4,8,9; Apocalipsis 13:6.

 

Estos hermanos sabían lo que escribían. No por gusto dejaron ahí su testimonio, lo que vieron en las Escrituras. Es un mensaje para la iglesia de todos los tiempos. La única cabeza es Cristo, y el Papa como figura del anticristo no puede, en ningún sentido, ser cabeza de la iglesia.

¿Por qué estos hermanos dejaron escrito eso en la CFW? Ellos vieron la amenaza del cuerno pequeño, que habla con arrogancia, que blasfema el nombre de Dios y persigue a los santos del Altísimo.

El que hayan puesto Apocalipsis 13:6 como texto para demostrar lo que escribieron, dice mucho con poco.

Cuando los creyentes nos sometemos a alguna de las ordenanzas, fechas, fiestas, celebraciones, o días normados por la ICR, estamos obedeciendo al anticristo. Eso es lo que nos dijeron nuestros hermanos reformados de la CFW. Ellos lo escribieron para nosotros.

EL PRINCIPIO REGULATIVO DE LA ADORACION.

La adoración a Dios está regulada en la Palabra de Dios. Esto se conoce como principio regulativo de la adoración (PRA). Existen dos principios más en cuanto a la adoración, que han surgido de no tener en cuenta el primero. Este es el principio inventivo de la adoración (PIA), y el principio normativo de la adoración (PNA).

Los creyentes estamos llamados a adorar según la regulación que da la Palabra de Dios. El principio inventivo surge cuando se le da a la iglesia la autoridad de hacer cosas en el culto que no están en la Biblia, pero que se autorizan porque la iglesia ha robado la autoridad que solo pertenece a la Escritura. Es la Palabra de Dios quien le da autoridad a la iglesia, no al revés. Ejemplo de este es la ICR, que si la Biblia no autoriza algo en la adoración, si el Papa lo manda, es autorizado hacerlo, debido a la blasfemia de hacerse igual a Dios, y ocupar su lugar en la tierra.

El principio normativo, es aquel que hace cualquier cosa que no esté autorizada en la Biblia, pero que tampoco este prohibida. Se basa en que si Dios no habla de algo, entonces no lo prohíbe.

Tenemos que ser autocríticos y darnos cuenta de cuantos elementos en nuestros cultos están fuera del principio regulativo de la adoración, y pertenecen más bien  a los otros dos. Si nuestro culto se rige por la Escritura, en verdad fueran cultos más austeros.

¿Por qué digo esto?

Porque el enemigo de nuestras almas sabe muy bien que no puede quitarnos nuestra salvación, pero si puede dañar nuestro galardón a través de dañar nuestra adoración y servicio a Dios.

Cuando hacemos cosas que nos parecen buenas, pero no están reguladas por la Escritura, no estamos haciendo cosas que agradan a Dios. El no ha puesto su sello sobre ellas.

Yo quiero mirar por mí mismo, que mi galardón sea completo, no que le falten pedazos. Así lo dice la Escritura:

[“8 Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo.”]  2 Juan 1:8

El “cuerno pequeño”, el anticristo, no recibe su poder de Dios, sino de la serpiente antigua, del dragón, por lo tanto, aunque tenga apariencia de religiosidad estará haciendo la obra del demonio. Su obra va encaminada a oprimir a los santos del Altísimo bajo su autoridad. Cuando adoramos a Dios bajo otros principios que no son los de la Escritura, estamos introduciendo elementos propuestos por el anticristo a nuestra adoración. El no puede tocar nuestra salvación, pero sí dañar o desviar nuestra adoración a Dios.

Es un asunto serio. Quizás por ignorancia hemos estado ajenos a estas cosas, pero es tiempo que los creyentes afirmemos nuestro paso hacia la gloria. El anticristo lo tenemos ahí, al alcance, listo para someternos, dañar nuestra adoración a Dios, y frustrar nuestro servicio. Mi libertad en Cristo está en poder romper toda ligadura que me conecta con el anticristo, no en someterme a sus reglas, porque aun cuando piense que mi conciencia este limpia, se contamina con ir en contra de las Escrituras. Soy cautivo solamente de la Palabra de Dios. El anticristo no es una sola persona que vendrá. Es un tipo de hombre que se levanta contra Dios aun con apariencia de amarle y servirle. No es lo mismo decir que la ICR es anticristo, que decir que la ICR es el “cuerpo pequeño” de Daniel 7.

Si el reino aun no ha sido dado a los santos del Altísimo, es porque Roma sigue en pie. El cuarto imperio que contempla la Biblia aun sigue en pie. Este imperio está en pie en la ICR.

Seguiré viendo “Gladiator” cada vez que se dé la oportunidad, pero cuando la vea, me acordare que soy uno de los santos del Altísimo, y que aunque sea entregado por la voluntad de Dios bajo el báculo de la ICR, no es Su voluntad que me someta a sus reglas. La única cabeza de la iglesia es Cristo. El papa de Roma no puede, en ningún sentido, ser cabeza de ella. Yo reconozco una sola Cabeza.

Anuncios