Sucedio muy cerca de mi, tan cerca que puedo tocarlo con mis manos. Hoy en dia son muy comunes los grupos de creyentes miembros de una congregacion, que se reunen en las casas, algun dia de la semana, como parte de la vida de esa comunidad de fe. ‘Celulas’, ‘Grupos de Amor en Accion’ son algunos de los nombres que tienen estos grupos hogareños. Comunion y alcance son los dos objetivos primarios de estas reuniones. Este grupo de creyentes se reunía en un local del templo. Son muchos, es la razon por la cual no lo hacian en una casa. Todo estaba bien hasta que de pronto, sin ningun plazo ni aviso previo le fue comunicado que no podian seguirse reuniendo alli. Nadie usa ese local ese dia, nada anormal sucedio, ninguna razon de peso para esa decision tan drastica. ¿Que hacemos ahora? ¿Donde nos reunimos? ¿Donde vamos? ¿Por que suceden estas cosas en la iglesia? ¿No somos parte de esta iglesia, por que nos tratan como extraños?….son algunas de las preguntas de los afectados. Desanimo, duda, confusion, malestar, enojo, son algunos de los sentimientos que ahora mismo se pasean entre todos los creyentes de ese grupo.  Una vez mas esta sucediendo: ¡en la misma iglesia te rompen el corazón!

Pude conversar con el hermano que dirige ese grupo. Senti el deseo de darle ánimos a un hombre que ama la obra de Dios y que  ahora mismo tiene roto el corazón. Algunas de las cosas que le dije, las comparto con ustedes, porque se que este fenomeno se da en todas las latitudes eclesiasticas.

1.- No pierdas la vision. Tu no estas trabajando para la iglesia tal……..mira tu servicio para el Reino de los cielos, no solo para una iglesia local. Las dos cosas van de la mano. Una iglesia local no es un fin en si misma, es una parte de un todo, y ese todo, es la Iglesia Universal de Jesucristo. Lo que hacemos en una iglesia local es para beneficio del Reino, no es exclusivamente para esa iglesia local. Los alcanzados son para el Reino, los edificados son para el Reino.

2.- No mires a 2 metros a tu alrededor, levanta tu mirada y mira al horizonte. No sabes si esta circunstancia inexplicable ahora,  puede ser un trampolín de bendicion que les permita a ustedes alcanzar mas gentes para el reino.

3.- No permitas que se amargue tu corazon. La amargura de espíritu es extremadamente dañína para el ministerio. No la tomes contra nadie. Satanas es muy astuto y busca ventajas en situaciones como esta para crear enemistades y pleitos entre los hermanos de la fe.

4.- No cargues con la responsabilidad de otros. El que tomo esa decision de no dejarlos reunirse alli, tiene su responsabilidad delante de Dios. Pero quiero decir este punto aun mas bíblicamente: “…..NO PARTICIPES EN PECADOS AJENOS”. (1Timoteo 5:22).

5.- Busquen juntos la voluntad de Dios. Dios puede estarles mostrando un proximo paso, y es bueno que lo vean juntos. La orden de Jesus a sus discipulos antes de ascender a los cielos fue que no se fueran de Jerusalem, sino que ESTANDO JUNTOS esperasen la promesa del Padre. (leer Hechos 1:4). Ustedes son parte de una comunidad de fe, y como parte de ese ministerio de alcance y comunion, Dios los puede estar guiando en medio de esta circunstancia adversa, para que den mas frutos para el Reino. Recuerda: “…..A LOS QUE AMAN A DIOS, TODAS LAS COSAS LES AYUDAN A BIEN…..” Rom. 8:28

¿Te han roto el corazon en la misma iglesia? No eres unic@. Sucede a menudo, y es parte de nuestro andar en la fe. ¿Que vas a hacer ahora? ¿Refugiarte en ti mism@ a lamerte las heridas? No, en el nombre de Dios te digo, ¡deja atras,  lo que queda atras, y extiendete a lo que esta delante!……y lo que esta delante de nosotros, ¡es LA GLORIA DE DIOS!

Anuncios