Posts etiquetados ‘teologia del pacto’

bautismoLA VERDADERA RAZON DE POR QUE LOS EVANGELICOS NO BAUTIZAN INFANTES

«Amigos, (especialmente los que esperan niños) me preguntan con una frecuencia sorprendente por qué creo en el bautismo infantil. Durante un par de años, respondía con lo que creía eran los mejores motivos bíblicos. Pero usualmente no tomo ese camino nunca más, porque me he dado cuenta que no es lo que convence.
Para la mayoría de los evangélicos, lo que se destaca en la forma de bautizar a los niños no es una falta de evidencia bíblica, sino el lente interpretativo con el cual leen la Escritura. Esa lente en forma de avivamientos, individualismos, y una teología sacramental sin ataduras de los medios de gracia de la iglesia, hace de la conversión el principal artículo de fe. Debemos esperar esto, ya que la teología evangélica estadounidense se forjó en el frente de batalla, en reuniones de acampada, al sonido de la predicación de fuego y azufre.

El supuesto básico aquí es que tienes que tener una experiencia de conversión que te salvó. Tu debes alejarte de una vida pasada hacia una nueva, por lo general con lágrimas y lamentos que acredite tu sinceridad. Y este punto de vista del cristianismo funciona bien en un entorno de evangelización, donde muchos han vivido como incrédulos abiertos. El problema es que es un ajuste difícil cuando se trata de la fe de varias generaciones.
Cualquier persona que se crió en un hogar cristiano y todavía cree en Jesús sabe que no hubo un momento en que él o ella se dieron cuenta de la transición de “incredulidad” a “creencia”. Nosotros nunca fuimos “convertidos”. Se inculca simplemente desde la infancia, y durante el tiempo que podemos recordar, hemos confiado en Jesús para el perdón de nuestros pecados, hayamos sido bautizados como un bebé o no.

Sin embargo, debido al énfasis bautista en la conversión, muchos (si no la mayoría) criados en esas iglesias, nos encontramos con el “convertirse” una y otra vez, con el recitar la “oración del pecador”, con innumerables llamados al altar durante nuestros años de infancia y adolescencia, seguros de que cada vez, éramos verdaderamente sinceros, pero siempre nos encontrábamos de vuelta en el altar. Algunos de nosotros incluso pedimos ser re-bautizados en nuestras conversiones frescas. Y todo el mundo criado en iglesias evangélicas sabrá lo que quiero decir cuando digo “envidia de testimonio” – los celos reales y perversos que se sienten cuando alguien, que vivió una vida desagradable antes de la conversión, comparte su historia.
Aquí es donde creo que la principal dificultad con el bautismo infantil se encuentra, al menos para los evangélicos estadounidenses. No creo que los evangélicos bautistas realmente ven a sus hijos como paganos, o como no regenerados antes de su “profesión creíble de fe.” Si lo hicieran, no les enseñarian la oración del Padre Nuestro, o a cantar “Cristo me ama.” Creo que lo que realmente está pasando es una especie de sacramentalismo alternativo, donde una experiencia dramática de conversión, en lugar de bautismo, es el rito de iniciación cristiana.
Por lo tanto, los niños criados en este entorno, se sienten en la necesidad de fabricar conversiones entre lágrimas una y otra vez para probar su sinceridad. Y en lugar de su confianza presente en Cristo, se les enseña (implícita o explícitamente) a mirar hacia atrás en busca de un tiempo, un lugar y una oración, y la participación de su salvación en eso.

El bautismo infantil va en contra de todo este sistema. Declara que Dios visiblemente induce un cambio de corazón y una fe salvadora en los que son demasiado jóvenes para siquiera hablar o recordar sus “conversiones”. Ilustra que las ramas que Dios injerta en su Hijo no son estériles. Ellos son los botones frescos de las flores, que están produciendo nuevas ramas que nunca han bebido de la savia de otro árbol. Y lo más importante, comprender que esto coincide con las experiencias de vida de los niños de los creyentes, en lugar de imponer continuamente en ellos un sistema que fue diseñado para los conversos de primera generación.
Casi siempre, veo las luces se encienden después de explicar este punto a un amigo evangélico bautista. Y en la mayoría de los casos, su aceptación del bautismo infantil no se queda atrás.»
______________________
Escrito por G.Shane Morris, en el blog, «PATHEOS»
Traducido del post original en ingles para http://www.Iglesiando.com, por Felipe Gonzalez 

 

 

 

 

bautismo

► LA DOCTRINA DEL BAUTISMO

Las Iglesias Reformadas creen que es un deber y un privilegio bautizar a los niños de miembros de la Iglesia. Esta doctrina no se mantiene en razón de la tradiciones humanas sino en razón de la enseñanza bíblica. Esto se ve en el siguiente resumen.

• La Biblia vincula la circuncisión del Antiguo Testamento con el bautismo del Nuevo Testamento como es sacramento iniciador del pueblo de Dios. Como tal se ve claramente que la circuncisión tiene el mismo significado espiritual que el bautismo.

1. Ambos sacramentos significan unión con Cristo.
– Circuncisión: La bendición más alta del Pacto Abrahámica era unión con Dios. (Génesis 17:7) La circuncisión señala a esta realidad espiritual. (Génesis 17:13; Hechos 7:8)
– Bautismo: La formula del bautismo dada en Mateo 28:19 indica unión con el Dios trino. Además, Romanos 6:4-6 expone la realidad espiritual del bautismo como unión con Cristo en su crucifixión, muerte y resurrección. Dense cuenta de cuantas veces se utiliza la palabra “juntamente” y la frase “con el.”

2. Ambos sacramentos simbolizan la eliminación de la polución del pecado.
– Circuncisión: Esta idea se da en Génesis 17:14 cuando Dios dice que un varón en la casa de Abraham que no se circuncida “será cortado del pueblo; ha violado mi pacto.” Al circuncidarse significa al separase del mundo pecaminoso. (cp. Deuteronomio 10:16; 30:6; Jeremías 4:4; 6:10)
– Bautismo: Colosenses 2:11-12 expone el significado de la circuncisión como “echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal” y conecta este sacramento con el bautismo.

3. Ambos sacramentos señalan la justificación por fe.
– Circuncisión: Romanos 4:1-11 enseña que el sacramento de la circuncisión impartida a Abraham y a su familia era la señal y el sello de la justicia de la fe. (cp. Génesis 15:6; 17:10)
– Bautismo: En Filipenses 3:3 Pablo declara que la fe en Cristo nos salva y no el sacramento de la circuncisión. (Hubo personas que todavía pensaban que la circuncisión era esencial para la salvación.) La circuncisión fue abolida oficialmente en la Iglesia Primitiva en Hechos 15 y Colosenses 2:10-11 indica que el bautismo lo reemplazó. Además, Hechos 2:38; 22:16; y I Pedro 3:21 presentan el bautismo como la señal de la justificación de los pecados.

• El Nuevo Testamento expone una continuidad entre la manera en que Dios actuaba en el Antiguo Testamento y la manera en que actúa después de Cristo. Si Dios concedió el sacramento iniciador a los niños en el Antiguo Testamento, debemos esperar que en el tiempo de la abundancia de gracia en Jesucristo que Dios también les concedería a los niños el sacramento iniciador. Y, esto es precisamente lo que vemos en el Nuevo Testamento.

1. En Romanos 4:16 Abraham se describe como el padre de todos los que creen en Jesús y, por eso, somos herederos de las mismas promesas. (cp. Gálatas 3:6-9) Es correcto, pues, considerar que Dios trate a su pueblo en el nuevo pacto de igual modo.

2. La circuncisión en el Antiguo Testamento era administrada a los niños varones en la familia de Abraham por mandato de Dios, demostrando que su gracia extendía de una forma especial a los niños. (Génesis 17:9-14; 21:4; Éxodo 4:24-26) A los niños, pues, se les consideró como miembros de la Iglesia en razón de la fe de sus padres. (Josué 8:35; II Crónicas 20:13; Esdras 8:21; Nehemías 12:43) Dios siempre enfatizaba la importancia de la familia en su programa de la salvación. (Génesis 18:18-19; Deuteronomio 6:4-9)

3. Cristo y sus apóstoles uniformemente hablaron y trataron a los niños bajo la idea que permanecían en la misma relación que habían tenido siempre con la Iglesia. (Jesús: Mateo 19:14; Lucas 18:16; Apóstoles: Efesios 1:1 con 6:1-3; Colosenses 1:1-2 con 3:20; I Corintios 7:14) Y en la Iglesia Primitiva se nos relata que hubo varios bautismos de familias enteras que sin duda alguna incluían niños. (Hechos 16:15, 33; 18:8; I Corintios 1:16).

— Pastor Juan Sanabria.

Yeniset baptismEste domingo pasado (25 de mayo) fue un día emocionante para nuestra familia. Nuestros hijos recibieron el santo bautismo, instituido por Cristo. Ante mis ojos se estaba cumpliendo uno de los mayores deseos de nuestro corazón expresados a El en oración. Dios es fiel. La sencillez y la profundidad del acto se mezclaban entre si dejándonos abrumados de la emoción. Mientras nuestro pastor bautizaba a mi hija Yeniset, en mi mente repasaba una realidad tan hermosa que es para deleitarse en ella: ¡estamos cumpliendo con la perpetuidad del Pacto!

Cuando Dios le revelo el Pacto a Abraham, le dijo:

 

” Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, POR PACTO PERPETUO, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti.” (Génesis 17:7)

 

¿Como se perpetua el Pacto de Dios en todas las generaciones?

¡Poniendo la señal del Pacto en los hijos, tal como lo mando Dios a Abraham! ¡La señal externa del Pacto es la señal externa de su perpetuidad! Eso no ha cambiado. Dios no ha dejado de incluir a nuestros hijos como parte de su pueblo, y tampoco a mandado a invalidar la señal externa que sobre ellos fue mandada a poner como sello de esa inclusión. Han cambiado las formas, pero los hijos siguen estando incluidos. Lo cierto es que esa mañana, ¡estábamos nosotros como familia, siendo parte de esa promesa, estábamos siendo parte de la perpetuidad del Pacto! ¡que gozo, que privilegio, que tremendo es nuestro Dios! Nuestros dos hijos estaban recibiendo la señal del Pacto tal como la recibieron Isaac, Ismael, Jacob, Esau,….David,…Jeremías,….Juan el bautista,…Jesús,….Pablo,….la familia del carcelero de Filipos (lastima nunca se dijo su nombre),… la familia de Lidia de Tiatira,…la familia de Estefanas,…..! ¡Tantos creyentes que nos han precedido en el camino de la fe! No solo hablamos y enseñamos sobre la eternidad y la perpetuidad del Pacto, sino que ¡obedecimos, y eso nos hizo parte de esa perpetuidad pactual que mando Dios! Pero la señal externa es promesa del cumplimiento espiritual de esa promesa, y también en todas las generaciones Dios ha cumplido su promesa de circuncidar el corazón de los suyos bautizándoles con su Espíritu Santo. La perpetuidad del Pacto de Dios no solo se ha mantenido externamente por las generaciones, sino también internamente. La fe que hubo en la abuela Loida, también estuvo en su hija Eunice, y luego también en su nieto David baptismTimoteo  (2Timoteo 1:5) ¡Dios es Fiel!

Cuando el pastor Alejandro y yo escogimos la fecha del bautizo de nuestros hijos, no nos dimos cuenta que era un “long weekend” (fin de semana largo) aquí en nuestro lugar. Se celebraba “Memorial Day”. Un día en el cual el país se para, y se hace énfasis en recordar a todos los que han caído en las guerras. Dios quiso que fuera en esa fecha. Sin poner a un lado la memoria de esos bravos guerreros, cada “Memorial Day” vamos a recordar que nuestra familia también paso a formar parte de los echos poderosos de Jehova. Es bueno tener un “memorial day” para recordar los hechos poderosos de Jehova con su pueblo. Es un echo poderoso de Jehova que aunque a través de los siglos el Enemigo del pueblo de Dios ha tratado de borrarlo de la faz de la Tierra, siempre El se ha reservado un remanente de Gracia. Durante todos los siglos la iglesia de Dios ha mantenido la llama encendida. El pabilo que humea no se ha apagado nunca. La caña cascada y casi rota nunca se ha partido, porque la iglesia del Señor es parte de sus echos poderosos. ¡Las puertas del Hades no prevalecerán contra ella! Durante siglos el Pacto se ha perpetuado de generación en generación. Dios ha tenido testimonio en todos los siglos. Unas veces con mas luz, otras siendo apenas una llama mortecina, la iglesia de Cristo ha permanecido. La iglesia de Cristo se ha perpetuado. Nosotros como familia somos parte de todas esas familias de fe que ha obedecido a Dios perpetuando el Pacto, obedeciendo en bautizar a su hijos pequeños confiando que Dios es fiel para cumplir lo que prometió: “…seré el Dios de ellos” (Génesis 17:8)

No tengo palabras para agradecer a mi Dios. Se quedan cortas. Pero la seguridad que El si puede leer nuestros corazones me tranquiliza, porque ahí El podrá ver cuanta gratitud tengo como padre de ver en mis hijos la señal externa de la perpetuidad del Pacto de Dios con su iglesia. ¡Que esa promesa sea un día sellada en sus corazones!

Le doy gracias a Dios por habernos permitido comprender esta gran verdad cuando nos regalo a nuestros hijos.

Mientras el agua fresca y clara de manos del ministro mojaba los cabellos de mi hijo David, a mi mente venían las palabras de Josue: “…yo y mi casa serviremos [obedeceremos] al Señor.”

 

Ligonier_Ministries_LogoLa práctica de la iglesia del bautismo infantil fue objeto de ataques en el siglo XVI. Desde entonces, muchas iglesias cristianas se han unido en contra de la práctica, entendiendo que la administración del bautismo es sólo a los adultos creyentes. En la Conferencia Nacional 1998 “Ligonier Ministries”  los Dres. John MacArthur Jr. y R.C Sproul discutieron sus puntos de vista sobre el significado bíblico y el modo del bautismo cristiano. Dr. MacArthur presenta la posición  credo bautista y el Dr. Sproul presenta la posición paedo bautista histórica.

Debido a la importancia de este tema, nos dimos a la tarea de transcribir al español este debate, y es lo que presentamos en esta entrada. La traducción no es literal ni exhaustiva, pero si presenta lo mas importante de ambos puntos de vista. Creo que sera de bendición para muchos poder ver este tema expuesto desde ambas posiciones, y evaluarlo a la luz de las Escrituras, según la máxima reformada ¡SOLA SCRIPTURA!  Que Dios use este debate para traer mas luz a muchos creyentes, obedeciendo el Pacto de Dios, y honrando al Dios del Pacto.

__________________________________________________________________________________________________

DEBATE ENTRE JOHN MCARTHUR Y R.C.SPROUL ACERCA DEL BAUTISMO DE INFANTES, CELEBRADO EN “LIGONIER MINISTRIES”.

1ra. Parte. John McArthur. Punto de vista credobautista.

(Traducción y transcripción del audio, no es literal. Solo los puntos principales del expositor, conforme al tema del bautismo de los niños.)

(Nota: el uso que hago de las mayúsculas es para énfasis)

___________________________________________

(John McArthur baso su conferencia en 5 puntos principales)

1.- EL BAUTISMO DE INFANTES NO ESTA EN LAS ESCRITURAS. No existe mandamiento claro, directo y enfático a bautizar infantes. No “beat” (caso evidente) de bautismo de infantes en las Escrituras.

2.- EL BAUTISMO DE INFANTES NO ES UN BAUTISMO DEL N.T. La Escritura guarda silencio acerca de eso, sin embargo, acerca del bautismo de adultos es extremadamente clara.MacArthur
Todos los que fueron bautizados en la familia del carcelero de Filipos, de Lidia, y de Estefanas, todos recibieron la Palabra predicada, creyeron, y recibieron al Espíritu Santo, por eso fueron bautizados.
El bautismo es solo por inmersión acorde a la palabra BAPTO, porque somos INMERSOS EN CRISTO. Porque la doctrina de la salvación que el bautismo representa dice que el creyente esta EN CRISTO (o sea, dentro). (Usa Romanos 6: 4-6 como texto de evidencia)

3.- EL BAUTISMO DE INFANTES NO REEMPLAZA LA CIRCUNCISIÓN. La Escrituran nunca hace esa conexión. Ellos (los paedobautistas) dicen que la circuncisión es un signo de la fe del Antiguo Pacto, y el bautismo es un signo de la fe del Nuevo Pacto……ESTO ES ALGO SIMPLISTA.

Yo rechazo que la circuncisión sea signo de fe personal. Yo veo la circuncisión como un signo de la depravación del hombre y su necesidad de salvación. Yo veo la circuncisión como UNA SEÑAL ÉTNICA TEMPORAL SOLO PARA EL PACTO CON ABRAHAM, Y NO NECESARIAMENTE ESPIRITUAL.

Yo no veo conexión con el bautismo porque tal como hizo Abraham cuando se circuncido, todos los adultos de su casa se circuncidaron, habría que hacerlo así también con el bautismo y ya vimos que no es así.

El Nuevo Pacto no tiene ninguna señal física temporal. Yo entiendo el Pacto de Abraham como un pacto étnico. Yo veo el N.P mencionado en Jeremías 31: 31-34 como un pacto diferente al pacto de Abraham.

La única conexión que se puede hacer es con el bautismo de Juan que era transicional. Fue un bautismo introductorio, preparatorio para el Mesías. Si se quiere alguna conexión es solo con ese bautismo.

4.- EL BAUTISMO DE INFANTES NO ESTA ACORDE A LA NATURALEZA DE LA IGLESIA. El bautismo de infantes confunde a la naturaleza de la iglesia que es solo para creyentes. El resto de la gente que está en la iglesia, sean bautizados o no, NO SON PARTE DE LA IGLESIA REDIMIDA.
Veo el bautismo de infantes como una evidencia que LA REFORMA FUE INCOMPLETA. Tanto Roma, como Lutero, como los demás reformadores NO ENTENDIERON LA DOCTRINA DE LA IGLESIA DEL NUEVO TESTAMENTO.

5.- EL BAUTISMO DE INFANTES NO ESTA ACORDE CON LA SOTERIOLOGÍA REFORMADA.

He dedicado largos años de mi vida a explicar con claridad el evangelio. La salvación por la sola fe, la regeneración, la justificación, la santificación y encuentro que el bautismo de infantes contribuye a confusión en cuanto a eso. PORQUE NO HAY FE EN LOS NIÑOS, NO HAY COMPRENSIÓN DEL EVANGELIO, NO PUEDEN ARREPENTIRSE.

Lutero comprendió la salvación por fe, pero niños son niños….ellos no pueden comprender.

No hay gracia redentora en el nacimiento, no hay fe, no hay ninguna unión simbólica con Cristo, el único punto que pueden encontrar acerca de esto es la membrecía de la iglesia y esto es diferente a la salvación por fe,….entonces, nada está perdido aun, nada puede cambiar la elección (risas)…..debido a esto hay millones de personas allá afuera, lejos de la salvación, dirigidos por un SÍMBOLO FALSO, y con falsa seguridad en una condición irreal.

Yo siento que hay que concluir la Reforma aquí y esta es la forma de hacerlo: hay 2 caminos frente a nosotros……

Uno es la iglesia institucional con salvados y perdidos. El otro es la gloria de la cruz, la resurrección, identidad real como iglesia de redimidos……EL BAUTISMO ESTA EN MEDIO DE AMBOS…..

Los reformados diciendo: “tradición, tradición, tradición”……”los padres, los padres, los padres” (hace una ligera pausa para referirse al otro grupo…)

“Las escrituras, las escrituras, las escrituras….”

Gracias. (Aplausos y termina su intervención).

Baptism2da. Parte. R.C.Sproul, punto de vista paidobautista.

RESPUESTA DE R.C.SPROUL A JOHN McARTHUR

(Traducción y transcripción del audio, no es literal. Solo los puntos principales del expositor, conforme al tema del bautismo de los niños)

(Nota: el uso que hago de las mayúsculas es para énfasis, ya sea por el peso del argumento, o porque percibo en el tono de R.C.Sproul que él le da énfasis)

[“La pasada semana estuve hablando con alguien que me mostró un brochure de la conferencia y me pregunto:

–      Tu y John McArthur van a tratar el bautismo de infantes??

–      Si…

–      Bueno, …espero que John se enfoque en el tema (risas)

Déjenme decirles algo del John McArthur que conozco, es el hombre que mejor edifica su teología en base a la Escritura, así que mi desafío hoy es grande, tratar de persuadirlo con bases rc-sproulescriturales,…ya que el no me va a dejar hacerlo por la tradición o la autoridad de la iglesia (risas).

Algo que dejo claro John en su conferencia es que en el NT no hay mandamiento EXPLICITO o mención EXPLICITA del bautismo de infantes y yo estoy de acuerdo con el completamente.

Ni el bautismo de infantes está mandado explícitamente como para obedecerlo, como tampoco hay ninguna mención o mandato para prohibirlo o condenarlo.

El tiempo que yo voy a dedicar hoy es para estudiar la relación entre la circuncisión del AT y el bautismo del NT.

Esto se complica un poco cuando alguien dice aquí: “R.C, el bautismo del NT no es la circuncisión, no hay una ecuación entre ambos o una identidad entre ambos”—- cuando yo oigo decir eso me asombro, me impresiono de escuchar algo tan obvio!!!… (Se ríe)….

Nadie en la historia de la iglesia ha dicho eso, de que hay una identidad entre ambos. Nadie en el AT hablo de circuncidar con agua (se ríe)…..es algo obvio!!!!

No se trata de identidad, sino de relación, de continuidad entre la circuncisión del AT y el bautismo del NT. Hay que tener cuidado en los términos técnicos, y ver si hay CONTINUIDAD entre circuncisión y bautismo, y a la vez buscar puntos serios de DISCONTINUIDAD. Por tanto, el asunto es buscar elementos de similitud o relación de CONTINUIDAD, y a la vez de DISCONTINUIDAD. Obviamente los elementos de discontinuidad son que la circuncisión es del AT y el bautismo es del NT. La diferencia es obvia.

Ahora bien….elementos de continuidad, puntos cruciales de continuidad es que es UNIVERSALMENTE ACEPTADO Y CREÍDO (no sé si John está de acuerdo con esto, o no) QUE LA CIRCUNCISIÓN ES EN EL AT LA SEÑAL DEL ANTIGUO PACTO (AP) Y EL BAUTISMO ES LA SEÑAL DEL NUEVO PACTO (NP). Son diferentes, pero ambas son la señal de Pactos que Dios ha hecho con personas. El caso de la circuncisión es la señal del pacto hecho con Abraham. En la teología reformada nosotros discutimos los términos en que Dios hizo este Pacto, como bendice a los descendientes, lo relacionado con la posesión de la tierra y mas……pero aparte de asuntos externos de una herencia física, étnica y nacional es ver que en ese pacto SE COMUNICA UNA PROMESA DE REDENCIÓN. También quisiera discutir sobre lo que se dice que la gente del AT se salvo de una manera diferente a la gente del NT.

Voy a decir algo que nunca antes había dicho en público, algo que yo creo y lo hago en respuesta a la pasión con que John dijo que él ha predicado por muchos años la pureza del evangelio en fiel defensa de la fe,….¿dónde? al lado mío en la trinchera, donde muchas veces no tengo la suerte de saber a quién llamar a que se pare al lado mío a defender algo acerca del evangelio……¿Quién? (se dirige a John McArthur) ¿mi querido John? (parece que John asiente con la cabeza) YES SIR….RIGHT!!….SO, TACTIC TEAM!! (sí señor, que bien!!, entonces somos un team táctico) (RISAS…)

Ahora digo algo que creo realmente:

¡¡LA CIRCUNCISIÓN EN EL AT ES SEÑAL DEL EVANGELIO DE JESUCRISTO!!!

Por qué digo esto? Cualquier cosa que se crea lo que era la circuncisión, esta era LA SEÑAL, EL CENTRO, EL ALMA DE LA PROMESA DE DIOS DE PROVEER REDENCION PARA SU PUEBLO….Abraham creyó esa promesa y le fue contada por justicia. Abraham se gozo de ver el cumplimiento completo de esa promesa en la Historia…..entonces veo algo MUY SIMPLISTA REDUCIR ESTO A ALGO ÉTNICO O NACIONAL.

Yo no creo que la circuncisión era señal de fe EXCLUSIVAMENTE, SIGNIFICA MUCHO MAS QUE FE, PERO NUNCA MENOS QUE FE…..de nuevo, significa más que eso, pero nunca menos que eso, porque la doctrina de la justificación por fe que esta a través de todo el Pacto abrahamico esta descrita en la carta de Pablo a los Romanos caps. 3 y 4 en el NT.

¿Cuándo Abraham recibió la señal? ¿Antes de tener fe o después de tener fe? CLARAMENTE DICE QUE DESPUÉS DE TENERLA….PERO DIOS, MANDO EXPLÍCITAMENTE A PONER LA SEÑAL DEL MISMO PACTO EN LOS HIJOS INFANTES DE ABRAHAM….esto fue comunicado a Isaac, luego a Jacob pero Moisés no puso la señal en su hijo infante y Dios quiso matarlo. Eso es muy importante.

En el AT la señal del Pacto de Redención NO SOLO FUE PERMITIDA PONERLA EN LOS HIJOS DE LOS CREYENTES SINO QUE FUE UN MANDATO DE DIOS PARA SER OBEDECIDO!!!!

El punto es que aunque sea una pequeña porción del significado de la señal de ese Pacto nos dice EXPLÍCITAMENTE, ES ENSEÑANZA BÍBLICA ¡QUE EL DIOS TODOPODEROSO MANDA EXPLÍCITAMENTE QUE LA SEÑAL DE LA FE SEA ADMINISTRADA A PERSONAS QUE TODAVÍA NO LA POSEEN…..ESO ES ALGO MUY SIGNIFICANTE!!!!

Entonces, el punto principal aquí es entender que es enfático en el AT que la señal de la redención es mandada por Dios a ponerse en los niños, no todos los niños indiscriminadamente, pero a los niños de la comunidad del Pacto, la casa visible de la fe, también llamada LA IGLESIA DEL AT.

O sea, se puede tener la señal sin la fe, pero ¿Qué es la señal sin la fe? La persona NO ES JUSTIFICADA POR LA CIRCUNCISIÓN EN EL AT NI POR EL BAUTISMO EN EL NT. Por eso estoy en desacuerdo como mi amigo John, ¡¡estoy absolutamente seguro, 1000% seguro que él está equivocado!!! ¡Positivamente equivocado, y lo voy a demostrar que está equivocado!!!

Hace un par de horas que escuchaba en esta misma mesa que el bautismo es solo para los creyentes, (se dirige a John) ¿tu dijiste eso? (parece que John asiente con la cabeza)…. Right (risas)…..

Yo creo en el bautismo de creyentes, todos los reformados creemos en el bautismo de creyentes. Yo no voy a bautizar a ningún adulto sin que antes haga profesión de su fe, se arrepienta y manifieste creer en Jesucristo. Hay abundantes evidencias bíblicas en el AT, y en el NT de que tanto la circuncisión de adultos como el bautismo son después de profesión de fe.

Hay 12 referencias a bautismos en el NT, 4 de ellas hablan de lo que John tradujo como “bautismo familiar”. El que hubiera niños o no en esos bautizos, ya que no hay ninguna mención explícita, o que es posible o no de que hubieran es para mí estirar demasiado el argumento para entender por qué no se indica algún tipo de continuidad en los principios que nosotros vemos claramente en el AT. Pero yo no voy a tener cuidado o preocupación por el término OIKOS o familiar, porque cada referencia al bautismo de adultos en el libro de los Hechos es 100% completa y totalmente irrelevante para la pregunta en discusión aquí. Ya dije que todos creemos en el bautismo de adultos y que todos creemos que en el bautismo de los adultos es requisito prioritario la profesión de fe para bautizarles, no hay argumento en contra de eso.

Hay un solo argumento sobre esto, que es secundario, no insignificante, porque tiene alguna significancia y es que todos los mencionados en el libro de Hechos son la PRIMERA GENERACIÓN DE CREYENTES.

La pregunta es simple: ¿deben los hijos de los creyentes recibir la señal del Pacto en el NT así como claramente se ve que la recibían los hijos de los creyentes del AT?

….de nuevo, nosotros reconocemos las diferencias entre el AT y el NT. En el punto 1 John dijo que los que recibían la señal del pacto eran varones y presumiblemente la señal del pacto en el NT no es para varones solamente, sino para mujeres también. El punto aquí es que algo bien claro en el NT es que sin dudas EL NUEVO PACTO ES UN MEJOR PACTO QUE EL ANTIGUO PACTO.

Sin dudas, el NP es más inclusivo que el AP.

¿Por qué una práctica que incluye a los hijos de los creyentes, la cual es la señal del pacto de Redención, que se practico por más de 2000 años de pronto en el NT es abrogada, o quitada SIN UNA SOLA MENCIÓN?

La responsabilidad aquí es probar como algo tan importante como la señal del Pacto de Redención y la promesa de Dios tiene un cambio tan radical en la Historia de la Redención. Sin embargo, las referencias históricas de los primeros siglos del cristianismo es que el bautismo de infantes era una práctica universal de la iglesia. Ahora es posible, que en los últimos 100 o 200 años en que toda, o casi toda la iglesia se ha apartado de las practicas apostólicas sin que una voz haya sobrevivido en contra de eso, que a pesar de la montaña de información que sobrevivió a los 3 primeros siglos, acerca de las controversias teológicas, acerca de las diferentes opiniones de los padres (patrística), es muy extraño esta desviación de la pureza de la iglesia apostólica tomo lugar y se extendió a toda la cristiandad sin que una palabra haya sobrevivido. Eso no es argumento para el silencio…. ¡pero es un silencio que da gritos!!!

La razón para que no haya un mandato en el NT fue claramente asumida por cualquier judío creyente, o los primeros cristianos que la misma practica y el mismo principio de incluir los niños de los creyentes en la recepción de la señal del Pacto CONTINUABA PORQUE DIOS NO DIJO QUE ESO DEJARA DE HACERSE.

John menciono el texto de 1Corintios 7:14 acerca del marido incrédulo, la mujer creyente, y como este es santificado y ahí puede haber un pequeño mal entendido para nosotros porque nosotros usualmente decimos SANTIFICACIÓN refiriéndonos al crecimiento en santidad, al progreso de ser conformados a la imagen de Cristo que comienza seguido a la justificación. Pero ese texto no habla de esa santificación. Veamos que quiere decir SANTIFICAR bíblicamente: EL SIGNIFICADO PRINCIPAL ES PONER APARTE, O CONSAGRAR, ES SER PUESTO EN DIFERENTE AMBIENTE AL QUE SE TENIA……vayamos atrás, a lo que dijo Dios a Israel:

“SEAN SANTOS, PORQUE YO SOY SANTO….YO SERÉ SU DIOS, Y USTEDES SERÁN MI PUEBLO”….y Dios se santifico para si mismo una nación, pero no todos en esa nación fueron santificados para ser dignos, pero TODA LA NACIÓN FUE DIGNIFICADA COMO UNA NACIÓN CON VOCACIÓN SANTA. EL LLAMO A UN PUEBLO SANTO, ESCOGIDO POR EL……EL LOS PUSO APARTE.

….entonces, ese texto de que el esposo incrédulo es santificado por la esposa creyente, y la esposa incrédula….bla, bla, bla…..SIGNIFICA QUE ES PUESTO APARTE, NO DICE QUE ES SALVO, SINO PUESTO APARTE….es puesto aparte de algo, de alguna condición ordinaria en la cual estaba, y LA RAZÓN DE ESTA SANTIFICACIÓN DEL INCONVERSO SON LOS HIJOS!!!!

Miren el lenguaje!!…la santificación del cónyuge inconverso es un beneficio de los hijos,….miren el lenguaje!!!: PORQUE SI FUERA DE OTRA MANERA LOS HIJOS SERIAN INMUNDOS, PERO AHORA SON LIMPIOS.

Eso es lo que ha hecho la iglesia por siglos, no ha bautizado indiscriminadamente a cualquier niño, sino a los hijos de al menos uno de los padres que sea creyente.

¡…pero vamos otra vez al lenguaje!!! ….miren la palabra INMUNDOS.

¿Cuál fue la primera referencia de los judíos para entender el concepto de INMUNDOS y LIMPIOS?

El inmundo era el que estaba afuera del Pacto de Dios, era visto como “gentil”. El inmundo era el que estaba fuera de la comunidad del Pacto, que era la comunidad donde la Gracia de Dios se enfocaba, eran los extraños al Pacto.

¡¡SIN DUDA, EL LENGUAJE DE ESTE TEXTO DE CORINTIOS ES UN LENGUAJE DE PACTO!!!, es el lenguaje normal a través de toda la Biblia para referirse a la relación que tenían los que eran introducidos al Pacto de Dios.

En el AT la circuncisión NO ERA LA REDENCIÓN, era la SEÑAL DE LA REDENCIÓN. En el NT el bautismo NO ES LA REDENCIÓN, es la SEÑAL DE LA REDENCIÓN, pero no solo de eso, sino que significa más:

–      Es la señal de limpieza.

–      Es la señal de regeneración.

–      Es la señal de santificación.

–      Es la señal de bautismo del Espíritu Santo.

–      Es la señal de que se es puesto rumbo a Cristo, y cerca de Cristo.

…entonces, cuando vemos todas estas cosas, vemos que son contenidos de la salvación, pero no que automáticamente se es salvo. ESTAS COSAS NO COMUNICAN LA SALVACION, PERO SI COMUNICAN LA REALIDAD DE LAS PROMESAS DADAS A TODOS LOS QUE CREEN EN EL. QUIERE DECIR QUE RECIBEN LA PROMESA DE LA REDENCION CONTENIDA EN EL EVANGELIO.

El sacramento del bautismo es una señal objetiva, física, visible de una promesa hablada. ¡Nosotros proclamamos al mundo LA PRESENCIA DE DIOS EN NUESTROS HIJOS!!!!….ellos no entienden el significado, ellos no entienden que pasa, hasta que se les explique, eso es responsabilidad de los padres y de la iglesia, pero esto es de un valor tremendo!!!!!

¡TU RECIBES LA SEÑAL DE LA PROMESA DE DIOS!!

¡TU RECIBES LA SEÑAL DEL EVANGELIO DE CRISTO!!

Déjenme decirles que significa esto…. ESTO SIGNIFICA QUE, ¡SI CREES ESTA PROMESA DE CRISTO, SERÁS SALVO!!!

Ese es el punto de Calvino, que la señal puede ser administrada ANTES DE LA FE, y DESPUÉS DE LA FE. Abraham la recibió después de creer, pero Isaac la recibió antes de creer.

El que quiera levantar una objeción sobre esto debe tener en cuenta que también debe incluir a Dios en su objeción ya que esto es lo mismo que El hizo desde el AT.

Yo estoy en desacuerdo que la palabra BAPTIZO es solo inmersión. Hay suficientes pruebas textuales en la LXX (Septuaginta) que se usa la palabra BAPTIZO para lavar, para aspersión, diferentes significados, no solo inmersión……en los antiguos sacrificios cuando se tomaba la sangre de los animales y se BAUTIZABA las cosas sagradas, no quería decir que se sumergían profundamente en la sangre…. (risas)…..pero bueno……esto es algo secundario en este tema, lo más importante hoy es COMPRENDER QUE EL BAUTISMO ES IMPORTANTE PARA DIOS.

Cuando yo enseño en el seminario a cierto nivel de estudiantes y llegamos al estudio de la tradición reformada y la tradición bautista, yo hago que los estudiantes me hagan un ensayo sobre el bautismo de infantes, yo no quiero que me pongan lo que creen ellos, sino que me pongan ambos puntos de vista, y estudien el por qué de esos puntos de vista.

….porque……desafortunadamente…… según dijo John…..la mayoría de nosotros seguimos tradiciones, ……así que esta es una buena forma de contrastar lo que dicen nuestras tradiciones con lo que dice Dios, y así ver lo que estamos obedeciendo.

Oremos….

Padre, gracias por tu Palabra. Gracias por las señales que tu nos has dado, que demuestran la veracidad de tu Palabra. Que confiemos en tu Palabra, y en las señales que tú has dado a la iglesia. En el nombre de Jesús, AMEN.

Nota: el debate original en ingles se puede encontrar en el siguiente enlace: http://www.ligonier.org/learn/series/baptism_debate/

LA TEOLOGÍA DEL PACTO

Abraham prayingLa Teología del Pacto enseña la unidad de las Escrituras y el Pacto de Gracia a través de toda la historia. Contempla los pactos como una especie de sub-pactos de un mismo Pacto de Gracia administrado de formas diferentes pero el mismo en esencia y con los mismos principios.

Hace poco hablaba con unos hermanos Bautistas Particulares y me decían que creían en la Teología del Pacto pero que no creían en el Bautismo de niños. Esto para mí fue algo extraño. No entendía que no entendieran y que se les hiciera tan difícil entender la similitud de los pactos si veíamos y entendíamos que era el mismo solo con maneras externas distintas.

Con el tiempo descubrí que los llamados “Bautistas Reformados” tenían su propia Teología del Pacto diferente a la heredada de la Reforma para así mantenerse como credobautistas y engañar a aquellos que querían seguir los postulados verdaderos de la Reforma.

Esta falsa Teología del Pacto es lo más parecido al dispensacionalismo progresivo, amputa la Escritura, rompe con su unidad y pasa por encima los Pactos antiguos para pasar del Pacto de Redención, elaborado en la eternidad, para traerlo al Evangelio, ignorando los pactos previos y la luz que emanan de ellos.

Por este motivo, ignorando el Pacto Eterno de Abraham con su señal sobre los niños bajo la circuncisión, y reemplazado en el evangelio por el bautismo, deducen bajo una interpretación aislada y letrista del Nuevo Testamento que solo los adultos profesantes se pueden bautizar.

Para mayor engaño lo han querido convertir en una especie de pugna entre presbiterianos y bautistas reformados ¡Nada más lejos de la verdad! La Reforma es mucho más que denominaciones y su teología es clara, por no hablar de la inconsistencia de autodenominarse “Bautista Reformado”, porque la Reforma en sí rechazó a aquellos que rechazaban el bautismo de los niños de padres cristianos. Es como autodenominarse pentecostal y decir que no cree en la vigencia de las lenguas o las imposiciones de manos para sanidad divina.

Con todo, sobra decir que quien quiera seguir esta forma de Teología del Pacto es libre de hacerlo, pero es necesario que todos sepan que no es la verdadera Teología del Pacto heredada de la Reforma bajo el fundamento de los apóstoles y profetas de nuestro Señor Jesucristo.

Para concluir cito la Confesión Reformada de Westminster:

7. Del Pacto de Dios con el hombre
V. Este pacto era ministrado de un modo diferente en el tiempo de la ley y en el del Evangelio. Bajo la ley se ministraba por promesas, profecías, sacrificios, la circuncisión, el cordero pascual y otros tipos y ordenanzas entregados al pueblo judío; y todos señalaban al Cristo que había de venir, y eran suficientes y eficaces en aquel tiempo por la operación del Espíritu Santo, para instruir y edificar a los elegidos en fe en el Mesías prometido, por quien tenían plena remisión de pecado y salvación eterna. A este pacto se le llama el Antiguo Testamento.

¡Dios les bendiga!

Juan Sanabria Cruz
– Pastor –

Existe un criterio promedio de que la idea o comprensión de los sacramentos no es esencial. El entendimiento de los sacramentos dejados a la iglesia sí es importante. No es lo mismo creer que es un sacramento a creer que solo es una ordenanza. No es lo mismo obedecer a Dios tal y como El lo ha mandado, a obedecer a Dios de acuerdo al criterio del que obedece. Yo considero que el entendimiento de los sacramentos (bautismo y cena) nos da la medida de como estamos entendiendo el Pacto de Gracia que Dios hizo con su pueblo que es la Iglesia.

A continuación les comparto a los lectores un estudio doctrinal acerca del bautismo de los niños, escrito por Francis Shaeffer. Si yo hubiera tenido este estudio a mano en el tiempo que Dios me llevo a comprender la doctrina de los sacramentos, y propiamente del bautismo de los hijos, hubiera sido mucho mas rápido el entendimiento de estos temas, porque este estudio fue hecho con una validez bíblica excepcional, y con un nivel explicativo al alcance de todos. Aunque no puedo quejarme de los maestros que tuve, porque considero que son los dos mejores sistematizadores que he conocido, uno fue Juan Calvino, teólogo de la Reforma, y el otro…..el otro, ahhhh, me reservo el nombre,  porque en verdad no me gustaría discutir con el por mencionarlo al lado del gran reformador de Ginebra. Lectores…!!!! entonces ustedes me llevan ventaja!!! con este estudio de Shaeffer el entendimiento de esta doctrina se les hará mucho mas fácil.

________________________________________________

Bautismo de Infantes

Francis A. Schaeffer (1912-1984)

 

A modo de introducción, hay varias cosas que debemos enfatizar al empezar este estudio.

1. Nosotros no creemos en la Regeneración Bautismal. Permítanme recordarles que la

regeneración bautismal era la cuestión de los sacramentos en que Calvino y Lutero

difirieron durante el Período de la Reforma. Para Calvino, y aquellos que lo han seguido, lo importante es que el individuo venga directamente a Cristo para la salvación. Con respecto al bautismo, los que somos Presbiterianos, estamos primariamente interesados no en el agua del bautismo sino en el bautismo del Espíritu Santo, el cual se lleva a cabo cuando el individuo acepta a Cristo como su Salvador personal.

Nuestra Confesión de Fe, Capítulo 28, Sección 5, clarifica que nuestros estándares

subordinados no enseñan la Regeneración Bautismal: “Aun cuando el menosprecio o descuido de este sacramento sea un pecado grave, sin embargo, la gracia y la salvación no están tan inseparablemente unidas a ella, de manera que no pueda alguna persona ser regenerada o salvada sin el bautismo, o que todos los que son bautizados sean indudablemente regenerados”.

Entonces digamos nuevamente, de una vez por todas, nosotros no creemos en la

Regeneración Bautismal.

2. Además, como introducción, permítanme recordarles que nadie tiene que aceptar

nuestra concepción del bautismo para unirse a nuestras iglesias. La puerta para la

membrecía en estas iglesias locales visibles descansa sobre la profesión creíble de fe del individuo en el Señor Jesucristo como su Salvador personal.

3. Históricamente, los Presbiterianos no le han dado demasiada importancia al bautismo. Sin embargo, si nunca lo enseñamos o predicamos, la gente olvida los hechos bíblicos sobre los cuales nuestra visión del bautismo descansa. No debemos concederle una importancia mayor que a otra enseñanza, no es el centro de nuestra teología, pero tampoco debemos fallar en enseñarlo en su propio lugar.

4. A veces la gente dice creer en nuestra posición doctrinal del bautismo, pero no lo

practican debido al abuso de la Iglesia Católica Romana. Si éste es un razonamiento

válido, entonces abandonemos todo uso de la Cena del Señor, porque el corazón del error clásico Católico Romano ha sido su enseñanza con respecto a la Misa.

Además, déjenme recordarles que los Cambelitas, “la Iglesia Cristiana”, quienes

practican el bautismo por inmersión y el bautismo de adultos, comparten el mismo error

con respecto a la Regeneración Bautismal con la Iglesia Católica Romana. Por tanto,

sobre este razonamiento, aquellos que son Bautistas deberían abandonar la inmersión y el bautismo de adultos.

Todavía más, hay muchos modernistas destacados que son Bautistas. Así pues, el abuso del bautismo por varios partidos no prueba nada de ninguna manera.

5. Finalmente, como introducción, permítanme recordarles que tenemos buen

compañerismo con nuestros hermanos Bautistas. Todos comprendemos que la posición doctrinal del bautismo que tengamos no debe ser el factor determinante de tal

compañerismo. Inclusive, aquellos que son Bautistas son bienvenidos a la Mesa del Señor en nuestra iglesia, y alabo a Dios que seamos bienvenidos a la Mesa del Señor en muchas de las iglesias de nuestros hermanos Bautistas. Así es como debe ser. Sin embargo, eso no quiere decir que seamos tibios o indiferentes en nuestra concepción del bautismo.

Creemos que nuestra perspectiva del bautismo es bíblica, y que la posición del bautismo por inmersión solamente, o para adultos solamente, es un error.

 

INMERSIÓN

Primero, con respecto a la inmersión, permítanme decir que, personalmente, practicaría el bautismo por inmersión si el individuo desea este modo del bautismo. Segundo, es bueno recordar que la Iglesia Católica Griega y ciertos grupos de los Hermanos han bautizado por inmersión a bebés como también adultos, y por eso es que no hay un vínculo necesario entre el modo del bautismo usado y la pregunta del bautismo de infantes.

Nunca he bautizado por inmersión a un infante, pero no rehusaría hacerlo.

De hecho, de la evidencia de las Catacumbas antes del 200 D.C., parecería probable que la efusión, rociamiento, pudo haber sido el modo más común del bautismo en la iglesia primitiva. Es decir, ellos se paraban en el agua y después se les rociaba agua en la cabeza.

Nuestra posición en cuanto al modo del bautismo es que la inmersión no es el único

modo.

Las palabras baptizo y bapto en el Griego clásico se usan con gran latitud. Ni tampoco se puede decir de estas palabras que siempre signifiquen sumergir. En la Septuaginta, la traducción Griega del Antiguo Testamento, la palabra “bautizar” se usa de tal manera que posiblemente no siempre podría significar inmersión. Por ejemplo, en Daniel 4:23 en la Septuaginta, se dice que Nabucodonosor fue bautizado con rocío. Ciertamente uno no diría que fue sumergido en el rocío.

En el uso del Nuevo Testamento de la palabra, igualmente es cierto que la palabra

‘bautizar’ no siempre puede significar inmersión. Por ejemplo, en Hebreos 9:10, leemos:

“ya que consiste sólo de comidas y bebidas, de diversas abluciones, y ordenanzas acerca de la carne, impuestas hasta el tiempo de reformar las cosas”.

La Reina-Valera 1960 usa “abluciones” en vez de “bautismos”, pero el griego dice “bautismos”. Este pasaje se refiere a las purificaciones ceremoniales del Antiguo Testamento, tales como la vaca alazana, y el Día de la Expiación. Estas purificaciones del Antiguo Testamento nunca fueron por inmersión, sino que siempre por rociamiento. Noten cómo Hebreos 9 mismo, versículos 19 y 21, enfatiza el hecho de que las purificaciones ceremoniales del Antiguo Testamento eran por rociamiento.

1 Corintios 10:1, 2 es otro pasaje: “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que

nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar”. En este caso, los judíos ciertamente no fueron sumergidos.

Marcos 7:4: “Y volviendo de la plaza, si no se lavan, no comen. Y otras muchas cosas hay que tomaron para guardar, como los lavamientos de los vasos de beber, y de los jarros, y de los utensilios de metal, y de los lechos”. Nuevamente, en la Reina-Valera 1960, la palabra “lavamientos” es usada, pero el griego nuevamente es “bautismos”. Si bautizar significa sumergir, quiere decir que los judíos, cada vez que ellos volvían del mercado, tenían que llenar una tina con agua y meterse en ella, cabeza y todo el cuerpo. Esto es imposible, porque la mayoría de ellos no tenían tal alojamiento en sus casas.

Además, este pasaje también diría que ellos constantemente sumergían sus lechos.

Obviamente esto, otra vez, es imposible. Decir que ellos constantemente sumergían en

agua sus lechos, incluso si ellos usaban camas plegables, es una sin razón.

Al menos tres de los bautismos mencionados en el Nuevo Testamento son difíciles de

imaginar como si fueran inmersiones. El eunuco fue bautizado en un camino del desierto.

El carcelero fue bautizado a la media noche. Tres mil fueron bautizados en el Día de

Pentecostés. Es fácil ver cómo estos bautismos se llevaron a cabo si el rociamiento o

aspersión fueron usados; es difícil si la inmersión era aceptada como el único modo.

 

Argumentos Bautistas

El argumento bautista de que “Jesús se sumergió en el agua y salió del agua” no significa nada. Un año nos fuimos de vacaciones a la orilla del mar. Una de mis hijitas descendía al agua y salía de ella todos los días, pero ella no metía la cabeza en el agua para nuestra total persuasión. El simple hecho es que el significado de este pasaje es completamente correcto si Jesús descendía al agua hasta que sus pies estuvieran en el Jordán.

En cuanto a Romanos 6:3-4a: “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo”. Este pasaje no puede usarse para probar la inmersión. En primer lugar, si se toma como significando bautismo de agua, muchos de nosotros creemos que prueba demasiado, y que entonces lógicamente tendríamos que creer en la Regeneración Bautismal. Sin duda, no es el bautismo de agua que nos bautiza en la muerte de Cristo, sino el bautismo del Espíritu Santo. En segundo lugar, sin embargo, inclusive si este pasaje se entiende que significa bautismo de agua, este pasaje significa más de lo que la totalmente inadecuada representación de la sepultura de ir bajo el agua puede dar. Lo que estos versículos enseñan es la grandiosa y maravillosa realidad de que, cuando aceptamos a Cristo como nuestro Salvador, en verdad hemos muerto con Él.

Estas cosas son suficientes para mostrar que la Palabra de Dios no enseña que el

bautismo tiene que ser por inmersión únicamente.

Finalmente, con respecto a este asunto de la inmersión solamente, les recordamos que si la inmersión es el único modo, entonces la catolicidad de los sacramentos es destruida. La Cena del Señor obviamente puede ser dada en cualquier parte. El rociamiento puede ser realizado en cualquier parte, pero si el bautismo es por inmersión solamente, hay muchas partes del mundo en que a los cristianos se les tiene que negar este sacramento. Aquellos en el desierto, aquellos en la tierra del frío sin fin, y aquellos sobre las camas de la enfermedad no pueden ser bautizados por inmersión, inclusive si ellos quieren.

El hecho es que la posición de que el bautismo es por inmersión únicamente es

insostenible.

 

BAUTISMO DE INFANTES

Nosotros creemos que aquellos que son Bautistas no tienen más fundamentos bíblicos

para enseñar el bautismo de adultos solamente que los argumentos que tienen para

enseñar el bautismo por inmersión solamente.

Al iniciar nuestra reflexión sobre esta materia, pongámonos en la posición de un judío

que ha sido salvo en la era de la iglesia primitiva. Él es un judío, y ahora él ha puesto su fe en el Señor Jesucristo. Su mente no ha cambiado de la noche a la mañana, y ciertas grandiosas verdades que su pueblo ha conocido y creído por dos mil años están muy presentes en su pensamiento.

 

Salvación por Fe Solamente

Primero que todo, un judío salvo en la era de la iglesia primitiva comprendería que así

como él había sido justificado por fe solamente, así también Abraham había sido

justificado por fe solamente dos mil años antes. Romanos 4:1-3 clarifica esto

abundantemente: “¿Qué, pues, diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne?

Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con

Dios. Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por

justicia”. Gálatas 3:6 es definitivo: “Así Abraham creyó a Dios, y le fue contado por

justicia”.

El hecho es que la Biblia cuidadosamente enfatiza que Abraham fue justificado por la fe

y nada más, tal y como nosotros somos justificados. Es un serio error creer que alguien en alguna dispensación, ha sido o puede ser salvo de alguna otra manera que por la fe

solamente. La obediencia religiosa o moral no tiene lugar en cuanto tiene que ver con la salvación personal en cualquier dispensación. Noten que son los escritos de Pablo que acentúan este hecho tan claramente.

El Pacto es Inmutable o la Unidad del Pacto

En segundo lugar, el judío salvo en los días de la iglesia primitiva entendería que el Pacto hecho con Abraham es inmutable, es decir, incambiable. Hebreos 6:13-18: “Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo, diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente. Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa. Porque los hombres ciertamente juran por uno mayor que ellos, y para ellos el fin de toda controversia es el juramento para confirmación. Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento; para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros”.

Este pasaje es muy definitivo en que, primero, el Pacto hecho con Abraham es

incambiable, y de que, segundo, nos incluye a nosotros que somos salvos en esta

dispensación.

El Pacto es Primariamente Espiritual

Este judío recordaría también que el Pacto hecho con Abraham era primariamente

espiritual. Para aquellos de nosotros que somos gentiles salvos en esta era, las promesas nacionales hechas a los judíos no se aplican, pero las promesas espirituales sí se nos aplican. Romanos 4:16 es claro con respecto a esto. El versículo 13 nos dice

definitivamente que Dios está aquí hablando de la promesa a Abraham, y sin embargo el versículo 16 es igualmente claro de que nosotros, los gentiles salvos en esta era presente, somos el cumplimiento de esa promesa. “Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros”. Por tanto, la promesa no puede ser ante todo nacional, sino espiritual. Gálatas 3:7, 8, 13, 14 y 25 nos dice exactamente la misma cosa. Nosotros, los cristianos gentiles, somos el cumplimiento de la promesa hecha a Abraham; por tanto, (aunque hay una porción natural y nacional del pacto Abrahámico) la promesa no es ante todo nacional sino espiritual. Estos pasajes también muestran que hay una unidad espiritual en todas las dispensaciones.

Gálatas 3:17 clarifica abundantemente que la promesa espiritual hecha a Abraham no fue derogada por la entrega de la Ley Mosaica cuatrocientos treinta años después. La unidad espiritual no fue quebrantada por la entrega de la Ley en el Sinaí.

Este nuestro judío, por tanto, tendría en su mente que Abraham fue salvo de la misma

manera como somos salvos nosotros; y que la promesa hecha a Abraham es Inmutable y primariamente espiritual; y además, tendría en su mente que quienes son salvos en esta dispensación están incluidos en esa promesa. Él tendría en su mente la Unidad del Pacto.

La Señal Exterior

Este judío cristiano también recordaría que la promesa espiritual en los días del Antiguo

Testamento fue sellada con una señal física.

Romanos 4:10-11a: “¿Cómo, pues, le fue contada? ¿Estando en la circuncisión, o en la incircuncision? No en la circuncisión, sino en la incircuncision. Y recibió la circuncisión como señal, como sello de la justicia de la fe que tuvo estando aún incircunciso”.

Este pasaje dice que Abraham fue justificado por la fe, y de que después que él fue justificado, la circuncisión le fue dada como un sello de la justicia por medio de la fe antes de que fuera circuncidado.

El Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento nos recuerdan también del mismo modo

que la circuncisión de la carne era una señal exterior de la verdadera circuncisión del

corazón. En otras palabras, que la verdadera circuncisión era algo espiritual.

Deuteronomio 10:16 lee: “Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón, y no

endurezcáis más vuestra cerviz”.

Romanos 2:28, 29 dice lo mismo: “Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en el espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.”

 

Por tanto, la circuncisión era ante todo espiritual.

Además de esto, nunca tenemos que olvidar que la circuncisión no solamente es una

señal a través de los años de la fe de Abraham, sino que es una señal de la fe del padre individual. El caso del prosélito y su hijo prueba esto. Éxodo 12:48: “Mas si algún extranjero morare contigo, y quisiere celebrar la pascua para Jehová, séale circuncidado todo varón, y entonces la celebrará, y será como uno de vuestra nación; pero ningún incircunciso comerá de ella.” En otras palabras, cuando un gentil llegaba a ser un verdadero creyente en el Dios viviente y quería tener parte en las observancias religiosas de la Pascua, primero que todo él tenía que ser circuncidado, pero todos sus hijos tenían que ser circuncidados también. De este modo, la circuncisión era la señal de la fe personal y no solamente la fe de Abraham.

Por tanto, este judío, salvo en la era de la iglesia primitiva, recordaría no solamente que la promesa hecha a Abraham era primariamente espiritual, sino que el sello exterior, que fue dado para mostrar la fe individual, debía ser también primariamente de significado espiritual.

Esto, por supuesto, es exactamente lo que el Bautismo en el Nuevo Testamento es; y, por tanto, la circuncisión en el Antiguo Testamento era en esa dispensación lo que el

bautismo es en ésta. Colosenses 2:11-12 es la prueba final de esto: “En él también fueron circuncidados,…, en la circuncisión de Cristo; sepultados con él en el bautismo”.

Siendo esto así, la Biblia declara que la circuncisión del Antiguo Testamento era lo que el bautismo es en el Nuevo Testamento.

La Señal Aplicada a los Infantes

Ahora, sin embargo, comprendiendo que el bautismo en el Nuevo era lo que la

circuncisión era en el Antiguo, el judío de quien estamos hablando, y quien fue salvo en

los primeros días de la era cristiana, sabría también que, en el Antiguo Testamento, la

circuncisión como una señal de la fe personal era aplicada no solamente al creyente

mismo, sino que también a todos los bebés varones en la casa.

Al aplicarse esta señal a los bebés varones en el Antiguo Testamento, la circuncisión era todavía primariamente espiritual y no solamente nacional. La señal fue aplicada no

solamente a Isaac quien era el solo representante de la bendición racial, sino también a

Ismael. Deuteronomio 30:6 hace claro que la circuncisión del niño era ante todo espiritual tal y como lo era la circuncisión del adulto: “Y circuncidará Jehová tu Dios tu corazón, y el corazón de tu descendencia, para que ames a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas”.

El judío que vivía en los primeros días del Nuevo Testamento sabría algo más. Él sabría que en el Antiguo Testamento habían dos grandes ordenanzas: la Pascua y la

Circuncisión. 1 Corintios 5:7-8, como también el hecho de que Cristo instituyó la Cena

del Señor en el tiempo de la comida de Pascua, hace claro que la Cena del Señor

sustituyó a la Pascua. Colosenses 2:11-12 y los otros hechos que hemos considerado dan evidencia de que el bautismo tomó el lugar de la circuncisión.

Siendo así todas estas cosas, sería imposible para el judío salvo no esperar que, como en el Antiguo Testamento la señal del Pacto era aplicada al niño del creyente, así también la señal de su fe, el bautismo, de la misma manera debía ser aplicada a su niño.

¿Por qué esperaría menos en esta dispensación de la plenitud de lo que él hubiera poseído en la era del Antiguo Testamento?

 

La Práctica del Nuevo Testamento

Estas preguntas serían todavía más agravadas por lo que este judío mismo habría oído

que se enseñaba en el Nuevo Testamento. Por ejemplo, él habría oído a Pedro en su

sermón en el Día de Pentecostés, Hechos 2:38, 39: “Pedro les dijo: Arrepentíos, y

bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos, para cuantos el Señor nuestro Dios llamare”.

Recuerden, Pedro le dijo esto a los judíos, judíos quienes estaban acostumbrados a tener la señal exterior de su fe aplicada a sus hijos.

Con todas estas cosas en mente, él judío esperaría que su hijo fuera bautizado. Si se le

hubiere rehusado, ¿qué hubieras hecho en su lugar? Les hubieras preguntado a los

Apóstoles por qué. Lo mismo hubieran hecho miles de judíos en ese día. La pregunta se hubiera hecho en sus cientos de reuniones; y Pedro, Juan, Pablo y los otros se hubieran sentado a escribir en sus epístolas para clarificar el asunto, tal y como ellos respondían a otras preguntas que surgían. El Nuevo Testamento hubiera contenido la respuesta clara en cuanto a por qué en el Antiguo Testamento la señal del Pacto era aplicada a los infantes de los creyentes, pero en el Nuevo Testamento debía ser retenida de ellos.

La única posible razón por la que el Nuevo Testamento no trata con este problema es que el problema no existía. La única posible razón de que no hubiera problema en la mente de los judíos era que los judíos creyentes sí aplicaron la señal del pacto a sus hijos. Ellos bautizaban a sus bebés así como los habían circuncidados en la dispensación del Antiguo Testamento.

A la luz de la enseñanza de toda la Biblia, para que no bauticemos a los niños tendría que existir un mandamiento evidente en la Escritura para no hacerlo así. En vez de ello, el énfasis es todo lo contrario. De los siete casos del bautismo en agua mencionados en el Nuevo Testamento, tres eran familias. Alguien diría, “Pero no dice que habían infantes involucrados”. Quiero señalarles que a la luz de la expectación natural del judío salvo, si los bebés no debían ser bautizados, la Escritura hubiera clarificado que ése era el caso.

Dios trata con familias en el Antiguo Testamento y en el Nuevo Testamento también. La

promesa hecha al carcelero de Filipos, Hechos 16:31b, “…y serás salvo, tú y tu casa” adecuadamente demuestra esto. No importa que interpretación tengamos, de manera personal, en relación a este pasaje, ciertamente Dios aquí nos muestra que Él trata con familias no solamente en el Antiguo Testamento sino en el Nuevo Testamento también.

No olvidemos esto, el uso que Dios hace de las señales se halla en todas las áreas. Él le dio a Noé el arco iris, le dio la circuncisión y la Pascua al judío del Antiguo Testamento.

Le ha dado a la iglesia visible en esta era los sacramentos del Bautismo y la Cena del

Señor.

El cambio dispensacional de la Circuncisión al Bautismo no es más que el cambio del

séptimo día al primero como el día de adoración.

 

Historia de la Iglesia

La historia de la iglesia continúa con la misma lección con respecto al bautismo de

infantes. Orígenes nació alrededor del 180 D.C. y fue bautizado al ser un infante.

Recuerda, esto fue ochenta años, o menos, después de la muerte del Apóstol Juan.

Inclusive hay referencias más tempranas que parecen hablar del bautismo de infantes,

pero no hay ninguna duda en el caso de Orígenes. Los primeros que argumentaron en

contra del bautismo de infantes, por ejemplo Tertuliano, no lo hicieron como si fuera una nueva práctica que se hubiera producido, sino que lo hicieron porque habían llegado a una posición no bíblica de que uno debe esperar justo hasta antes de la muerte para ser bautizado. Sus argumentos, por consiguiente, son prueba incidental de que la iglesia bautizaba a los infantes desde el principio, porque, si hubiera sido una innovación, estos hombres que se oponían al mismo, debido a sus perspectivas no bíblicas, se hubieran deleitado en señalar que el bautismo de infantes no era una práctica Apostólica.

San Agustín, escribiendo con respecto al bautismo de infantes, dijo: “Esta doctrina es sostenida por toda la iglesia, no como instituida por los concilios, sino siempre retenida”.

Aquellos que enseñarían que la práctica de la iglesia primitiva no era el bautismo de

infantes deberían de ser capaces en demostrar cuando inició en la historia de la iglesia.

No existe tal espacio registrado.

A la luz de esto, la exigencia de que el bautismo de infantes es un producto de la Iglesia Católica Romana está completamente equivocada.

Por consiguiente, por casi cuatro mil años hasta ahora, desde el día de Abraham, aquellos que han sido salvos por la fe han sido marcados por el mandato de Dios por medio de una señal externa, y esta señal externa ha sido aplicada, sin interrupción, no solamente a ellos sino también a sus hijos.

Creemos en el Bautismo de Infantes debido a la unidad de las promesas espirituales en

todas las dispensaciones. Las promesas nacionales son solamente para los judíos, pero existe una unidad de las promesas espirituales a través de toda la Palabra de Dios. La base de esta unidad es el gran hecho central de la Escritura de que todos los hombres de todas las eras son salvos sobre la base de la obra consumada de Cristo por medio de la fe en Él, más ninguna otra cosa, o entonces ellos no son salvos en lo absoluto. Esta unidad espiritual no disturba el hecho de las diferencias entre las diferentes eras, ni disturba nuestros privilegios peculiares como aquellos que somos salvos y vivimos en esta era.

Argumentos Bautistas

Examinemos los argumentos Bautistas usuales en contra del bautismo de infantes.

a) “Cree y sé bautizado”. Noten que lo mismo se dijo en efecto a Abraham con

respecto a la circuncisión, “Cree y después sé circuncidado”, pero es

completamente claro que la señal de esta fe personal fue aplicada también a su

hijo. Además, en el caso de los primeros días de la era cristiana, todo el que creía

era por necesidad un adulto bautizado, porque, la enseñanza del Nuevo

Testamento siendo nueva, nadie hubiera sido bautizado previamente como infante.

Lo mismo es cierto de cualquier campo misionero de cualquier época. No hay

infantes bautizados hasta que hay padres cristianos.

b) Con frecuencia aquellos que son Bautistas preguntan por qué bautizamos tanto a

niños como niñas, cuando solamente los hombres eran circuncidados en el

Antiguo Testamento. Gálatas 3:28 provee la respuesta: “Ya no hay judío ni griego;

no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús”.

c) A veces se pregunta, “Si el bautismo tomó el lugar de la circuncisión, ¿por qué el

bautismo y la circuncisión siguieron existiendo uno al lado del otro por un tiempo

entre los cristianos judíos?” Muchos creyentes judíos en la iglesia cristiana

primitiva guardaban varias prácticas del Antiguo Testamento al menos hasta el

tiempo de la destrucción de Jerusalén. En la medida que éstas prácticas no eran

consideradas como que añadían algo a la obra consumada de Cristo para la

salvación personal, eran permitidas. Noten en este respecto la circuncisión de

Timoteo por parte de Pablo, Hechos 16:3, y también la participación de Pablo en

la adoración del Templo, Hechos 21:20, 26. La Biblia dice que Pablo hizo estas

cosas por el bien de los judíos creyentes quienes aún guardaban estas prácticas.

Por tanto, la respuesta en cuanto a por qué el bautismo y la circuncisión y el

bautismo existían juntamente por un tiempo es que esto era parte de la

clarificación gradual de los cambios dispensacionales.

d) Tal vez al argumento Bautista más usado es que no hay un mandamiento

definitivo en la Escritura para bautizar a los bebés. Tampoco no hay un

mandamiento en la Escritura para cambiar el día de adoración del séptimo día al

primero. En ciertas partes de los Estados Unidos, hay un pequeño grupo conocido

como los Bautistas del Séptimo Día. Siento que ellos están equivocados en ambas

cosas, pero al menos ellos tienen la virtud de la consistencia. Para ser

consistentes, todos los Bautistas deben adorar en el séptimo día.

CONCLUSIÓN

En conclusión, al bautizar a nuestros bebés, entendamos que no es un asunto de magia.

Como padres, lo que hacemos es entrar en pacto con Dios de ser fieles hacia el niño-a. Es el trabajo de los padres entrenar al niño-a. Es el privilegio de los padres en muchos casos guiar al niño-a a Cristo. Los padres cristianos no deben depender de los servicios evangelísticos de la iglesia cuando el niño-a llegue a ser un adolescente, o incluso un adulto, para conducirlo a Cristo. El pequeñito debe aprender acerca de Jesucristo de sus padres desde su niñez temprana, y en muchos casos cuando es todavía un niño-a debe ser conducido a una aceptación personal del Señor Jesucristo como su Salvador por parte de su padre o su madre.

Aprovechemos este privilegio dado por Dios del bautismo de infantes. El corazón de los

padres cristianos, movidos y guiados por la morada del Espíritu Santo, tiene un estímulo natural de traer a su niño-a a Dios. Esto es muy fuerte que hasta aquellos que son Bautistas han llegado al lugar de la dedicación de sus niños. No hay un mandamiento para la dedicación o presentación de los niños en el Nuevo Testamento, pero el padre salvo siente un impulso a esto que incluso la mayoría de las iglesias Bautistas por necesidad tienen servicios de dedicación o presentación para los niños.

Ellos no están mal en esto – su único error es que ellos no llegan hasta las últimas consecuencias.

No fallemos en entender todo lo que Dios quiere que hagamos y tengamos como padres cristianos. Si eres cristiano, tu hijo-a es un hijo-a del pacto, y Dios quiere que él-ella tenga la señal de compromiso del Pacto. Como un padre nacido de nuevo, es tu privilegio aplicar el bautismo a tu hijo-a.

En el Antiguo Testamento, Dios disciplinó a aquellos que no circuncidaban a sus hijos.

Moisés y Séfora descubrieron esto para su pesar. Dios no trata con su pueblo en esta era de esa manera. Nadie nos mata por recoger leña en el Día del Señor, pero no obstante guardamos el Día del Señor porque amamos a nuestro Señor. No se nos mata en esta era por no bautizar a nuestros hijos, pero no obstante debemos hacerlo porque Dios quiere que lo hagamos. El Bautismo de tus infantes es parte de tu privilegio como cristiano.

Tómalo con acción de gracias juntamente con las otras buenas cosas que Dios te da.

 

Preguntas Hechas Públicamente a los Padres Antes que el Infante sea Bautizado

1. ¿Reconocen que son salvos a través de la fe en Cristo, y no a través de algo que

hayan hecho o que harán, sino simplemente a través de su fe en la obra

consumada de Cristo en la cruz del Calvario – al morir en el espacio y el tiempo

en la historia?

2. ¿Entienden que ésta no es una ordenanza salvífica y que este niño-a tendrá que

aceptar a Cristo como su propio Salvador al llegar a la edad de la responsabilidad?

3. ¿Han hecho un pacto de Dios de retornarle este niño-a a Él, de tal manera que si

Él ve apropiado en su providencia llamar a este niño-a a su presencia, ustedes no

se quejarán contra Él, o si el niño-a crece a la adultez y es llamado a alguna forma

de servicio cristiano especial, ustedes no se opondrán sino que más bien lo

animarán?

4. ¿Entienden que este sacramento no es un asunto de magia, sino que en él ustedes

entran en pacto con Dios y con el pueblo de Dios, de ser fieles en su vida familiar

para Cristo al vivir en este pacto delante de Él, y que harán todo lo posible

personalmente para guiarlo-a a un conocimiento salvífico de Cristo en una edad

temprana?

________________________________________________________________

Nota aclaratoria: Estimados lectores, al copiar el estudio del documento original y pasarlo a traves del corredor de texto del blog sufrio algunas variaciones en el espaciado y la configuracion, las cuales son ajenas a nuestra voluntad, por lo cual pido disculpas a los lectores si esto les causa alguna molestia en la lectura del documento. La importancia y el contenido del estudio bien merece la pena dejar a un lado las imperfecciones de este mundo cibernetico, o el desconocimiento del que lo copio.  Gracias por vuestra gentileza y comprension.  🙂