Posts etiquetados ‘evangelio’

Barnes“Christian Fiction” anunciaba el cartel de la librería “Barnes & Nobles” en plena ciudad de Miami, Florida. “Papi, that’s correct? (Papi, ¿eso esta correcto?)” fue la pregunta de mi hija de 9 años que me acompañaba. Un lugar en esta famosa librería dedicado a novelas y escritos de ficción cristiana. Así como hay autores de ficción cristiana también hay lectores que les atrae mas la ficción cristiana que la verdad cristiana. Les resulta mejor leer una novela de ficción cristiana que leer los evangelios, o las cartas de Pablo, o el libro de los Salmos, o los libros históricos  que narran los hechos bíblicos.

Muy cerca de allí  estaba un pequeño apartado de la inmensa libreria dedicado a libros en español. Tres anaqueles dedicados a “RELIGION”. Dentro de los tres anaqueles no encontre ni un solo libro de literatura reformada. En cambio, hay muchos libros de los neoapostoles de la prosperidad, de mujeres pastoras, de dietas biblicas para adelgazar, de motivadores que pasan por predicadores, de visitas al cielo que luego regresaron a contarlo. Mucha ficción y poca realidad. Mucha falsa doctrina y casi nada de sana doctrina. ¿Que hay que hacer para que “Barnes & Nobles incluya literatura reformada en sus anaqueles de “Religion”? ¿Esta la literatura reformada en extincion?

A una niña de 9 años que esta recibiendo los rudimentos de la fe le sonó raro la ficción cristiana. ¿Como nos suena a nosotros? ¿Es correcto que escritores cristianos escriban ficción cristiana, habiendo tanta necesidad que los pecadores escuchen la verdad cristiana? Así se debate el cristianismo hoy día entre la ficción y la realidad, entre la verdad y la mentira, entre la abundancia de basura evangélica y la escases de buena literatura evangélica, entre el pseudoevangelio y el evangelio. Un día del año 1995 mi vida fue iluminada por la sana doctrina reformada porque alguien hizo llegar a mis manos un pequeño libro llamado “Doctrinas Claves”, una explicación resumida de las 5 doctrinas cardinales de la gracia de Dios. ¡Que Dios bendiga las manos y los pies que escriben, publican y distribuyen buena literatura cristiana, la de sana doctrina! Aunque no haya literatura reformada en “Barnes & Nobles” que la providencia de Dios la haga llegar a muchas manos para bendición de esa familia.

suicidio_osito111Tratar el tema del suicidio es fuerte para mi. La familia de un suicida sufre mucho. El 2 de enero de 1994 mi padre se suicido. Mi hermano y yo habíamos estado con el solamente 10 días antes. Tenia 65 años al quitarse la vida. Su salud física era como la de un roble. Su salud mental estaba muy debilitada. La nota que el dejo no la puedo olvidar, “avisen a mis hijos, y que me perdonen por esto que hice”. No puedo seguir dando detalles, porque aun hoy, después de 19 años de ese suceso tan triste en nuestra familia, lloro a mi padre. El no era cristiano, y eso todavía remueve mas.

¿Por que he decidido escribir esto a pesar que remueve tantos sentimientos y sacude fuertemente mi corazón? Por causa del evangelio de Jesucristo y la fe de los santos.

Es notorio el alboroto que hay en las redes sociales, y en la blogosfera cristiana después de lo dicho por John McArthur en las conferencias POR SU CAUSA en República Dominicana. He leído muchas opiniones y reacciones al tema. He analizado el tema, cambiando mi almohada de aquí para allá. No puedo quedarme tranquilo ante tanta confusión creada tras esa irresponsable declaración de John McArthur.  Las preguntas en los fieles son cientos, y las propuestas de respuestas las doblan en numero. Voy a dar mi aporte desde la Palabra de Dios, y con un pañuelo cerca para limpiar las lagrimas que este tema remueve en mis sentimientos.

¿PUEDE UN VERDADERO HIJO DE DIOS SUICIDARSE?

La respuesta a esta pregunta hay que abordarla desde dos ángulos que se complementan. La muerte y la Soberanía de Dios.

El asesinato es un pecado ante los ojos de Dios. Suicidarse es asesinarse uno mismo. El hombre no tiene ningún derecho de quitar la vida a otro hombre, cuanto menos quitarse la propia. Es un acto contra la Soberanía de Dios, quien es el Autor de la Vida. Solo El da vida, y solo El la quita. Los hombres son los que matan. Dios no mata a nadie. El lenguaje de la Palabra de Dios es certero: Dios hace morir (1Samuel 6:19; Salmo 78:31; 51). El pecado y su consecuencia avisada afecto tanto al hombre, que no solo mata a otro hombre, sino que puede llegar a matarse el mismo. Desde los comienzos el asesinato comenzó a hacer estragos. Cain mato a su hermano Abel.

Según la Palabra de Dios, El ha prefijado el orden de los tiempos y ha establecido los limites de la habitación de cada ser humano (Hechos 17:26). Como Dios Absolutamente Soberano de este Universo, Dios ha establecido todo, por lo tanto, la pregunta de este tema se responde con otra pregunta, ¿HA ESTABLECIDO DIOS QUE UN VERDADERO HIJO DE DIOS SE QUITE LA VIDA EL MISMO? …..y yo voy un poquito mas allá, ¿HA ESTABLECIDO DIOS EN SU SOBERANIA Y PROVIDENCIA QUE UN HIJO DE EL COMETA UN PECADO QUE EL MISMO PROHIBE EN SU LEY?

Matarse uno mismo es evidencia que se ha dejado afuera a Dios, quien es el Dador de la Vida, entonces, es algo inverosímil que pensemos que Dios va a pre ordenar que un hijo de El, quien ha sido sacado de muerte a vida por Jesucristo, y a quien Dios ha puesto su Ley en su corazon,  regrese a la cultura de la muerte, invirtiendo el proceso de la salvación. El evangelio de Jesucristo es la cultura de la Vida por excelencia. Son las buenas noticias de salvación en Cristo, quien vino a darnos vida, y vida en abundancia (Juan 10:10). Doctrinalmente es imposible concebir al Dador de la Vida, preordenando a un hombre a quitarse la vida el mismo, cuando ese hombre fue sacado de la muerte para darle vida.

Un verdadero hijo de Dios puede morir a manos de otro. Si Dios así preordeno los limites de su habitación, debido a sus planes y designios secretos, cuenta como asesinato para el victimario. Un hijo de Dios puede morir de enfermedad, o de buena vejez, o por un accidente de trafico, o por un accidente domestico, o incluso, Dios puede preordenar la muerte de un hijo de El en forma de martirio por el evangelio, pero lo que no puede preordenar Dios es que un hijo de El se quite la vida el mismo. Digo “no puede” no desafiando el poder y la Soberana autoridad del que todo lo puede, sino porque iría en contra de Si Mismo, y la Palabra de Dios es clara en enseñarnos que si El saca a un hombre de la muerte, para darle vida en Jesucristo, no va a ordenar que ESE MISMO HOMBRE SE QUITE LA VIDA POR SI MISMO, sino que es Dios quien le HACE MORIR, de la forma que haya determinado en su Soberanía. Un hombre impío y reprobado puede quitarse la vida, porque esta metido completo en la cultura de la muerte, y esta viviendo en desafío constante de la Soberanía y Providencia de Dios, pero un verdadero hijo de Dios no se puede quitar la vida por el mismo, el Espíritu Santo que mora en el le anhela celosamente, (Santiago 4:5) y el mismo Dios que aguanto la mano de Abraham para que no asesinara a su hijo (Génesis 22: 11-12) detendrá cualquier pensamiento que un hijo de Dios tenga al respecto. La vida de sus hijos le pertenece a Dios, no a ellos mismos, y su Espíritu da testimonio de eso a nuestro espíritu. (Romanos 8:16).

La Escritura dice que la obra que comenzó Dios en nosotros EL ES QUIEN LA PERFECCIONARA HASTA EL DIA DE JESUCRISTO,  (Filipenses 1:6)  El suicidio seria una regresión, una vuelta atrás en la vida de un creyente, una imperfección donde Dios esta perfeccionando, por lo tanto, queda fuera de este versículo bíblico, queda fuera de la vida de un verdadero hijo de Dios. Punto!!!! No hay mas!!!!

El texto de 1Corintios 10:13 nos da luz en medio de este escabroso tema. Leamos…. “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.” Si Dios nos promete DAR LA SALIDA, PARA PODER SOPORTAR, ¿que cabida tiene el suicidio en un creyente? El suicidio es un camino cerrado en la mente del que lo comete. Una encrucijada sin salida. Un problema sin solucion. Un creyente esta bajo la promesa de Dios.

Por lo tanto, desde la perspectiva de la Soberanía de Dios, analizando la cultura de la muerte, la cultura de la vida que es el evangelio, la doctrina bíblica de la salvación en Cristo, y la preservación de la vida de un creyente por parte de Dios mismo, no considero que un verdadero creyente se suicide. El suicidio no esta contemplado en la forma que un hijo de Dios va a morir. Fuimos preordenados por Dios para vida, no para suicidarnos. El Dios de los cristianos HACE MORIR a un creyente, NO LO HACE SUICIDARSE. John McArthur, desde su micrófono ha dado un codazo a la brújula del evangelio y ahora gira alocadamente para muchos indicando ninguna dirección precisa. Hay familias afectadas por la muerte autoinfligida de alguno de sus miembros que quizás frecuento la iglesia, y ahora ante esta disyuntiva están desorientados por alguien que se supone fue llamado a orientar y enseñar la sana doctrina bíblica al pueblo de Dios. Creo que John McArthur no tiene las cosas claras en cuanto al suicidio como hecho perteneciente a la cultura de la muerte. Y no tiene las cosas claras en cuanto a esto, porque no tiene tampoco las cosas claras en cuanto al evangelio de Jesucristo que dice defender por 50 años.  John McArthur esta confundido y ha confundido a muchos creyentes. Quiera el Señor que muchos siervos de El, vengan ahora detrás arreglando el desorden que ha dejado McArthur.

Recojo mi pañuelo mojado por las lagrimas que este tema saco, pero confío en el Señor que haya servido para que muchos puedan darse cuenta que no pertenecemos a una cultura de muerte, sino a una cultura de vida, que aun en condiciones difíciles, el Espíritu de Dios que mora en nosotros nos preservara hasta el fin de nuestros días, que han sido preordenados para vida, por un Dios que es Dios de vivos, no de muertos.

A John McArthur y a todos los que piensan como el, Jesús les responde desde su evangelio: “Dios no es Dios de muertos, sino Dios de vivos; así que vosotros mucho erráis.” (Marcos 12:27).

SOLI DEO GLORIA!!

Ese apellido para ‘evangelio’ no me gusta.  Y tampoco se ajusta a la Palabra de Dios, probemos a ver…… “las buenas nuevas de la prosperidad”, ¿que le pareció?, o intentemos mejor usando textos biblicos, intercalando la mencionada frase…. a ver, probemos:

Mateo 9
35 Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando [EL EVANGELIO DE LA PROSPERIDAD] , y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Mateo 24

14 Y será predicado [ESTE EVANGELIO DE LA PROSPERIDAD] en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.


Lucas 4

43 Es necesario que también a otras ciudades anuncie [EL EVANGELIO DE LA PROSPERIDAD] de Dios; porque para esto he sido enviado. 

Hechos 10

36 Dios envió mensaje a los hijos de Israel, anunciando [EL EVANGELIO DE LA PROSPERIDAD] por medio de Jesucristo; éste es Señor de todos.

2Timoteo 1

8 Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por [EL EVANGELIO DE LA PROSPERIDAD] según el poder de Dios…

1Pedro 1
12 A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado [EL EVANGELIO DE LA PROSPERIDAD] por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.

1Pedro 4
6 Porque por esto también ha sido predicado [EL EVANGELIO DE LA PROSPERIDAD] a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios.

Los textos hablan por si solos. Ese matrimonio entre ‘evangelio’ y ‘prosperidad’ no conviene a los santos. Aunque tengo que reconocer, que hoy dia hay muchos proclamadores de este evangelio que aplican este texto al pie de la letra, veamos:

1Corintios 9
14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio [DE LA PROSPERIDAD], que vivan del evangelio [DE LA PROSPERIDAD].

Les comparto lo que dijo John Piper acerca de esto. Me gusto como lo dijo. Después que leas este tema, y veas el video, dime lo que piensas, que ya estamos IGLESIANDO.

Apologia. La RAE (Real Academia Española) decidio definirla asi: “Discurso oral o escrito en defensa de alguien o de algo.” 

Los siglos II y III d.C fueron importantes en la historia de la iglesia. En ellos se desarrollo una corriente apologetica de la fe, debido a los constantes ataques de doctrinas hereticas provenientes del gnosticismo. En ese periodo se destacaron varios hombres que les fue dado el nombre de ‘padres apologistas’ porque defendieron la doctrina biblica a capa y espada. Entre ellos se nombran Ireneo de Lyon, Clemente Alejandrino, Origenes, San Gregorio, Cipriano y Lactancio entre otros. Estos hombres fueron defensores publicos de la fe, ellos tuvieron que hacer defensa de la fe ante los filosofos e intelectuales de la epoca que la menospreciaban, ante el populacho que lo malentendia, y ante las autoridades que la veian como una amenaza. Estos hombres tuvieron que enfrentar grandes retos, su lucha fue contra argumentos hereticos, contra intereses creados, contra fantasmas politicos creados por los que tenian el poder, y sobre todo a cada paso tratando de enseñarle a todos la diferencia entre la fe y la razon, algo bien dificil para la epoca en que ellos protagonizaron su lucha.

La apologia de la fe no es comun verla. Las predicaciones que mas abundan hoy dia son las encaminadas a que el creyente se sienta bien, comodo, tranquilo, sosegado, relajado. Para hacer apologia de la fe hay que hablar del error, y cuando se habla del error hay que molestar a quien lo lleva en su regazo. Por eso las predicaciones o escritos apologeticos no abundan mucho hoy.

En mayor o menor grado la mayoria de nosotros hemos hecho apologia, pero apologia del error. Hemos defendido muy bien los errores doctrinales que han estado siempre presentes, pululando en nuestras congregaciones. Hemos defendido el bautismo por inmersion en bautisterios como si fuera el mas biblico y correcto ;  hemos luchado contra el bautismo de los niños cual si fuera una herejia, y en el mejor de los casos como si fuera una locura; hemos defendido el dispensacionalismo de J. N. Darby y de C.I.  Scofield, hasta hemos portado con orgullo una biblia anotada por Scofield como si fuera algo muy valioso; hemos defendido el famoso ‘milenio’ diciendole a la gente que Cristo reinara en ese ‘milenio’  mientras tanto no reina, sino que el que reina es Satanas. Hemos defendido el ‘catolicismo evangelico’, ese que separa, ese que nos hace creernos custodios de la verdad, y miembros de la unica iglesia, viendo a “los otros” como inferiores a nosotros mismos, hemos dejado a un lado el plan universal de Dios para la Iglesia, ese que nos hace parte y no el todo, ese que nos permite comprender que la iglesia de Jesucristo es universal y que Dios tiene pueblo aun donde nuestros prejuicios no llegan. Hemos defendido el gobierno congregacional como si fuera el gobierno eclesiastico autorizado por las Escrituras, poniendo a la iglesia a dirigirse sola, cuando Dios ha puesto hombres a gobernarla, hemos defendido la democracia eclesiastica como si fuera un gobierno de la tierra, sin darnos cuenta que Dios no gobierna su iglesia como los gobiernos humanos, haciendo partidos, y poniendo en un pedestal el “se hace lo que diga la mayoria”. Hemos echado a un lado los preceptos biblicos, y mujeres pastoras ocupan los pulpitos predicando y enseñando en la iglesia a lo cual no han sido llamadas. Hemos defendido el arminianismo como si fuera una doctrina biblica opcional del creyente, la cual no es nociva para su fe, le hemos dado cabida a los argumentos arminianos en nuestras iglesias, mezclando la verdad con la mentira, aguando la doctrina biblica a un punto que no alimenta al creyente sino que lo convierte en un cerebro famelico y desnutrido llevado para donde sopla el viento e inseguro de su salvacion. En vez de una luz, hemos encendido un fuego fatuo y ha sido puesto encima de la mesa para que no alumbre a nadie, sino que proyecte la sombra del error sobre los hombres, haciendolos caminar a tientas.

No tenemos que hacer apología de estas cosas que menciono porque sean ‘calvinistas’ o ‘reformadas’, sino porque todas estan en la Biblia mucho antes de Calvino y los Reformadores. No es que sea ‘doctrina calvinista’…..¡ es ‘doctrina biblica’, enseñada por los apostoles y recibida por la iglesia!

En realidad, aunque Apolos tenga mucha elocuencia, y sea poderoso en las Escrituras, todavia algo le falta por corregir y entender.

A nosotros se nos ha hecho un poco mas dificil hacer apología de la fe que a los ‘padres apologistas’. Ellos defendieron la fe ante filosofos, intelectuales, hombres de pueblo, autoridades politicas, pero a nosotros se nos ha sumado la dificil tarea de hacer defensa de la fe ante teologos, predicadores, maestros de doctrina, cristianos con biblia bajo el brazo, que la usan para combatir a la misma biblia. Es dificil la tarea de decirle a un hombre que esta atacando con error la misma fe que dice defender. Pero aunque sea dificil, hay que seguirlo haciendo.

La Reforma no ha terminado, todavia continua en cada creyente que aclara su vision de la fe, y puede renunciar a seguir siendo un apologista del error.

“…sabiendo que para defensa (gr=apologia) del evangelio estoy puesto.”  Filipenses 1:17 (Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español de Cesar Vidal)

SOLI DEO GLORIA!!

Los famosos “comerciales” que nos interrumpen vez tras vez la entretenida película, o el ameno programa que estamos viendo en la tv están diseñados para eso. Los hay muy originales, y hay otros que hacen reír, y otros que dan ganas de cambiar el canal hasta que pase. Los comerciales son propaganda. Son la cara de un producto, de una firma, de un negocio. Estan diseñados para enganchar al consumidor, para atraer compradores. El comercial es la carnada con el anzuelo, nosotros somos los peces. Casi siempre prometen y ofertan más de lo que en realidad te quieren vender. Todo es una estrategia para venderte el producto.

El evangelio es el “producto” de la iglesia. La iglesia no vende el evangelio, pero de igual forma tiene que hacerlo llegar a las personas. ¿Cómo la iglesia le hace llegar su producto a las gentes? He visto innumerables formas y estrategias en que la iglesia ha llevado el evangelio a las gentes, he participado también en muchas estrategias y métodos de evangelismo, y hoy me siento a meditar en esta parte importante de la iglesia…..y como ya es costumbre, casi sin darme cuenta, echo mano a la Biblia para meditar el tema. Descubro en la Biblia algo que me ha llamado poderosamente la atención, y es que en todos los textos relacionados con la predicación y proclamación del mensaje de salvación, la palabra asociada con eso, es ANUNCIO, ANUNCIAR, ANUNCIANDO.

Como me gusta certificar bíblicamente lo que digo, les comparto algunos de los tantos textos que he leído donde se usa la palabra en cuestión, vean que interesante:

“Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y ANUNCIANDO EL EVANGELIO del reino de Dios, y los doce con él…..” Lucas 8:1 (RV-60)

“Sucedió un día, que enseñando Jesús al pueblo en el templo, y ANUNCIANDO EL EVANGELIO, llegaron los principales sacerdotes y los escribas, con los ancianos,…” Lucas 20:1

“Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes ANUNCIANDO EL EVANGELIO.” Hechos 8:4

“Dios envió mensaje a los hijos de Israel, ANUNCIANDO EL EVANGELIO de la paz por medio de Jesucristo; éste es Señor de todos.” Hechos 10:36

“Y Pablo y Bernabé continuaron en Antioquía, enseñando la palabra del Señor y ANUNCIANDO EL EVANGELIO con otros muchos.” Hechos 15:35

“¿Quién ha creído a nuestro ANUNCIO?” Isaías 53:3

“Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y !!Ay de mí si no ANUNCIARE EL EVANGELIO!” 1Cor. 9:16

Creo que es suficiente con esos textos.

¿Por qué escribo ANUNCIANDO EL EVANGELIO y lo destaco? Porque esta frase en el griego original del NT, es una sola palabra: EVANGELIZOMAI. De donde viene la palabra nuestra, EVANGELIZAR, EVANGELISMO, etc.……

Cuando “evangelizamos” estamos diciendo el mensaje de Dios, pero la Palabra nos dice QUE ES EN FORMA DE ANUNCIO, NO DE PROPAGANDA. LA PROPAGANDA ACOMODA EL PRODUCTO AL CONSUMIDOR, EL ANUNCIO, DICE EL PRODUCTO TAL CUAL ESTA….hay una gran diferencia en el concepto.

He analizado varias cosas, que se las comparto……

1.- El mensaje del evangelio, o las buenas nuevas de salvación, el cual es el “producto” que tiene la iglesia, ES UN PRODUCTO QUE NO TIENE ATRACTIVO PARA LOS CONSUMIDORES. (Leer Isaías 53:2)

2.- La iglesia tiene que anunciar un producto que no tiene atractivo para los hombres impíos, muertos en delitos y pecados, pero para los hombres que son regenerados y llamados por el Espíritu Santo, sí tiene atractivo.

3.- Hemos sustituido la palabra bíblica ANUNCIAR (el evangelio), por las palabras, PROMOCIONAR, OFERTAR, COMUNICAR. PROPAGANDIZAR. Parecen iguales, pero no lo son. Parecen sinónimas, pero no lo son. El que anuncia algo, lo hace tal como es, “AS IS”, el que promueve, oferta, comunica, propagandiza, trata de envolverte el producto agradablemente, te lo ofrece en una envoltura atractiva, porque su propósito es venderte el producto. La iglesia se ha detenido más en las formas, en la envoltura del evangelio, que en el evangelio en sí. Se promueven actividades en la iglesia, con ricas comidas, música buena, asientos muy cómodos, templos muy acogedores, velas olorosas encendidas en el recinto, personas sonrientes que se acercan a los visitantes para hacerlos pasar, sistemas de sonido ultramodernos, charlas psicológicas que endulzan y seducen el oído de los visitantes, chistes desde el pulpito que hacen relajar los músculos de la cara de los que llegan atraídos por las envolturas del evangelio….pero no por el evangelio en sí. Cuando en algún momento del mensaje el predicador se le ocurre decir: “TIENES QUE ARREPENTIRTE DE TUS PECADOS…..” todo el romance de ricas comidas, velas olorosas, personas sonrientes….quedo a un lado, porque ya eso no le gusta a muchos. Se comienza a notar la ausencia de aquellos que llegaron, hasta que ya dejan de asistir, ¿Por qué sucede eso en la gran mayoría de los casos? RESPUESTA: porque esas personas vinieron atraídas por la propaganda del evangelio, pero no por el evangelio en sí.

4.- No me opongo a la presentación del evangelio con ideas originales, al uso de tecnología, y de cosas ocurrentes….pero lo que sí quiero dejar claro es que me gustaría QUE LA PROPAGANDA DEL EVANGELIO DEBE LLEVAR EL MENSAJE DEL EVANGELIO. DE NO SER ASI, HABRA MUCHAS GENTES EN LAS IGLESIAS, PERO “CONVERTIDAS” A LA PROPAGANDA DEL EVANGELIO QUE LOS ATRAJO, NO AL EVANGELIO DE JESUCRISTO.

5.- Juan el Bautista estuvo en solitario hasta que Dios lo mando a salir a la palestra pública para ANUNCIAR EL EVANGELIO (una vez más……), ¿Cuál fue su anuncio? “ARREPIENTANSE DE SUS PECADOS….”, este anuncio, visto desde el punto de vista del marketing evangélico, NO ES RECOMENDABLE, ALEJA A LOS CLIENTES…..pero resulta que esa es la forma bíblica de anunciar el evangelio. Otra frase muy usada por Jesús en sus días de ministerio es: “…EL QUE TENGA OIDOS, PARA OIR, QUE OIGA” de nuevo, esta frase tampoco tiene “marketing evangélico”, pero es la frase que uso Jesús.

6.- La iglesia ha sido llamada a ANUNCIAR el mensaje tal cual está en la Palabra, sin envolverlo en papeles perfumados. El que tiene oídos para oír (esto es, los escogidos), oirán, y responderán.

¿Estamos anunciando el evangelio, o le estamos haciendo propaganda? ¿Sera esa la razon por la cual hay mucha gente en algunas iglesias, y muy pocas en otras? ¿Estaremos ofreciendo a las gentes un evangelio diferente al que aparece en la Biblia?…..no se, varias respuestas a estas tres preguntas se agolpan en mi mente.

poolparty-002“….Felipe, no estamos preparados hoy para vivir un evangelio como el que vivio Jesus…..” Estas fueron las palabras de un conocido lider bautista de nuestra ciudad de Miami al terminar una conferencia que di en una reunion para hombres de la Asociacion Bautista local.

En mi conferencia quise tocar puntos de cosas que hizo Jesus que nosotros no hacemos, o simplemente “se ven mal” para el cristianismo de hoy.

Jesus fue invitado y asistio a fiestas de publicanos. Jesus comia y bebia con las personas mas despreciadas de su epoca, los publicanos, las prostitutas, personas mal vistas por la gente “limpia” de la sociedad, al punto de recibir el comentario peyorativo de “…es amigo de publicanos y pecadores, comedor y bebedor de vino”. En varias ocasiones Jesus se encontraba en medio y a su alrededor los mas pecadores de entonces. Jesus decia la verdad claramente aunque esta resultara en una reaccion desfavorable en sus interlocutores, incluso en una ocasion le dijo a sus propios discipulos que si se querian ir. Jesus no ostentaba nada material. Jesus no lo penso dos veces para adoptar una actitud firme y energica con los que estaban ensuciando el templo, tomo una cuerda y en forma de latigo ahuyento a los oportunistas. Jesus no comulgo con personajes politicos de la epoca, mas bien los critico, y en sus dias finales llevado ante ellos para ser juzgado, ni siquiera les dirigio la palabra.

“Imaginen que Julian, el mayor delincuente del pueblo, conocido como narcotraficante, ladron, estafador, borracho, causante de muertes impunes en el pueblo, pervertidor de jovenes, es tocado por el poder de Dios y su alma se convierte al Senor. Lleno de gozo por el cambio operado por el Espiritu en su corazon va al pastor de la iglesia del pueblo y lo invita a una gran fiesta que quiere dar por motivo de su conversion, en agradecimiento al Senor por haberlo librado de la muerte. El pastor le dice que si, que va a estar alli. Cuando llega el pastor a casa de Julian se escucha la musica, y ve que este ha invitado a la mayoria de sus amigos de delincuencia, la casa esta llena de delincuentes, prostitutas,… el pastor es conducido a ocupar un lugar en la mesa. Alli se sienta y comienza a conversar con algunos de los invitados cercanos a el, mientras comparte algo de lo que le sirven, en la mesa se ven botellas de bebida, tabacos que reposan en ceniceros esperando ser tomados por sus dueños fumadores. Julian a preparado esa fiesta, y ha permitido todo eso, porque les quiere decir a todos de su cambio, de su nueva vida en Cristo, de su nueva forma de ver la vida.

Si ud. fuera miembro de la iglesia de ese pueblo, convertido al Senor hace muchos anos, incluso lider de la iglesia, y pasara por frente a la casa de Julian, por la ventana abierta de par en par escucharia la musica pero tambien veria a su pastor sentado en aquella mesa, rodeado de delincuentes, conversando con ellos. El cuadro que ud. ve a traves de aquella ventana le hace tener una opinion de lo que esta viendo. ¿Cual seria su opinion del asunto, si este hecho le sucediera a ud. en la vida real? ¿Cree ud. que el pastor debia rechazar esa invitacion?”

Este fue un ejemplo que puse el dia de dicha conferencia, y la respuesta fue: “….Felipe, creo que no estamos preparados hoy para vivir un evangelio como el que vivio Jesus….” A lo que yo conteste: “…entonces, ¿que evangelio es el que estamos viviendo?…..” A esta ultima pregunta no hubo ninguna respuesta.

No fui invitado a dar mas conferencias. Parece que dije cosas que tampoco estamos preparados para oir, aun cuando todas estan en la Biblia. Hay que pagar un precio por todo. Jesus lo pago, ¿quien soy yo para no pagarlo?

Quizas por ahi anda la razon por la cual muchas personas no se acercan a la iglesia hoy dia. Nosostros los cristianos, les hemos puesto metas demasiado altas para personas que no tienen a Cristo. Un lenguaje aceptado, una forma de vestir aceptada, hasta una forma de caminar aceptada….. aunque no querramos reconocerlo, queremos que las personas que vienen a la iglesia cumplan ciertos requisitos, y Jesus era diferente, El queria a los pecadores sin requisitos, por eso se acercaban a El.

Cada vez que pienso en esto, las palabras de Jesus  retumban en mi cabeza: “…NO HE VENIDO A LLAMAR A JUSTOS, SINO A PECADORES AL ARREPENTIMIENTO…”

Entonces, aprovechando que se esta acabando el 2008, y va a comenzar un nuevo año, tiempo para reflexionar y meditar, me gustaria volver a preguntar, ¿cual evangelio es el que estamos viviendo?